60 Segundos: * RESULTADOS DE LA OCDE, EVIDENCIAN FALLAS EDUCATIVAS


 

escuela1por Raúl González Rivera

SE PERCIBE UNA GRAN
CONTAMINACION EN EL CENTRO

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana
Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

A la par de lo que descubrió la procuraduría de defensa del medio ambiente, la percepción de xalapeños es de que ciertamente el corazón de la ciudad está enfermo debido a una excesiva cantidad de agentes que contaminan el aire que respiran, generada por los humos, tóxicos, ruidos y de imagen urbana deplorable debido a la excesiva cantidad de anuncios comerciales.
Es cierto que los efectos contaminantes son generados principalmente por los tubos de escape de los autobuses urbanos y los automóviles que jamás pasarían una revisión en los llamados verificentros, así como el ruido producido por los automotores, los expendios de pollos rostizados y una grave proliferación de imágenes y anuncios fijos de las casas comerciales difundiendo las supuestas gangas y ventas de la temporada de otoño particularmente.
El ambiente se torna nebuloso y gris debido a la proliferación de una grave contaminación, la cual ha propiciado inclusive decesos inútiles de personas que han sufrido los estragos que les provoca en las vías respiratorias y otros males de la salud humana.
La ciudad bajo los efectos de una contaminación preocupante, es descubierta no ahora, sino hace 25 años por la secretaría de salud, cuando su propio titular ordenó que se instalara un aparato de medición de los ruidos, tóxicos y demás que irremediablemente dañan los oídos, la vista y la garganta. Como el resultado fue nefasto, jamás la SS volvió a presumir que sus aparatos podían detectar un fenómeno semejante.
Lo confirma ahora la procuraduría de defensa del medio ambiente, pero el resto de instancias dedicadas precisamente a ver por la solución de un asunto semejante, nada absolutamente dicen.
Los humos y tóxicos que emiten los tantos establecimientos comerciales dedicados a elaborar la llamada comida rápida, el ruido que diariamente provocan los camiones de pasajeros y la música estridente, inciden en afectar los sentidos de cualquiera, como lo hacen constar los consultorios especializados en enfermedades producidas por el envenenamiento que padece el ambiente.
Si a ello le aumenta usted la vendimia callejera e informal, el tránsito de cientos de miles de personas, que nadie sabe hacia dónde se dirigen o qué hacen en una ciudad de varios centenares de “ninis”, mujeres y hombres en edad de trabajar y estudiar, y por añadidura repleta de automóviles, autobuses urbanos, taxis por montones, con sus motores sin carburar adecuadamente, es de reconocerse que Xalapa, sin ser una ciudad de industrias, en cambio sí ostenta el título honorífico de ser la más contaminada inclusive que las ciudades industrializadas del resto del estado.
Algo tendría que decir al respecto el doctor Fernando Benítez Obeso, la Profepa y cuanta instancia político burocrática se encargan de ventilar asuntos que conllevan a la contaminación del ambiente y dictar sin contratiempos las medidas que realmente preserven la salud pública de la mal llamada ciudad de las flores o la Atenas de Veracruz, lo cual seguramente haría caer de vergüenza a los mismitos griegos, fundadores de la cultura universal.

* RESULTADOS DE LA OCDE,
EVIDENCIAN FALLAS EDUCATIVAS

Resultado de imagen para escuelas de mexico en mal estadoLuego de advertir la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) que más del 50 por ciento de jóvenes estudiantes de la escuela secundaria son desertores de sus aulas, queda por indagar si las instancias escolares, sobre todo la SEV, el IVEA y otras que cobran relevancia en la entidad, están diciendo la verdad y no ocultan datos e información valiosa, que de ser exhibida les daría oportunidad para tratar de salvar el barco de su probable hundimiento.
Explican los especialistas en educación, pertenecientes a la OCDE, que México es el último lugar en dicho renglón, entre los 34 países que militan en el organismo de referencia, los cuales de manera precisa en el curso del año 2016 fijaron su atención en la incorporación de los jóvenes al trabajo.
Ya se sabía, pero la OCDE confirma que nuestro país ocupa el quinto lugar en ninis, esto es, que hay mujeres y varones en edad de estudiar y trabajar que no lo hacen y que, además, desertaron definitivamente de la escuela secundaria, obvio, a la preparatoria se incorpora una minoría de los muchachos que debieran cubrir dichos cursos.
Y otra cifra, verdaderamente alarmante, es que en este país, donde las autoridades educativas lucen diciendo que han abatido el analfabetismo y otras lindezas educativas, el 22.1 por ciento de los muchachos, de ambos sexos, ni estudian ni trabajan y sus edades andan entre los 15 y 29 años.
El panorama, como se ve, es verdaderamente preocupante, si así lo quisieran ver los hombres que ostentan el poder, empero como esto difícilmente ocurre, la creciente ola de desempleados y de analfabetas, amenaza con alcanzar numeritos indescifrables. No obstante lo anterior, las autoridades en el rubro advierten que se gastan millonadas de pesos, que cuentan con una infraestructura completa, que incluye oficinas cómodas y decenas de funcionarios públicos que en mayoría hacen como que avanzan, pero las instrucciones son en el sentido de que se calmen y asuman sus papeles estelares con una gran calma.
Cómo ha de entenderse que el magisterio acuda a un examen de evaluación, siendo que los mentores eso son de origen, fueron a estudiar cursos profesionales para su ejercicio docente, se carezca de las instalaciones adecuadas, salones, con pintarrones, puertas, ventanas, sanitarios decorosos y canchas para el ejercicio físico y la práctica de los deportes, amén de que las mayorías de los escolares adolezcan de una alimentación equilibrada y saludable y de la vigilancia médica que se requiere precisamente para conformar los futuros profesionales que va a necesitar el país.
El México de nuestros días reconoce que diariamente nacen mil bebés aztecas y que un millón, en principio, padece problemas cardiovasculares, amén de otro millón que en el curso de sus primeros años de vivir, van a contraer padecimientos igualmente del corazón. Tanto las escuelas como hospitales, son insuficientes para el caso de que una mayoría aplastante acudieran al llamado de una y otra institución pública. ¿Qué le parece?
Empero, las cifras que nos da la OCDE son de llamar la atención por espeluznantes, se sabe que a los políticos poco importan los déficits, rezagos y las condiciones lastimosas en que sobreviven las mayorías, pero es lo cierto.

* INDIFERENCIA, NO FRIALDAD,
DE MEXICANOS ANTE VIOLENCIA

Son varias las autoridades institucionales dedicadas a preservar de la violencia y el crimen a los mexicanos, que demandan tras de ocurrir hechos en los que las víctimas son guardianes del orden público y ahora de las fuerzas armadas, que la ciudadanía haga las denuncias de rigor para facilitar las investigaciones que se realizan sobre el paradero de los autores materiales de la ola delincuencial que afecta seriamente a gran parte del país.
En sus llamados de apoyo a la población civil, citan números telefónicos y domicilios de las instancias del poder que estarán dispuestas a escucharlos, con el objetivo de facilitar a los cuerpos de seguridad volver más accesible su trabajo.
Con algún dejo de desesperanza, la población accede a rendir este pedido y no por indiferencia, falta de apoyo o frialdad, sino debido particularmente al miedo de que se acompaña el común de mexicanos en días como los actuales. El temor a levantar un auricular fijo o hacer la llamada desde su aparato celular, se debe a los potenciales riesgos que puede jugarse llamando a los cuerpos de seguridad, lo cual puede ser contraproducente, porque hay elementos en el sistema de seguridad pública que están involucrados o aliados con las fuerzas del mal.
Esto viene a colación, porque en la matanza de elementos del ejército en el estado de Sinaloa, la autoridad confiaba en que de inmediato la población civil les diera la información de rigor a la autoridad castrense, sin embargo no ocurrió esto, como tampoco hubo demostración de dolor o repudio de la población en forma pública, lo que revela, por un lado, el miedo-pánico que le provoca a la gente el sólo hecho de verse involucrada la sociedad y, por el otro, que los timoneles de la autoridad ante esta nula manifestación de respaldo a las víctimas mortales, igual deje de prestar la ayuda o apoyo en el combate a la delincuencia en cualquiera de sus especialidades.
Síntoma que se repite en cualquiera otra parte del interior del país, debido a que el tema de seguridad se deja exclusivamente en manos de los cuerpos destinados para ello, pero de ninguna manera la población civil, hace tiempo, se abstiene de señalar, denunciar o acusar a nadie.
El homenaje que recibieron los elementos del ejército mexicano, abatidos en un enfrentamiento con delincuentes en el estado de Sinaloa, corrió a cargo de la presidencia de la república, más no así de la sociedad civil, que mostró de esta forma su indiferencia, cargada con fuerte dosis de miedo, temor, pánico en algunos casos y zozobra, porque si eso ocurre a la milicia, cualquiera otro de los ciudadanos mexicanos se ve en la absoluta indefensión.
Es por esto que la ciudadanía se atemoriza hasta en el menor caso de denunciar el robo de un neumático, el atraco al tendero que fue sorprendido, no se diga más en los casos de extorsión, secuestro y ejecuciones. Es todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s