Bitácora Política Veracruzana: Siguen aumentando los “Papeles de Veracruz”


Por Miguel Angel Cristiani Gonzalez

imagesbitacora_logo

Por  Miguel Angel Cristiani González, egresado de la Facultad de Ciencias   de la Comunicación de la Universidad Veracruzana
Por Miguel Angel Cristiani González, egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Existen muchas coincidencias entre la forma en que se venían operando las llamadas Empresas Fantasmas creadas en dependencias del gobierno del estado de Veracruz para desviar -hasta ahora detectados- 950 millones de pesos y la manera de operar de los llamados Papeles de Panamá, en donde se utilizaba una empresa para esconder cantidades millonarias de actos no ilícitos libres de impuestos.

De acuerdo con la más reciente información dada a conocer por el portal de noticias de Animal Político, se siguen detectando empresas fantasmas creadas en diversas dependencias de la administración estatal encabezada por Javier Duarte de Ochoa y que únicamente servían como máscara para justificar la existencia de supuestos proveedores que no existían pero que cobraron millones de pesos por servicios y productos que tampoco existieron.

Se informó esta semana, que el Órgano Fiscalizador Superior (ORFIS) del Estado de Veracruz identificó 55 nuevos contratos que el gobierno de Javier Duarte concedió a una red de empresas fantasma, y que se suman a los 73 que reveló una investigación publicada por Animal Político en mayo pasado.

En total, de acuerdo con el dictamen del ORFIS, son 131 contratos los que tres dependencias y una entidad del gobierno veracruzano dieron este grupo de compañías que no existen en sus domicilios fiscales y cuyos accionistas tampoco son empresarios.

El monto total de dichos contratos asciende a casi 950 millones de pesos provenientes de las arcas locales.

Entre el 24 y el 26 de mayo Animal Político publicó un reportaje dividido en tres partes en donde se evidenció que el gobierno estatal dio 73 contratos a una red de compañías inexistentes.

Hoy se sabe que fueron más de 130; dichas empresas no existen en sus domicilios fiscales y sus accionistas no son empresarios sino personas de bajos recursos.

Las dependencias involucradas no entregaron documentos que confirmaran que los insumos comprados fueran entregados a la población.

Las investigaciones que distintas instancias llevan a cabo por este caso están relacionadas con varios tipos de ilícitos.

En el caso de las empresas que son personas morales, el SAT identificó posibles delitos del tipo fiscal que van desde la no localización del domicilio fiscal, hasta declaraciones de impuestos que no corresponden con los ingresos facturados. Esto derivó en 32 averiguaciones previas iniciadas por la Procuraduría General de la República (PGR).

Producto de esas averiguaciones la PGR obtuvo de un juez una primera orden de aprehensión en contra de una persona cuya identidad no se ha revelado, mientras que hay dos procesos ya iniciados ante jueces federales.

De forma paralela el SAT dio un plazo a 30 compañías involucradas y una persona física para entregar documentos que avalen su existencia y operaciones, lo que no ocurrió. Producto de ello se presentará una nueva denuncia penal en PGR contra las dependencias involucradas de Veracruz que avalaron facturas que amparan operaciones inexistentes.

La denuncia interpuesta por el ORFIS en la Fiscalía de Veracruz es por posible desvío de recursos y hechos de corrupción contra los funcionarios que resulten responsables. Ese expediente continúa en integración.

Como se recordará los llamados Papeles de Panamá constituyen la filtración documental más grande y de mayor alcance de la historia, mayor incluso que Wikilekes porque aquí son documentos exclusivamente sobre lavado de dinero.

En el libro que resulta muy interesante y de amena lectura, su autor narra que todo empezó una noche con un mensaje anónimo: «Hola. ¿Te interesaría recibir más datos?». Pronto, Bastian Obermayer, periodista de investigación del Süddeutsche Zeitung, y su colega Frederik Obermaier, se dieron cuenta de que estaban ante los datos de miles de empresas offshore, una ventana hacia un mundo paralelo completamente hermético en el que se gestionaban y escondían miles de millones que buscaban el dorado calificativo de «libres de impuestos».

Dinero de grandes empresas, de primeros ministros europeos y de varios dictadores, jeques, emires, reyes y amigos de reyes, la mafia, traficantes y capos de la droga, agentes secretos, directivos de la FIFA, aristócratas, futbolistas estrella, famosos y, en resumen, gente con muchas posibilidades.

Este libro es la historia de esta extraordinaria investigación periodística internacional que desvela cómo escondían sus fortunas una pequeña élite de personajes supuestamente incuestionables, pero, como se está revelando, dignos de toda sospecha.

Al igual que con los Papeles de Panamá, aquí en el terruño con las empresas fantasmas del Duartismo, podremos empezar a conocer parte del desvío de recursos y actos de corrupción de toda una red de funcionarios que operaban para saquear las arcas oficiales.


Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.
En Twitter: @bitacoraveracru
Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es
Correo: cristiani54@hotmail.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s