60 Segundos: ALGO DE LO DICHO POR DON JOSE MÚJICA


josemujicaALGO DE LO DICHO POR
DON JOSE MÚJICA

por Raúl González Rivera

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana
Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

El ex presidente de Uruguay, don José Mújica, hace poco menos de un mes vino a la ciudad de México y al definir que es la política, apuntó que se trataba de la misión más grande a que puede aspirar alguien que gusta de servir a los demás, sin condicionamientos, ni revanchismos, sino que quien se realice como tal, inclusive debe hacerlo de manera gratuita.
Al ex mandatario más modesto, reconocido por el resto de sus iguales en ese entonces, le vinieron a la memoria las hazañas de los políticos griegos, que de la tarea política hicieron un arte, al cual solo podían acceder los que sintieran la necesidad de servir, menos no.
El personaje, es recordado porque en el curso de su mandato nunca vistió de traje y corbata. Inclusive cuando visitó al Papa Francisco en ciudad del Vaticano, lo hizo de saco informal. Así también lució cuando lo recibió el presidente Barack Obama, en la Casa Blanca.
Tal vez, uno de los escasos políticos que cuando ejerció el cargo de presidente de Uruguay caminaba por las calles de su país, sin guaruras, ni lujosos automóviles, ni camionetas blindadas, pues gustaba de conducir personalmente su “vochito” de modelo atrasado y de color azul. Luchador social desde sus años mozos, conoció la cárcel, cuando hubo que defender sus ideales.
Ideólogo, activista toda su vida, finalmente alcanzaría la silla presidencial de Uruguay, en donde a decir suyo se sintió extraordinariamente para combinar sus dichos con la práctica. En su gestión, a la gente más vulnerable atendió magistralmente. Al pueblo no debe faltarle casa, empleo y que sus pagas salariales sean puntuales.
Lo dijo y recalcó don José Mojica, el personaje que recién estuvo en la isla de Cuba, para rendir homenaje póstumo al ex presidente Fidel Castro, de quien apuntó que la humanidad habría de saber por mucho más tiempo en la posteridad. Que no es cierto que el olvido sea pronto, porque de hecho tenía diez años fuera del poder y sus escritos y discursos seguían siendo motivo de grandes controversias.
Cuestionado por la periodista Adela Micha, acerca del quehacer que debe ofrecer un funcionario público, dirá que éste antes que pensar en su persona y bolsillo, debe hacerlo en favor de sus representados.
En Veracruz el gobernador prófugo ya no lo escucharía, pero si algo queda de lo dicho por el ex presidente uruguayo, que pudiera retomarse y aplicar en un caso eminentemente local, cuenta que los gobernados mexicanos, todo le han dispensado a sus políticos, hasta que roben, pues los hay inmensamente ricos quienes al amparo del poder lo han sido y lo son, pero que nunca dejen de cubrir sus elementales compromisos de pagar a sus trabajadores, a sus maestros, a todos cuantos perciben justamente un salario, porque entonces mil condenas caerán sobre sus espaldas.
El desprecio del pueblo, es inaudito como puede avistarse en días como éstos, en que si encarcelan o no al prófugo es lo de menos. La gente, hasta en este sentido, perdió ya su capacidad de asombro y quizá de venganza. Lo que no quiere es que le hurguen sus bolsillos. Al tiempo.

* SIN NINGUNA EMOCIÓN,
ANTE INFORME DE ALCALDES

La gran fiesta que representaba la asistencia de la gente a la lectura de los informes municipales, igual se perdió o está por capitular.
El contacto más directo y personal de los ciudadanos, es precisamente con los ediles.
Sin embargo, conforme trasciende el tiempo, igual, a esta gesta acuden solo los familiares de los ediles, sus cuates, los amigos y socios en los negocios que suelen realizar algunos de ellos. Pero el pueblo, si bien es cierto que carece de una crítica razonada para con sus autoridades más inmediatas, también ve con soslayo una lectura semejante.
A los ciudadanos hay que cubrirles las exigencias o necesidades sociales más sentidas, como son el agua potable, que le cuesta mes con mes, más centavos y pesos, la luz eléctrica, que está bajo la amenaza de elevar sus precios en el año 2017 y que los servicios de la recolección de basuras-siempre deficientes- se modernicen y conviertan las ciudades veracruzanas en un ejemplo de sanidad y limpieza.
Este malestar que es constante, en una mayoría de las municipalidades-porque claro que hay sus excepciones, aunque son menos- se traduce en el desinterés de una sociedad que por ser apática no interroga, no acosa ni pregunta los porqués de tantas desventuras materiales y sociales que experimentan municipios cuyas riquezas naturales, están a la vista, pero que en la hora de la realidad es imposible que puedan sostener como tales.
Cierto es que los ayuntamientos municipales, carecen muchas veces hasta de lo indispensable. El misterio para muchos, es cómo es que políticos enanos mentales, transforman sus personales existencias de pobreza ancestral a la riqueza que acumulan cuando se fueron de la tarea, que necesariamente dejan inconclusa.
Viejos ex funcionarios públicos, recuerdan que el gobernador Fernando López Arias decía a los alcaldes amigos suyos, de su tiempo, roben haciendo obra pública, pero que todos queden contentos, por aquello del diezmo en la obra contratada con las compañías constructoras. Y así la sociedad no se quejará ni acusará a quienes sirven de rateros.
El mexicano a diferencia de los nacionales del resto de países latinoamericanos, está hecho de una madera diferente. Es solícito en el aplauso a sus servidores públicos, aun cuando aquel les diga mentiras, pero utiliza una retórica fina, elegante, que igual, muchos políticos actuales de la cual no gozan. Imagine usted nomás contar con un alcalde como Cuauhtémoc Blanco, excelente futbolista, pero ayuno de la menor convicción y tacto para hacer política. En Cuernavaca, sus pobladores, en forma mayoritaria, están que no aciertan a saber cómo sacudírselo y apenas está empezando prácticamente.
Pocos seguramente son los informes de alcaldes municipales en estos días, que tengan una afluencia copiosa en los recintos donde han de informar al pueblo sus logros y fracasos, porque igual, hay una mayoría de sectores vapuleados por la pobreza, la inequidad en el reparto de los bienes, sin tiempo para perderlo en escuchar la palabrería hueca, sin una meta de atención a las calamidades que asuelan en sus calles como es la violencia, la inseguridad, la contaminación del ambiente y el descrédito que no pocos de sus políticos municipales enfrentan ante quienes los llevaron al poder precisamente.

* PRIMERO LOS TAXIS,
LUEGO LOS PASAJEROS

Xalapa, fue agolpada precisamente por una cantidad fuera de serie de taxis recorriendo criminalmente sus calles y avenidas, pues una mayoría de sus conductores son inexpertos, ineficientes en el manejo de dichos vehículos y ajenos al menor respeto por las reglas de urbanidad y civismo.
Pero si a esto le añade usted el acoso de líderes de un gremio, que no se conforma precisamente de choferes incapacitados como tales, pasa lo que viene sucediendo en la terminal de autobuses foráneos de Caxa, en donde para sus empresarios, miedosos ante el reclamo de taxistas, primero son los taxis y luego los pasajeros.
Un usuario que arriba en automóvil de alquiler, tiene que exponerse a ser aplastado por uno de los taxistas, que las 24 horas del día forman filas interminables, en espera de supuestos viajeros que arriban a la ciudad, simplemente porque el acceso principal está clausurado por los propios taxistas, en detrimento de los usuarios, que son los que pagan un boleto como tales y viajan a otros destinos de la entidad y el país.
El fenómeno tiene una respuesta: es excesivo el número de taxis de cara a las exigencias locales. Además, de que buen número de taxistas, dedican parte de su tiempo al atraco de usuarios y pasajeros suyos, en aras de estar al servicio de alguna de las tantas bandas delincuenciales que existen en la ciudad. Esto dicho por sus propios dirigentes gremiales.
Y lo peor, que ninguna autoridad pública de servicio vial, se aboca en serio a resolver un potencial problema que se vaticina hacia un pronto plazo, con consecuencias que pueden ser fatales en muchos casos.
Esto viene a colación, con el anuncio extraoficial de que se está estudiando un fenómeno que sobre todo creció y lo vieron sin ningún escrúpulo autoridades viales en los últimos doce años, en el sentido de que se autorizaron concesiones sin realizar ningún mapeo o estudio sobre necesidades reales de un transporte que de dos mil 500 taxis, se incrementó a casi diez mil unidades, constituyendo en las calles de la ciudad, un verdadero riesgo, como es la constante de siniestros y otros accidentes, en que se ven envueltos, amén de los incidentes provocados por aquellos en contra del resto de conductores de automóviles.
La profesión de taxista, no existe, razón de peso suficiente para ser escudriñado un rubro tan necesario, pero no en las cantidades con que ahora vive la ciudad.
Por cierto los programas anunciados con suficiente antelación de “yo leo en taxi” y el de “taxistas bilingües”, por favor, en una ciudad como Xalapa, fracasaron rotundamente. Una mayoría aplastante de taxistas ignora cuáles son los nombres de las cuatro calles que conforman el centro de la capital y de historia de la otrora Atenas de Veracruz, saben lo que un alumno de primer año de la facultad de derecho, conoce de juicios orales. Por favor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s