DESDE EL RINCÓN: Reforma educativa, las razones de su rechazo


casillaspor Celia Rosado Romero

 

por Celia Rosado, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicacion de la Universidad Veracruzana
por Celia Rosado, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicacion de la Universidad Veracruzana

Entre manifestaciones de los maestros, afectando a la sociedad al trastocar su vida cotidiana con su rechazo a la Reforma Educativa, y por otro lado, las autoridades con amenazas de sanciones y despidos, que se recrudecen desde que la ex líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación ( SNTE) Elba Esther Gordillo fuera encarcelada, el caos impera.

Tras ese acto político dejaron el camino libre a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CENTE) para asumir el liderazgo de los profesores, consecuentemente, es urgen, más que necesario, tener un diálogo entre los funcionarios de la Secretaria de Educación Pública con el magisterio, para poner fin a las marchas, huelga, toma de escuelas, y otras acciones que han trastocado la vida de los escolapios y desde luego a la sociedad.

Mientras, en cuatro entidades federativas con paro permanente retornaron los estudiantes a clases, estableciendo mesas para “resolver asuntos administrativos”, diría el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, pero, manteniendo la postura de sostener la reforma educativa, no se habló de un análisis profundo de lo que ellos han llamado “Modelo Educativo 2016”.

En el contexto que se define en la página de la SEP: la Reforma Educativa constituye una transformación profunda del sistema educativo para mejorar la calidad de la educación. Es decir, que todos los estudiantes se formen integralmente, tal como señala el artículo 3º constitucional, y logren los aprendizajes que necesitan para ser exitosos en el siglo XXI.
Sin embargo el sendero seleccionado no cumple el objetivo.

La interrogante es ¿por qué?

Para la ciudadanía, no inmersa en el entorno del proceso enseñanza- aprendizaje y sin conocer, sobre todo, los habitantes de las zonas urbanas, el contexto en que se desenvuelve la educación en áreas marginadas y rurales, reprueban las operaciones que los maestros determinaron, para hacerse escuchar por los que toman las decisiones en el área educativa.

La argumentación de ser una reforma laboral más que educativa, por parte de los inconformes, la Universidad Veracruzana organizó un foro con el objeto de intercambiar ideas sobre la estructura curricular de la educación obligatoria, desde la óptica de la universidad, con participación de docentes y estudiantes.

Miguel Ángel Casillas Alvarado, del Programa de Investigación e Innovación en Educación Superior (PIIES) de la Universidad Veracruzana (UV), fue contundente: “todos coincidimos en la necesidad de la reforma, de revisar y actualizar y mejorar el modelo educativo del país”, para acotar: “si no se ubican los problemas no se sabe qué hacer, qué cambiar y mejorar.”

En cualquier problemática se requiere, antes de implementar tareas, un diagnostico donde se presenten todas las categorías que involucran el problema. Pareciera que este pequeño detalle de investigación fue soslayado por las autoridades. Por lo tanto, implementar un modelo educativo requiere de especificaciones en el detalle de conocer el contexto que afrontaran los actores en su hacer.

De ahí, lo que en el foro se expuso es valioso conocer para abrir la perspectiva de lo que ambas partes demandan.
Miguel Ángel Casillas, precisa con las siguientes afirmaciones:

 Falta un diagnóstico sobre la situación actual de las escuelas, no hay un balance de las reformas anteriores y en el documento no se fundamenta por qué se eliminan y cambian contenidos y materias, se recortan o amplían las horas de algunas asignaturas.

 Ausencias graves sobre educación física, sexual, artística interculturalidad, valores, género, violencia, tecnologías de la información y comunicación.

 Se desconoce los diversos contextos sociales y geográficos que caracterizan a las comunidades y diferencian a las escuelas.

 No hay referencia a las teorías y paradigmas que orienten el cambio curricular, ni de los resultados de investigación que hacen imperativo el cambio, son imprecisas o inexistentes las definiciones del documento.

 Es patente la ausencia de referencias y fuentes bibliográficas, se carece de definiciones precisas sobre conceptos clave, y hay exceso de contenidos que saturan el currículum.

 no hay un uso provechoso de las TIC, pues el modelo exige maestros mejor preparados pero no hay calidad sobre lo que deberían saber de tecnologías.

 Con referencia a la autonomía curricular que propone el Modelo Educativo, es muy difícil de operar dado la desigualdad de recursos con los que cuentan las escuelas y las condiciones de los docentes.

 Imprecaciones en el esquema de evaluación propuesto, al no considerar las necesidades, condiciones y recursos de la capacitación continua del magisterio; no plantea una estrategia para la renovación de los planes de estudio de las escuelas normales ni para las condiciones de trabajo de los docentes en las escuelas.

 Considerar el libro de texto como la fuente de información más importante y no se promueve la diversificación de fuentes y recursos de información. Por lo anterior, el maestro se ve desprotegido porque no hay materiales de apoyo.
Fuente: http://www.uv.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s