Avatares: La cantera de Hernández Ochoa


Por Irene Arceo Muñoz, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

LOS EX GOBERNADORES (I)

Después del citadino don Rafael Murillo Vidal llegó a la principal silla del palacio de gobierno de Veracruz el abogado de estilo campirano y sonrisa agradable, Rafael Hernández Ochoa quien fue mandatario de esta entidad del 1 de diciembre de 1974 al 30 de noviembre de 1980.

Básicamente, a Hernández Ochoa siendo secretario del Secretario del Trabajo y Previsión Social e n e l gobierno federal de Luis Echeverría Álvarez, le toco vivir todos los avatares significativos de la política moderna que fincó las bases para el actual escenario nacional; de hecho en los 70 ‘s al dejar su cargo para ser diputado federal y de ahí construir una plataforma para buscar el gobierno de Veracruz, lo sustituye en su cargo federal el polémico político Porfirio Muñoz Ledo quien más tarde – después de varios disfrutes y excesos de poder- abandona e l PRI y forma el PRD al lado de Cuauhtémoc Cárdenas.

El gobernador Rafael Hernández Ochoa

El abogado Rafael Hernández Ochoa nació el 4 de junio de 1915 en Santa Gertrudis, municipio de Vega de Alatorre, Veracruz y se supo que falleció en un accidente carretero -rumbo a Querétaro donde vivió los últimos años de su vida- el 18 de mayo de 1990.

Según sus datos biográficos cursó su instrucción primaria en la Escuela Enrique C. Rébsamen y, terminó sus estudios de secundaria y preparatoria en la Escuela de Bachilleres de la Ciudad de Xalapa. De 1938 a 1941 estudió Leyes en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México. En las décadas de los 40´s y 50 ´s litigó Derecho Administrativo y laboral.

ECOLOGISTA, POLÍTICO Y OJO ALEGRE

Amante del campo, la ecología, la política y buen ojo alegre, Hernández Ochoa fue Presidente de la confederación Nacional Ganadera y Jefe del Departamento Jurídico del Gobierno del estado de Veracruz. De 1958 a 1970; trabajó en la Secretaría de Gobernación Federal primero: como secretario Auxiliar del subsecretario, y también fue subdirector General de Población, director General de Administración, director general de Investigaciones Políticas y Sociales hasta llegar a Subsecretario de Gobernación y en otras áreas fue miembro del Consejo Nacional de Turismo.

El 1° de diciembre de 1970, el Presidente de la República, Luis Echeverría Álvarez lo designó Secretario de Trabajo y Previsión Social y desde esta importante posición se enfiló a convertirse en Diputado Federal por el V Distrito Electoral Federal de Veracruz a la XLIX Legislatura, donde se convirtió en Presidente de la Cámara de Diputados y Vicepresidente de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión.

Planchadito, y una vez que el presidente del nacional del PRI Don Jesús Reyes Heroles vetó la candidatura de quien era la opción local: Manuel Carbonel de la Hoz, el 4 de mayo de 1974 Rafael Hernández Ochoa resultó electo candidato por el Partido Revolucionario Institucional para ocupar la Gubernatura de Veracruz y con esa tirada de línea, se volteó la cargada a su favor.

Cesar Augusto Vázquez Chagoya, el informado periodista, quien ha escrito sobre las características personales de Hernández Ochoa

El informado colega César Augusto Vázquez Chagoya señala que Hernández Ochoa basó su política en el respeto a la constitución, la ecología y la formación de jóvenes políticos, a quienes dio altas responsabilidades, algunos de ellos hoy militan en partidos opositores al PRI.

Con espíritu innovador el gobernador introdujo como política pública la materia de ecología, para lo que creó la secretaria de Ecología donde estuvo al frente la arquitecta Gela Frutis.

También en su sexenio tuvo gran auge la Universidad Veracruzana con el inteligente rector Roberto Bravo Garzón, empeñado en proyectar a la Máxima Casa de Estudios del estado en el ámbito nacional a través de la descentralización de la academia, las artes y la difusión cultural. Suspiraba con el vuelo de las faldas de las bailarinas del Ballet folklórico de Miguel Vélez Arceo, ante la mirada recelosa de doña Teresita Peñafiel, su discreta esposa.

CREÓ UNA CLASE POLITICA ESTATAL

Carlos Brito Gómez fue figura importante en el gobierno de Hernández OchoaPero , sin duda el legado más importante que dejó Hernández Ochoa fue la clase política que creó comandada por su entonces poderoso subsecretario de Gobierno, Carlos Brito Gómez, ( de regreso a la política en este sexenio) aliado con el grupo del veinteañero presidente del PRI estatal de su sexenio Gonzalo Morgado Huesca. Era famoso su jefe de escoltas el ex boxeador Heriberto Castro, ya fallecido, y su cercano amigo el director de Tránsito, Octavio “El Negro” Ochoa, quien murió en un accidente carretero durante su campaña para ser diputado local por los Tuxtlas.

Otro político forjado en el gobierno de Hernández Ochoa fue Emilio Gómez Vives

También figuraban en ese sexenio: Luis Octavio Porte Petit y Emilio Gómez Vives (ambos elegantes secretarios de gobierno en sus turnos); Carlos Padilla Becerra ex pentatlón y el seductor director del DIF: y José Miranda Virgen , el exigente director de comunicación social del gobierno( QEPD). Francisco López Lara, director de Patrimonio del estado tenía como subdirector de Patrimonio a Miguel Ángel Yunes Linares.

Lo cierto es que en todo el entorno hernándezochoista gravitaba un grupo de inquietos jóvenes políticos como Fidel Herrera Beltrán, Dante Delgado, Reynaldo Escobar y Amadeo Flores Espinosa y muchos líderes universitarios que al par de los años se convirtieron en funcionarios gubernamentales, diputados, senadores o gobernadores .

“ESTAR, QUE YA ES GANANCIA….”

Reynaldo Escobar también formó parte del equipo de jóvenes políticos guiados por Rafael Hernández Ochoa

Don Rafael, al terminar su mandato como gobernador, en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, fue nombrado subsecretario del Medio Ambiente, teniendo como jefe al profesor Carlos Hank González quien era el titular en la secretaría de agricultura.Don Rafael solía contestar cuando le preguntaba uno como esta?: “Estoy, que ya es ganancia”, chacoteaba.

La última vez que saludamos a Hernández Ochoa fue una mañana del 14 de mayo, en el panteón Español en el DF, en uno de esos glamourosos actos de conmemoración del aniversario de la muerte del ex presidente Miguel Alemán Valdez que se acostumbraban durante el régimen priista.

Quedamos de vernos la semana posterior en su oficina allá en la glorieta de Chilpancingo en la colonia Roma, ya no fue posible, falleció el 18 de mayo de 1990 en un accidente automovilístico.

Tomado de Tinta Jarocha

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Octavio A. Lara Báez dice:

    Guillermo Zúñiga Martínez y Francisco Portilla Bonilla, fueron otros dos jóvenes que impulsó don Rafael Hernández Ochoa. Saludos.

    Me gusta

  2. Efectivamente, Octavio, la presencia de Zúñiga Martínez y Francisco Portila Bonilla en la gestión de don Rafael fue muy significativa. Recordamos a un Francisco Portilla muy joven y a un equipo de educadores reunidos en torno a Guillermo Zúñiga Martínez

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.