60 Segundos: Malo Trump pero lleva la delantera


trumpMALO DONALD TRUMP,
PERO LLEVA LA DELANTERA

Por Raúl González Rivera

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana
Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

El debate que llamó la atención del mundo entero, concluyó cuando las encuestas más serias dieron la ventaja, aunque ligera, a Donald Trump, sobre su adversaria la señora Hillary Clinton.
Todo es serio, Trump es misógino, discriminador, pro nazi, está loco y por añadidura en su confrontación con Hillary recordó que el TLC beneficia a los mexicanos, pero no a los gringos, amén de recalcar todo cuanto hace al maldito muro que insiste en que va a construir México, amén de que frenará las remesas que envían los migrantes a sus familiares a este país.
Hillary demostró calidad en el discurso y cuando hubo que endurecer, pudo haber sacado de sus casillas momentáneamente al empresario.
A menos que las encuestas a modo, como las que se estilan por parte de los políticos mexicanos, la confrontación verbal estuvo bastante medida, pero se da una ligera ventaja al abanderado del Partido Republicano.
Inclusive se asegura que la elección presidencial de Estados Unidos la ganará Donald Trump y en mucho su triunfo lo deberá al encono que mantiene contra México.
La intromisión de políticos y connacionales aztecas en la vida interior de los gringos le habrá de redituar consecuencias no deseadas al país.
Dadas las condiciones que prevalecen en el proceso electoral yanqui, todo incide en que Trump es bien visto por legiones de norteamericanos rubios, los cuales coinciden con el personaje republicano, sobre todo en aquello que invoca la alta criminalidad, la delincuencia y el tráfico de drogas enervantes en que suelen verse involucrados también los mexicanos.
La oportunidad de elevar el tono de su voz para condenar todo cuanto tiene que ver con la ola delincuencial, lo ha utilizado ejemplarmente el empresario y constructor yanqui, así que el resultado que espera de su jornada político-electoral, para muchos está a la vista con un virtual triunfo sobre la demócrata Hillary Clinton.
Sin embargo, las condiciones en que se realizó la entrada de mexicanos a los Estados Unidos de Norteamérica de manera ilegal, sobre todo en los años 2012, 2013, 2014, 2015 y lo que va del corriente año, no han sido las más halagüeñas, ya que a manos de los sheriffes y policías han muerto 114 personas. Las cuales al momento de intentar cruzar la frontera que divide a México del coloso vecino del norte, fueron masacrados a tiros vilmente.
Y que se sepa, la cancillería de Relaciones Exteriores no emitió una sola protesta, menos que las autoridades judicialmente hayan demandado justicia para los deudos de las víctimas mortales, de quienes por hambre y desempleo habrían querido huir hacia el otro lado del río Bravo, con afán de conquistar el famoso sueño americano.
Por todo lo ocurrido y de lo que lleva cubierto la campaña electoral yanqui, cabe la certidumbre de que Trump ganará la elección, no obstante en el caso de México, desde ahora se presagian dolorosos momentos en la relación que de manera obligada seguramente van a mantener los vecinos distantes en el curso de los primeros cuatro años de gobierno de estreno en la Casa Blanca.

* LIQUIDACIONES Y PENSIONES,
DE UN SISTEMA INJUSTO

Un maestro universitario de tiempo completo, para poder retirarse con algún decoro económico, tiene que cubrir una jornada de 30 años de asistir todos los días a la cátedra, con una liquidación que en nada se acerca siquiera a la que acaba de cobrar Enrique Ochoa Reza, quien por espacio de sólo nueve meses cubrió la chamba de director general de la CFE y obtuvo como premio un millón 200 mil pesos de liquidación, más 200 mil y pico de pesos correspondientes al último mes de su gestión burocrática.
El servicio público lo habrían maquinado los viejos revolucionarios de 1910 y aún más atrás los personajes que sirvieron en el gabinete del general y presidente de la república Porfirio Díaz, como un servicio en el que estacaría el honor, la vocación de servicio y la entrega –léase cuidadosamente– a la patria.
No eran los griegos, los cuales no cobraban cuando prestaban sus conocimientos al servicio de la ciudad-estado, porque al final del día era un honor servir a los demás. La plebe, que era el pueblo, dedicada al comercio y la brujería, podía enriquecer de manera individual, pero no afectaban a la institución estatal.
Necesariamente de los viejos hombres públicos a los actuales hay un enorme trecho. Aquéllos lucían por su acervo cultural, si no don Porfirio Díaz se habría caído al día siguiente de asumir el poder. O, en su defecto, durante los primeros gobiernos de la posrevolución, el grueso de la sociedad conocía la tarifa de salarios, nada alarmantes, que devengaban los políticos y funcionarios públicos.
El escándalo que produjo el saqueo de las finanzas públicas, primero con los altos salarios y luego las pensiones y seguros de vida que el pueblo contribuyente del fisco paga a los ex presidentes, alertó a los demás servidores públicos para demandar partidas que suman carretadas de dinero público con destino a los bolsillos de los mejor pagados del sistema de vida que eligieron los mexicanos, y que son sus políticos.
El periódico Reforma hizo la publicación del cheque y la suma que cobró Enrique Ochoa Reza por ejercer en tan corto lapso la cartera de director general de la CFE, lo que inmediatamente alertó y alarmó al grueso de mexicanos. Es increíble que miles anden a la pepena de sus salarios de hambre y los pensionados tengan que salir a la calle para demandar su justo cobro, que al señor dirigente nacional del PRI, en menos de lo que canta un gallo –reza el dicho popular–, lo anduvieran hasta buscando para poder pagarle su liquidación millonaria. El hecho llama al escándalo.
Sobre todo cuando el dirigente nacional priista acusa de corrupción a gobernadores de su partido y busca un debate de manera desenfrenada con el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien lo ignora radicalmente y le sugiere que le diga al jefe de la banda, el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, que acceda a debatir ideas y problemas políticos y sociales con AMLO.
Inclusive, cabría preguntar al ex director de CFE, cómo es que se hizo flotillero de taxis en la ciudad de México y de paso que explique por qué al dejar la empresa paraestatal, heredó a los consumidores de energía eléctrica los aumentos con que criminaliza un servicio para nativos de la patria azteca. Al tiempo.

* BORGE DEJA UNA DEUDA DE
22 MIL MILLONES DE PESOS

Una clara demostración de importa-madre acaba de mostrar a los ojos del mundo y los mexicanos particularmente, el ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, quien de plano ni siquiera se presentó a la ceremonia de cambio de poderes, pues seguramente lo aprehenderían allí mismo para que explique el porqué de la deuda que deja a los quintanarroenses por la suma de 22 mil millones de pesos.
Sobre todo en las últimas semanas se ha difundido a nivel nacional y a todo color, las pillerías que cometió el ex mandatario, sus más cercanos familiares, como son su esposa, su suegra y sus hermanos, cuyo latrocinio cometido con las arcas del tesoro público adquirieron residencias, terrenos, barcos y concesiones diversas, las cuales suman varios miles de millones de pesos y es la hora en que al ex gobernador Roberto Borge ninguna instancia judicial ha tocado siquiera un cabello.
La dirigencia nacional del PRI habría dicho que iría con todo en contra de los socios priistas corruptos. Pero en el caso de Roberto Borge se anuncia que el ex mandatario ya concluyó su mandato y con él cargó con las petacas repletas de billetes y escrituras y contratos que lo hicieron millonario.
Alguien poderoso desde la ciudad de México le recomendó al gobernador que ya ni siquiera se apareciera en la ceremonia de cambio de estafeta gubernamental y que ya después se verá cómo se defiende de las caras imputaciones que le enderezan desde diversos frentes, con vistas a denostar y cuestionar la fortuna espectacular que acumulara el ex mandatario en tan sólo seis años de ejercicio público.
Por supuesto que los habitantes de Quintana Roo enlistan los bienes inmuebles, los automóviles y las compras millonarias de otros satisfactores más, que Roberto Borge y su familia obtuvieron a costa del erario público, lo que dio pie a que la entidad se viera inmersa en una ola de violencia, inseguridad y alta criminalidad, como nunca la había experimentado.
Sobre la persona del ex gobernador se generan cientos de anécdotas, historias y cuentos en los que la fortuna extraordinaria del personaje nace a la par de cuando asume la gubernatura estatal, ya que anteriormente el vecino de Cancún no dejaba de ser un profesional de clase media y una familia modesta, pero a la cual no faltaba nada, hasta que “Don Dinero” tocó a los Borge y su progenitor, inclusive se viera sometido a la prisión, de la cual salió cuando su hijo siendo gobernador pagara el total de sus adeudos con firmas empresariales precisamente defraudadas por el señor Borge papá.
Bueno, pero el PRI tiene a la vista un pez gordo, al cual perseguir y poner el ejemplo anticorrupción, porque de otra suerte el ex partidazo de ésta ya no se levantará y en las elecciones del 2017 y 2018 los augurios no son precisamente los que más vayan a beneficiar a futuros candidatos tricolores. Esperemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s