Escenarios: Nadie lo respeta


hispor Luis Velázquez

•Nadie cree en él
•Todos lo odian

1

Por Luis Velázquez Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana
Por Luis Velázquez Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana (Desde el puerto de Veracruz)

Antes de que la víbora chillara en el altiplano, el Fiscal General se apresuró a informar a Denise Maerker, de Televisa, que ya tenían detenido a un presunto homicida del par de sacerdotes de Poza Rica. <!–Fiscal: 22 días del crimen del reportero Pedro Tamayo. Según la viuda, un maloso advirtió a Pedro que nunca se metiera con usted ni con Javier Duarte.

El Sistema Nacional de Seguridad Pública, Veracruz figura en una de las 19 entidades federativas del país donde el homicidio doloroso se ha disparado.
Y como si fuera el vocero de los malandros, el Fiscal también se apresuró a decir que el cabecilla era un feligrés que frecuentaba la iglesia de “Nuestra Señora de Fátima”, y por tanto, conocía a los curas y hasta se llevaba de piquete con ellos.
Así, quiso Luis Ángel Bravo Contreras desactivar la nueva bomba arrojada desde la oscuridad de la noche aciaga y turbulenta de Veracruz en contra de su amigo y jefe, único jefe, Javier Duarte, JD.
Incluso, la noticia del primero de los cinco detenidos que fueron los autores del sacrilegio, el peor atentado en contra de la elite eclesiástica, sirvió para que Denise Maerker cerrara el noticiero del lunes 19, antes, mucho antes de que la prensa jarocha la tuviera.
El mensaje fue derecho, derechito, a Los Pinos, pues desde la mañana del lunes la noticia era un escándalo.
Incluso, hasta el Episcopado Mexicano, tan ocupado como anda con descarrilar el matrimonio igualitario de Peña Nieto, miró a Veracruz con copia a Los Pinos como nunca antes con los 1,600 desaparecidos, 144 de los cuales son menores de edad, y con tantas fosas clandestinas y con un Veracruz convertido en “el cementerio de migrantes más largo y extenso del país”.
Ahora, los malandros se fueron a la yugular de la iglesia, cuyo arzobispo, Hipólito Reyes Larios, toma vinito y licor con la elite duartista, empezando por el mismo góber tuitero.
Con todo, y como afirma el góber electo, cada día Veracruz empeora.
Pero al mismo tiempo, cada día se mira, se siente, se olfatea, se tiene la certeza de que JD terminará el sexenio y se retirará a vivir en paz, ultra contra súper millonaria, a disfrutar su riqueza bien habida, como dice él, en la llamada “Decena Trágica de Veracruz”, que iniciara en el año 2004 con su eminencia, el góber fogoso, el héroe civil de la Cuenca del Papaloapan, bomba sexual también que fue y que ahora pasea en Barcelona.

2

JD está en el peor momento del sexenio con el índice de popularidad en el suelo, mejor dicho, en el sótano, en el fondo del precipicio, noqueado en el centro del ring social.
La mitad de la población y la otra mitad ha exigido su renuncia, y/o en todo caso, su desafuero por Los Pinos.
Hay un consenso generalizado para que se vaya, harta como está el grueso de la población de su indolencia, negligencia y pitorreo.
Y si las noticias son malas se debe a que peor está la realidad.
Diez de cada diez contribuyentes, y ciudadanos, y académicos, y activistas y reporteros, pueblo en general, vive cada día con la esperanza de que JD sea llevado a juicio político y a juicio penal.
Cada día en las redes sociales y agazapados en el anonimato la población se expresa con libertad, burlándose del góber tuitero.
Nadie lo respeta. Nadie cree en él. Nadie “tira su espada en prenda” para lavar su nombre.
Por el contrario, hasta las señoras en la tarde pastelera y los niños en el recreo se burlan de su figura y ahora le han endilgado un nuevo apodo, considerando que si Agustín Lara era “el flaco de oro”, JD es “el flaco con oro”.
El único omiso y occiso que se empeña en ignorar, mejor dicho, menospreciar la realidad se llama Enrique Peña Nieto.

3

Y se llama Peña Nieto por una sencilla razón:
Si la Auditoría Superior de la Federación, ASF, interpuso denuncias penales en contra de JD y 19 duartistas en la Procuraduría General de la República…
Y si la procuradora, Arely Gómez, debe el cargo a Peña Nieto…
Y si Peña Nieto ha dejado pasar las denuncias penales y la procuradora sigue apostando al tiempo…
Entonces, Los Pinos están encubriendo a Javier Duarte.
Unos dicen, políticos priistas incluso, que en el año 2010 JD financió con tres mil millones de pesos la campaña presidencial de Peña Nieto…
Además, en el transcurso del duartismo las manos libres para los negocios de los amigos del presidente en Veracruz…
Y por tanto, favor con favor se paga.
Sea como sea, el secuestro y el crimen del par de sacerdotes (van 4 con los curas asesinados en Ixhuatlán de Madero el 29 de noviembre de 2013), se salió del control policiaco y la población está encabritada, pues le han pegado en su fervor religioso.
Y más, porque fue, dice la Fiscalía, para robar las limosnas que servirían para remodelar la parroquia.
Simple y llanamente, Javier Duarte no pudo, no quiso, fue rebasado por el Estado Delincuencial y/o su gente fue cooptada.
Y en contraparte, para Los Pinos resulta más importante tolerar a Javier Duarte por encima del bienestar social.

Publicado en:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s