Desde el rincón: En busca de candidatas


soldadera06por Celia Rosado Romero

por Celia Rosado, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicacion de la Universidad Veracruzana
por Celia Rosado, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicacion de la Universidad Veracruzana

La efervescencia de las elecciones que se darán a nivel estatal y federal ponen a las féminas en el ojo del huracán, más con la el arrastre de la fama de Hillary Clinton que invade las pantallas de la televisión con su carisma. El empoderamiento de las mujeres en las esferas gubernamentales es un anhelo acariciado desde décadas, de ahí que, Margarita Zavala, alejada de la fama de su esposo el expresidente Felipe Calderón, busca ser la abanderada panista.
Sin embargo, la sorpresa es el anunció del Congreso Nacional Indígena y los zapatistas con la afirmación de lanzar una fémina como candidata independiente a competir en la contienda nacional del 2018, con el razonamiento de haber sido excluidos de las grandes decisiones de la políticas del país.
Con la aparición del subcomandante Marcos, tras haber sido exonerado por la justicia, al haber prescripto la orden de aprehensión ordenada desde hace dos décadas (1995), brinda la posibilidad de ser parte de la toma de decisión de enviar a una mujer a ser quien dé la cara a los abusos reclamados por los indígenas, para ocupar un cargo y evitar ser excluidos de la agenda nacional.
Ahora, con referencia a las posibles candidatas al estado de Veracruz, es decir, alcaldías, sindicaturas y regidurías, como representantes de los partidos o en su defecto una candidatura independiente, los pone en aprietos. Estamos contabilizando, según las leyes emanadas del Instituto Nacional Electoral, de 106 municipios y 1500 posiciones dentro de ellas, si es qué no desean que les rechacen sus postulaciones, por no cubrir la cuota del 50 por ciento.
La semana de pleno festejo de días de muertos, inicia la carrera ante el proceso electoral. Es más, la disputa se prevé que sean los cónyuges de los que están insertados en la nómina, lo que en las pasadas elección se dio entre en el panismo y priismo, quienes busque colocar a sus esposas o alguien allegada a sus afectos.
Resulta interesante la posibilidad de encontrar mujeres que tengan una trayectoria social demostrada con acciones en beneficio de la colectividad, sin el estigma de ser hija, prima, esposa o amiga de un funcionario. Las candidaturas independientes es un buen camino para iniciar una carrera política con vientos refrescantes y sobre todo, como se menciona, que sea el amiguismo o parentesco el fuerte de su postulación.
Los zapatistas dan el ejemplo al buscar la trayectoria del acceso a la política en un desolador panorama que desafortunadamente, en los últimos tiempos ha sido el signo de la política mexicana. Es momento de capitalizar el enojo de la ciudadanía ante hechos de corrupción que día a día ocupan los titulares de los medios de comunicación impresos y electrónicos.
Sin embargo, a la pregunta de una maestra ¿qué pasará cuando las femeninas nos gobiernen? ¿Nos irá mejor? Es incierta la respuesta. Es de reconocer que en la toma de decisiones del Congreso que hoy rige en el estado, con mujeres ocupando curules en las diputaciones, no hayan apoyado la voz de muchas manifestándose en contra de la ley de aborto, poniendo un ejemplo.
En sentido estricto se está ante un movimiento de reforma de la conducción del estado a pesar de las condicionantes que prevalecen. Se hace imperativo ahuyentar las demandas de los sectores en el poder y voltear a las demandas populares, que están al borde de tomar en sus manos las leyes, casos que se dan en las zonas serranas en relación al castigo de la delincuencia, al erigirse en jueces para hacer justicia.
O el caso de los indígenas en México que ya piensan en una candidatura sin importar el apoyo partidista, que por cierto, están todos las organizaciones políticas en pugna y no brindan una imagen de legitimidad, integridad, respeto, valores que serían el pilar de grupos sociales.
Se requiere el respaldo vigoroso de las mayorías sociales si se desea para el estado veracruzano un mejor escenario, conllevando crecimiento en el empleo, reducir la delincuencia, mejorar la educación, que son tres de las demandas que se hacen patente.
La reflexión se cimienta en la intención del voto en un año electoral decisivo, un manejo inadecuado del proceso sería catastrófico, ya se vivió en estos últimos meses, pudiendo llevar a la disolución de los comicios.
Es tiempo de responsabilidades.
Sin importar género. A los aspirantes se les pide no envenenar la atmósfera ciudadana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s