ABriendo Brecha: Despierta el Cono Sur


Por: Héctor Saldierna

Por Héctor Saldierna Martínez, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana
Por Héctor Saldierna Martínez, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Algo está sucediendo en algunos países de América del Sur que presagian buen desarrollo y adecuadas expectativas económicas. Se trata de Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia, naciones que han obtenido mejores indicares en los últimos años.

Brasil marchaba por buen camino, pero en los últimos años empezó a tener problemas al grado de destituir a Dilma Rousseff.  Pero se habla, finalmente, de mejores expectativas, mientras que en contraparte México sigue en caída libre y sin que se observe un paraguas de contención.

En la parte de Colombia, según el testimonio de un grupo de veracruzanos que estuvieron en ese país, han encontrado a una nación desarrollada, calles limpias, comercios prósperos y una excelente infraestructura. Dependen menos de Estados Unidos y estrechan relaciones con Asia y Europa.

Por lo menos ha sido una impresión que se han llevado y que sucede en varias ciudades de Colombia.

Un aspecto que este grupo de veracruzanos consideró de fundamental importancia es que la ciudadanía está participando de manera más efectiva. Incluso, en la consulta que se hizo en torno a la paz en Colombia, el pueblo votó por el no y su decisión fue respetada.

Se le está tomando más en cuenta a la ciudadanía y se le pide su opinión en torno a problemas nacionales.

Esto en México, hay que decirlo, no ocurre así. El pueblo no tiene la menor importancia para el gobierno. A pesar que el artículo 39 subraya que la soberanía reside en el pueblo en los hechos no existe.

Es más, la Suprema Corte de Justicia, en una decisión en la que demostró su ausencia de compromiso, dictaminó que el pueblo no puede participar en temas de índole nacional y ello surgió como resultado de una encuesta que se pretendía hacer en torno a la privatización de la industria petrolera.

Es decir, se mantuvo firme en la determinación que el pueblo no tuviese ninguna participación en asuntos que en la teoría y en la práctica son de su absoluta incumbencia.

 

NO PENSAR JODER AL PAIS

En otro tema, el presidente Enrique Peña Nieto, ya en el colmo de la crítica, afirma que ningún presidente puede levantarse y pensar en joder al país.

Los caricaturistas, que son expertos en la crítica gráfica, ponen a un Peña Nieto, diciendo también: bueno, los jodemos en horas de oficina.

Hay una percepción sólida y fundada sobre lo que hacen los gobernantes en torno a la toma de decisiones y la manera en que han perjudicado al pueblo. No se conoce alguna decisión en contraparte.

Se puede hablar de un centralismo que no tiene límites. Acuerdan y votan en beneficio de sus intereses. No existe, por consecuencia, una voz respetable y oída en el seno de la Cámara de Diputados y de Senadores que pugne por el bien de la ciudadanía en lo general.

Para no ir muy lejos, basta en saber los acuerdos que han adoptado para que en 2017 se libere el precio de la gasolina, con lo que incrementará la ola inflacionaria al subir el precio de los diversos productos.

Además, incluye la presencia de inversores extranjeros, con lo que estarán dando el servicio de estaciones gasolineras. Nos traerá a la memoria  los ácidos momentos vividos por México a principios del siglo XX y la explotación ejercida por las compañías petroleras.

El gobierno, que le caracteriza su falta de sensibilidad y de patriotismo, no le importa dejar en manos de extranjeros el manejo de un recurso que la misma Constitución había señalado como estratégico. Es decir, daremos pasos hacia atrás, cuando se suponía que tendríamos que caminar con independencia y pensando hacia un futuro promisorio.

Para poca fortuna del país, llegaron gobernantes con una mentalidad dominada y al servicio del imperio. Las acciones que han llevado a efecto responden únicamente a los intereses foráneos, pero sin pensar en lo mínimo en lo que podría beneficiar al pueblo mexicano.

 

México requiere de un cambio urgente de pensamiento. Necesitamos nuevos gobernantes, con una nueva mentalidad y que tengan como objetivo preservar la riqueza y el legado de este gran país. El que existe es un modelo más que agotado y con políticos que han degrado el noble ejercicio público. Los ejemplos, no es necesario citarlos, los tenemos frente a nuestros propios ojos. Han defraudado a México y en lo particular al estado de Veracruz.

Creo, lo percibo, que en los jóvenes de hoy se observa un cambio de mentalidad y de actitud. A México le urge.

 

Y hasta la próxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s