Barandal: Protegió Peña Nieto a Peña Duarte


Por Luis Velázquez

duarteconpena•Los Pinos, culpable por omisión
•Una anciana odia a Javidú

Por Luis Velázquez Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana
Por Luis Velázquez Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana (Desde el puerto de Veracruz)

PASAMANOS: Hay una señora de 73 años de edad que sólo estudió la primaria. Todas las tardes reza el rosario en la iglesia. El domingo, confiesa, comulga y escucha misa. Vive con Dios en la boca. Y en los días huracanados que corren en Veracruz, exclamó ayer:
“¡Pinche Duarte, a todos nos agarró de pendejos!”.
Ella dice que “a todos” porque es priista y en el año 2010 votó por Duarte para gobernador.
Entonces, se le dijo que en un cumpleaños, Duarte regaló a su esposa Karime un anillo y unos aretes que valen 5 millones de pesos. La señora exclamó, con un grito salido desde el último rincón del corazón:
“¡Que chingue su madre!”.
Entonces, se le dijo que Duarte, JD, anda huyendo con cinco perros mascotas que tiene y dos caballos pura sangre consentidos de su esposa, la amazonas.
“¡Qué poca, qué poca!”, dijo la señora de las ocho décadas.
Hay una población lastimada, vejada, humillada, ofendida y encabritada de norte a sur y de este a oeste.
Y más, cuando se recuerda que la PGR expidió la orden de captura en contra de JD por un par de delitos icónicos en el país: delincuencia organizada y lavado de dinero.
Y es que tales delitos significan, llanamente, que JD como gobernador tuvo liga con los carteles y cartelitos.
Pero además, que habría recibido dinero de los barones de la droga y que el billete fácil era tanto tanto tanto que por eso mismo compró el paraíso terrenal.
Peor tantito, resulta inadmisible que un político como JD, jefe de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, jefe de las finanzas públicas, jefe de las corporaciones policiacas, jefe nato del partido en el poder, miembro de la CONAGO, Conferencia Nacional de Gobernadores, pactara y transara con los narcos.
Para Ripley.
Bien anunciaron Carlos Fuentes Macías y Gabriel García Márquez, QEPD, en una exposición de libros en el Palacio de Minería en la Ciudad de México, que habían decidido dejar de escribir novelas y cuentos porque la realidad supera a la imaginación más prodigiosa.

BALAUSTRADAS: Un simple dato estadístico, entre tantos que hoy se diluyen, muestra los alcances de Duarte:
Miguel Alemán dejó una deuda pública de 3,500 millones de pesos.
Fidel Herrera la subió a 11 mil millones de pesos.
Javier Duarte la dejó en 52 mil millones de pesos, aun cuando hay quienes como el diputado Ricardo Ahued Bardahuil y el economista Rafael Arias, la calculan en más de cien mil millones.
“En la plenitud del pinche poder”, JD cacareaba que amaba a Veracruz, con la misma intensidad que amaba el Twitter.
En realidad, JD le partió la eme a 8 millones de habitantes.
Y lo peor, inverosímil el silencio y la complicidad del Órgano de Fiscalización Superior, ORFIS.
Y de la Comisión de Vigilancia del Congreso local.
Y de la Contraloría con el cacique huasteco.
Y de los seis secretarios de Finanzas y Planeación.
Y de los auditores internos y externos.
Y de la mayor parte de los 19 secretarios del gabinete legal, a quienes JD “ordeñaba” el presupuesto y desviaba tanto los recursos federales como estatales, y ellos, callados, quizá aliados, acaso cómplices.
Secuestrados, desaparecidos, asesinados y sepultados en fosas clandestinas, defendiendo con todo al ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita.
460 policías estatales encarcelados y sujetos, dice el Fiscal (lo que se duda), a un proceso por desaparición forzada, lo que en el derecho internacional significa que plagiaban personas y entregaban a los malosos.
Y las entregaban, claro, porque Javier Duarte está acusado por la PGR de delincuencia organizada y lavado de dinero.
Todo corrompió Duarte. Y todos (familiares, funcionarios y asesores) callaron.

ESCALERAS: Más aún: hacia el año 2014, la Auditoría Superior de la Federación detectó que para entonces JD había desviado 35 mil millones de pesos federales, solo federales.
Por un lado, siguió la pista en el gabinete duartista y el titular de Finanzas y Planeación, Fernando Chárleston junior, aceptó el delito y firmó un papelito comprometiéndose a restituir el dinero.
Y por el otro, y de acuerdo a la normatividad, informó del delito a la secretaría de Hacienda y Crédito Público.
Y según la ley, en ese momento, Luis Videgaray Caso debió apretar tuercas a Javier Duarte, pero nunca, jamás, jamás, jamás, lo hizo.
Y es que Duarte y Videgaray eran antiguos conocidos, desde que ambos coincidieron, primero, en la Cámara de Diputados, y segundo, fueron miembros de la misma comisión.
Es más, uno y otro diputados federales, Videgaray cabildeó un cafecito de Duarte con el presidenciable Enrique Peña Nieto, gobernador en el estado de México, en las oficinas del gobierno del estado de México en la Ciudad de México.
Todavía más: hacia el año 2010, Fidel Herrera Beltrán soñaba con la candidatura presidencial y hasta formó un equipo de académicos de la Universidad Veracruzana para diseñar una especie de Plan Nacional de Desarrollo.
Y cuando Javier Duarte fue destapado candidato priista a la silla embrujada de palacio, y Peña Nieto lo acompañara en Xalapa, Duarte cabildeó con Fidel un acercamiento, pero el góber fogoso se rehuyó y lo plantó, con todo y que estaba escondido en su mansión.
Más todavía, la fama pública registra que en nombre de la población de Veracruz, JD entregó 2,500 millones de pesos a Peña Nieto para su campaña presidencial.
Fue el momento cuando Veracruz se jodió más, mucho más, porque para entonces, 2012, el territorio jarocho ya era un río de sangre y “antes de que el gallo cantara 3 veces”, de paraíso terrenal había mudado a una sucursal del infierno, mejor dicho, al infierno mismo.
A la sombra de Peña Nieto, Javier Duarte se volvió el capataz de la gran hacienda porfirista llamada Veracruz.
El presidente de la república, priista igual que Javier Duarte, fue culpable por omisión del infierno llamado Veracruz.

Publicado en: http://www.blog.expediente.mx/nota/22171/portales-de-noticias-de-veracruz/protegio-pena-nieto-a-duarte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s