Expediente 2016: Los desvaríos


duarte_reunionPor Luis Velázquez

Por Luis Velázquez Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana
Por Luis Velázquez Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana (Desde el puerto de Veracruz)

Hubo un tiempo, antes, mucho antes de que la PGR hablara, en que Javier Duarte, JD, el góber prófugo, se soñó puro e inmaculado, impoluto y sin mancha.
Fue hacia el primer semestre del año 2011, un mediodía, en el puerto jarocho.
Entonces, citó al gabinete legal a una comelitona para leerles la cartilla. Entre otras cositas les dijo lo siguiente:
Prohibido el diezmo. Prohibido el doble diezmo. Prohibidos los negocios. Prohibido tener constructoras. Prohibido favorecer a constructoras. Prohibido traficar influencias. Prohibidos los conflictos de intereses.
Los 19 secretarios de Estado quedaron asombrados. Por fin, dijeron, el PRI tendrá un gobernador sin mancha, apegado a la ley, símbolo de la honestad, ícono de la renovación moral del gobierno en un país, como México, campeón en corrupción política.
Según versiones, hacia al destino caminarían todos durante el llamado sexenio próspero.
Pero un día, una semana, un mes, nadie registra la fecha, los vientos de la deshonestidad se volvieron huracanados, y muchos “metieron la mano al cajón”.
Quizá habría sido aquel tiempo en que el curita Gerardo Buganza Salmerón, secretario General de Gobierno, cacareaba en su discurso una lucha titánica en contra de que los políticos “ordeñaran la vaca”.
Acaso, no obstante, pudo tratarse de un doble, triple discurso.
Por un lado, JD anunciado un fascinante día en la vida de Veracruz, con la moral y la ética pública por delante.
Y por el otro, “dejar hacer y dejar pasar” para enriquecerse lo más pronto posible y antes, mucho antes, que los demás.
El caso es que ahora la Procuraduría General de Justicia de la nación, PGR, busca a JD por enriquecimiento ilícito, peculado e incumplimiento del deber.
Pero también por “delincuencia organizada, lavado de dinero y recursos de procedencia ilícita”.
Y el SAT, Sistema de Administración Tributaria, por evasión fiscal.
El desvarío de JD hacia el primer semestre del año 2011 fue una nube solitaria anunciando, de manera fallida, el verano.
Por eso mismo, quizá, José López Portillo decía que “la corrupción somos todos” y por eso mismo Enrique Peña Nieto dice que en este país de corruptos “nadie puede tirar la primera piedra”.

Y TODOS SE VOLVIERON CÍNICOS

Ningún político priista a quien se le ha preguntado el momento en que JD perdió el rumbo ha deseado describir los días y las noches.
Tampoco las razones de que haya brincado de un discurso moralizante a una práctica corrupta.
Está claro, sin embargo, que tenía un par de discursos, de tal forma que siempre procuraba que la mano derecha desconociera las travesuras de la mano izquierda.
En todo caso, sólo reprodujo la sabia enseñanza de Érick Lagos Hernández, cuando afirmaba que “en política hay cosas que ni la esposa ha de saber”.
Desde luego, su verdad histórica habría funcionado en su modelito familiar, porque con JD todo descarriló.
Se enriqueció la familia, si nos apegamos a las denuncias penales interpuestas en la PGR.
Se enriqueció parte del gabinete legal.
Se enriquecieron los amigos del primero, el segundo y el tercer círculo del poder.
Se enriqueció parte del gabinete ampliado.
Con un ORFIS, Órgano de Simulación Superior, y una Comisión de Vigilancia del Congreso, apostando a la omisión, y con un contralor y seis secretarios de Finanzas y Planeación a modo, traje a la medida, los duartistas, ambiciosos sin escrúpulos, se volvieron cínicos.
Por ejemplo, en los días de gloria y esplendor referían que el secretario de Turismo, Harry Grappa Guzmán, llegaba a la SEFIPLAN para cobrar los millones de pesos de su holding empresarial y si el titular le salía con el chorizo de que las arcas estaban vacías, en automático amenazaba con hablar al góber prófugo de la justicia y así los acalambraba.

LA VACA PÚBLICA PUEDE ORDEÑARSE…

Durante 6 años, sexenio fidelista, JD, subsecretario y secretario de Finanzas y Planeación, aprendió con maestría y doctorado en Administración Pública en la Universidad de Harvard, campus Nopaltepec, que la vaca pública podía ordeñarse.
Pero además, que nada pasaba.
Por eso, cuando arribó al trono imperial y faraónico sólo aplicó la filosofía económica, financiera y social de su maestro y padre putativo, el gran góber fogoso.
Más aún, incorporó a su gabinete a parte del grupo fidelista, entre ellos, Érick Lagos y Jorge Carvallo Delfín, quienes como secretarios particulares de Fidel Herrera cobraban el diezmo a los constructores, en efectivo, en billetes nuevecitos de 500 y mil pesos, amarrados desde entonces con ligas y acomodaditos en una bolsa negra, el color preferido de todos ellos.
Pero de igual manera incorporó a los duartistas químicamente puros, entre ellos, Vicente Benítez González, el famoso creador de “Las maletas voladoras”, y a quien ahora la PGR también investiga por enriquecimiento ilícito (ilícito, que otra cosita es inexplicable) y peculado.
Y el duartismo terminó mal. Le cayeron encima “las manzanas podridas”. La ambición y la codicia por el dinero fácil los descarriló. Los bienes materiales pudieron más que el utópico bienestar social.
Aquel discurso de Javier Duarte al gabinete legal en el primer semestre del año 2011 era una faramalla.
Por eso ahora cuando el góber interino, Flavino Ríos Alvarado, se entrevistó con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y le pidió “una ayudita” por once mil millones de pesos para solventar los 41días faltantes del sexenio lo muestran como un político demasiado inocente o demasiado perverso o demasiado audaz y temerario.

ENTÉRESE RÁPIDO

Miguel Ángel Yunes Linares, declarado gobernador por Tribunal Electoral Federal.
Entre prestanombres de Javier Duarte, Moisés Mansur Cysneiros. Los siete otros de PGR, puros chivos.
Declarado prófugo de la justicia Javier Duarte. Y por delincuencia organizada y lavado de dinero.
Como niño soñando con Reyes Magos, Flavino Ríos pidió $11 mil millones a Peña Nieto. Ajá.
Pide CEN del PRI acelerar expulsión de Javier Duarte. Fin del imperio fidelista.
No tiene fuero Javier Duarte precisa Cámara de Diputados, Ricardo Ramírez.
Que fue senador Emilio Gamboa Patrón quien intentó desistir a Los Pinos en caso Javier Duarte.
Sustituye Gilda Trujillo a José Antonio Mansur Beltrán.
Hija de Flavino Ríos nueva presidenta del DIF en Veracruz. 41 días de gloria.
“No tengo nada que ver con Javier Duarte” dice Emilio Gamboa, amigazo de Adolfo Mota.
Lanza Beltrones “Diálogos Galileos” camino a Los Pinos 2018.
Denuncian por fraude a Carlos Romero Deschamps en la SIEDO.
Queda Carlos Vasconcelos Guevara como diputado local pluri. Hubo fuego amigo.
Paso del Macho. Asesinado y tirado a orilla de carretera Coscomatepec-Tetelzingo.
Acayucan. Hallan sin vida a persona desaparecida. Hombre desconocido.
Ixhuatlán del Sureste. Pareja asesinada. Tirados en carretera.
Que Karime Macías compró inmuebles de lujo en Miami y Nueva York.
El cochinero duartista llega, caray, a la familia.
Flavino Ríos, el político más mediático de todos los tiempos.
Entre Javier Duarte y Moisés Mansur, dice PGR, desviaron $500 millones estatales.

Publicado en: http://www.blog.expediente.mx/nota/22050/periodico-de-veracruz-portal-de-noticias-veracruz/los-desvarios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s