60 Segundos: LA MARIHUANA SERÁ EL GRAN NEGOCIO LÍCITO



marihuana*por Raúl González Rivera
*

LA MARIHUANA SERÁ
EL GRAN NEGOCIO LÍCITO

Lo que nadie habría creído que llegaría, igual se hará realidad con la expectativa de ser un gran negocio, que los buenos seguramente le arrebatarán a los malos, consistente en procesar industrialmente la hoja verde, se dice, para usos medicinales.
La administración de gobierno federal se había mantenido inicialmente en no permitir ni un sólo paso en la ruta para legalizar el consumo de la yerba verde.
Voces autorizadas en este país, entre éstas la del doctor Manuel Mondragón y Kalb, se habían pronunciado en el sentido de no permitir siquiera que el tema fuera abordado por los legisladores.
Sin embargo, en el curso del mismo sexenio la administración púbica del país cambió radicalmente, quizá inspirado en que una mayoría de los 50 estados de la Unión Americana tienen como legal el consumo de la marihuana.
El doctor Mondragón y Kalb y otros profesionales de la medicina, el derecho y la ciencia política coincidieron en que, si bien es cierto que hay adictos en esta gran Nación, también no es menos cierto que los mexicanos más son productores y operan como puente de conexión con el mercado mundial por excelencia, que son precisamente los Estados Unidos de Norteamérica.
Sin embargo, también el Congreso escuchó el canto de las sirenas y apuró su debate y aprobación con la supuesta limitación a que el consumidor sólo podrá hacerlo con cinco gramos de la yerba ya procesada.
Por supuesto, que el país se la está jugando. El negocio seguramente quedará en manos de los poderosos intereses económicos que se mueven con el aval de las instituciones, arrebatando por supuesto la siembra, cultivo y producción a los industriales, que se ubican en el campo de la delincuencia, con todas sus variantes.
Sabidas las tantas debilidades que confrontan los jóvenes particularmente, quienes conforman el 68 por ciento de la población nacional, éste puede convertirse igualmente en uno de los problemas capitales en el porvenir inmediato para la Nación azteca, porque si bien es cierto que sólo serán 5 gramos los autorizados para consumir por paciente, con atención médica y receta en mano, en un país, donde las leyes se rebasan con la ilegalidad y corrupción de autoridades, seguramente contará con más adictos o le hará la competencia sobre todo al coloso vecino del norte en dicha materia.
Y lo verdaderamente grave es que, inclusive, voces del Congreso que se habían mostrado apáticas a una autorización semejante, a la hora de emitir los votos levantaron su dedito y coincidieron en que se aprobara tal consumo –se dice pomposamente– para/o con fines eminentemente medicinales.
Por favor, menos hipócritas, porque en un país con tantos vicios, seguramente en el futuro inmediato tendrá legiones de adictos y alcohólicos bajo la criminal mascarada de que son pacientes y el consumo de la marihuana es su medicina.
Bueno sería saber cuál es la opinión del doctor José Narro Robles, en todo este entramado para convencer de las propiedades y no las consecuencias que pueden ser mucho más fatales, con la legalización de la marihuana en México, como medicamento para los adictos bajo control. Al tiempo.

* LA MENDICIDAD TIENE
NUMEROSOS ROSTROS

Como puede observarse en la calle, la mendicidad tiene numerosos rostros y lo mismo está representada o alcanza a mayores de edad, como a la legión de jóvenes centroamericanos que están inundando la ciudad, sin que la dependencia encargada de ver por ellos diga o haga algo, en tanto su titular en Veracruz, hasta el régimen anterior, ya anduviera buscando la candidatura al ayuntamiento municipal de Cosamaloapan de Carpio.
El problema no es menor, sobre todo porque la afluencia de pedigüeños en los puntos estratégicos de la ciudad, con diferentes disfraces, se agolpa prácticamente y por momentos se convierte en un severo riesgo para la integridad de los automovilistas, objetivo particular de aquellos que reclaman los cinco pesos en adelante, dicen, para comer un taco.
Bien podría calcularse que son alrededor de tres mil los pedigüeños que se apoderan cotidianamente de las calles de la otrora Atenas de Veracruz, la sede de los tres poderes estatales y asiento del mayor número de instituciones de enseñanza e investigación científica existentes en la propia entidad veracruzana.
Una vez que inician las primeras horas del día, igual, es la aparición de jóvenes de ambos sexos, personas mayores y pequeños, alzando la mano para pedir a los automovilistas los pesos y centavos que son incapaces de conseguir de otra forma y que lo hacen considerando que los conductores de automóviles forman un grupo aparte del resto, con recursos en los bolsillos, cosa más equivocada, sobre todo en una ciudad donde habitan burócratas, académicos y gente sencilla que nada tiene que ver con los grandes capitales ni las industrias de las zonas reconocidas como ricas.
Empero, el problema que es social, allí está. La autoridad lo soslaya, el Instituto de Migración calla criminalmente, pero en tanto la situación de los migrantes que se convierten igualmente en un riesgo para la seguridad de los pedigüeños en nuestras calles y colonias de la ciudad, en tanto siga registrándose gracias a la mira burocrática con que se atiende este fenómeno que es social y económico, la crisis se hará mayor.
Cómo es que en una capital, donde se yergue el mayor número de escuelas y facultades universitarias, se tenga que estar afrontando esta problemática, en la cual, como es sabido, se inmiscuyen igualmente alguno que otro asaltante y varios pilluelos más.
Es sabido, también, que la administración de gobierno anterior este problema lo visualizó desde atrás de los escritorios y que nada se hizo ante el arribo de “La Bestia” transportando a cientos de miles de ilegales procedentes de países centroamericanos, se dio de manera indiscriminada, se debió única y exclusivamente al desinterés que la autoridad destinó al fenómeno, no obstante que sus cuerpos de seguridad se dieron igualmente a la tarea de explotar a dichos viajeros ilegales, a otros tantos los vio perder la vida y a varios más –según se cuenta– los desapareció.

* LAS IZQUIERDAS CON UN
CANDIDATO, O NO GANAN

Ricardo Monreal, el aguerrido ex gobernador de Zacatecas y actual delegado de una de las demarcaciones más conflictivas de la ciudad de México, coincide en que si para 2018 las izquierdas no van con un candidato de unidad, simplemente volverán a ver frustradas sus aspiraciones de conquistar la presidencia de la república.
Las preferencias electorales, conforme a la única encuesta válida en este momento, llevada a cabo por el periódico Reforma, se inclinan en favor de Andrés Manuel López Obrador, lo cual quiere decir que, inclusive, Miguel Ángel Mancera estaría condenado a perder dicha elección y a la vista no hay otro tirador que le haga sombra al dirigente nacional de Morena.
Si bien la derecha incluye un listado de cuando menos cuatro nombres de socios influyentes en alguna parte del electorado, las izquierdas cuentan con varios personajes en sus trincheras, pero en una contienda hacia los interiores de Morena, PRD, Movimiento Ciudadano y PT, sin dejar lugar a ninguna duda, el ex jefe de gobierno del antiguo DF, López Obrador, lleva la delantera y por amplio margen.
En un país altamente democrático y en donde la pluralidad se da, necesariamente habría de presumir que un candidato de izquierda tendría que ser la alternativa a seguir en el 2018.
El viejo régimen perduró 80 años y su tiempo se agotó con sólo perder el poder dos periodos.
El panismo despertó una gran esperanza, pero en sólo doce años el entusiasmo popular con la práctica de un régimen, el de Fox, el cual provocó el desmoronamiento de las instituciones públicas, y el de Calderón Hinojosa, el cual para legitimarse tuvo que inventar una guerra contra la delincuencia, que siguió el viejo régimen de retorno al poder, pero que no concluye y en cambio la cifra de víctimas mortales se acerca ya al medio millón de mexicanos.
Po supuesto que Graco Ramírez, el gobernador de Morelos, es un tirador a la candidatura presidencial, pero sin el conocimiento del resto de la sociedad azteca.
Marcelo Ebrard Casaubón permanecerá en el extranjero hasta los días finales del actual régimen de gobierno priista. Y en el caso de Miguel Ángel Mancera García, sus asesores y voceros tendrían que identificarlo como un precandidato sin grandes expectativas, pues en los más de 20 años de gobiernos de oposición al PRI, los ex defeños lo consideran un gobernante incómodo, que en mucho afectó sus bolsillos con tantas contribuciones y multas en los rubros de tránsito, vialidad y otros temas.
Así las cosas, el único aspirante que ha recorrido varias veces el país, es el dirigente nacional de Morena.
Si las izquierdas se separan en la jornada electoral que viene, muy probablemente ésta sería la última ocasión en que pudiera estar a un paso de alcanzar la silla presidencial, dejando en el porvenir el paso para el bipartidismo que ostenta la otra mitad del electorado nacional, aún con los porcentajes de menos del 50 por ciento de ciudadanos registrados en el padrón electoral, como ha sido avistado en las tres últimas sucesiones sexenales.
Ricardo Monreal es un activo que con gran acierto apunta a la necesidad de sumar fuerzas la oposición que milita en las izquierdas, con miras a la alternancia que tanto ha hecho falta en un país, que se precia de convivir en un sistema plural. ¿Qué le parece?

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana
Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Lo que nadie habría creído que llegaría, igual se hará realidad con la expectativa de ser un gran negocio, que los buenos seguramente le arrebatarán a los malos, consistente en procesar industrialmente la hoja verde, se dice, para usos medicinales.
La administración de gobierno federal se había mantenido inicialmente en no permitir ni un sólo paso en la ruta para legalizar el consumo de la yerba verde.
Voces autorizadas en este país, entre éstas la del doctor Manuel Mondragón y Kalb, se habían pronunciado en el sentido de no permitir siquiera que el tema fuera abordado por los legisladores.
Sin embargo, en el curso del mismo sexenio la administración púbica del país cambió radicalmente, quizá inspirado en que una mayoría de los 50 estados de la Unión Americana tienen como legal el consumo de la marihuana.
El doctor Mondragón y Kalb y otros profesionales de la medicina, el derecho y la ciencia política coincidieron en que, si bien es cierto que hay adictos en esta gran Nación, también no es menos cierto que los mexicanos más son productores y operan como puente de conexión con el mercado mundial por excelencia, que son precisamente los Estados Unidos de Norteamérica.
Sin embargo, también el Congreso escuchó el canto de las sirenas y apuró su debate y aprobación con la supuesta limitación a que el consumidor sólo podrá hacerlo con cinco gramos de la yerba ya procesada.
Por supuesto, que el país se la está jugando. El negocio seguramente quedará en manos de los poderosos intereses económicos que se mueven con el aval de las instituciones, arrebatando por supuesto la siembra, cultivo y producción a los industriales, que se ubican en el campo de la delincuencia, con todas sus variantes.
Sabidas las tantas debilidades que confrontan los jóvenes particularmente, quienes conforman el 68 por ciento de la población nacional, éste puede convertirse igualmente en uno de los problemas capitales en el porvenir inmediato para la Nación azteca, porque si bien es cierto que sólo serán 5 gramos los autorizados para consumir por paciente, con atención médica y receta en mano, en un país, donde las leyes se rebasan con la ilegalidad y corrupción de autoridades, seguramente contará con más adictos o le hará la competencia sobre todo al coloso vecino del norte en dicha materia.
Y lo verdaderamente grave es que, inclusive, voces del Congreso que se habían mostrado apáticas a una autorización semejante, a la hora de emitir los votos levantaron su dedito y coincidieron en que se aprobara tal consumo –se dice pomposamente– para/o con fines eminentemente medicinales.
Por favor, menos hipócritas, porque en un país con tantos vicios, seguramente en el futuro inmediato tendrá legiones de adictos y alcohólicos bajo la criminal mascarada de que son pacientes y el consumo de la marihuana es su medicina.
Bueno sería saber cuál es la opinión del doctor José Narro Robles, en todo este entramado para convencer de las propiedades y no las consecuencias que pueden ser mucho más fatales, con la legalización de la marihuana en México, como medicamento para los adictos bajo control. Al tiempo.

* LA MENDICIDAD TIENE
NUMEROSOS ROSTROS

Como puede observarse en la calle, la mendicidad tiene numerosos rostros y lo mismo está representada o alcanza a mayores de edad, como a la legión de jóvenes centroamericanos que están inundando la ciudad, sin que la dependencia encargada de ver por ellos diga o haga algo, en tanto su titular en Veracruz, hasta el régimen anterior, ya anduviera buscando la candidatura al ayuntamiento municipal de Cosamaloapan de Carpio.
El problema no es menor, sobre todo porque la afluencia de pedigüeños en los puntos estratégicos de la ciudad, con diferentes disfraces, se agolpa prácticamente y por momentos se convierte en un severo riesgo para la integridad de los automovilistas, objetivo particular de aquellos que reclaman los cinco pesos en adelante, dicen, para comer un taco.
Bien podría calcularse que son alrededor de tres mil los pedigüeños que se apoderan cotidianamente de las calles de la otrora Atenas de Veracruz, la sede de los tres poderes estatales y asiento del mayor número de instituciones de enseñanza e investigación científica existentes en la propia entidad veracruzana.
Una vez que inician las primeras horas del día, igual, es la aparición de jóvenes de ambos sexos, personas mayores y pequeños, alzando la mano para pedir a los automovilistas los pesos y centavos que son incapaces de conseguir de otra forma y que lo hacen considerando que los conductores de automóviles forman un grupo aparte del resto, con recursos en los bolsillos, cosa más equivocada, sobre todo en una ciudad donde habitan burócratas, académicos y gente sencilla que nada tiene que ver con los grandes capitales ni las industrias de las zonas reconocidas como ricas.
Empero, el problema que es social, allí está. La autoridad lo soslaya, el Instituto de Migración calla criminalmente, pero en tanto la situación de los migrantes que se convierten igualmente en un riesgo para la seguridad de los pedigüeños en nuestras calles y colonias de la ciudad, en tanto siga registrándose gracias a la mira burocrática con que se atiende este fenómeno que es social y económico, la crisis se hará mayor.
Cómo es que en una capital, donde se yergue el mayor número de escuelas y facultades universitarias, se tenga que estar afrontando esta problemática, en la cual, como es sabido, se inmiscuyen igualmente alguno que otro asaltante y varios pilluelos más.
Es sabido, también, que la administración de gobierno anterior este problema lo visualizó desde atrás de los escritorios y que nada se hizo ante el arribo de “La Bestia” transportando a cientos de miles de ilegales procedentes de países centroamericanos, se dio de manera indiscriminada, se debió única y exclusivamente al desinterés que la autoridad destinó al fenómeno, no obstante que sus cuerpos de seguridad se dieron igualmente a la tarea de explotar a dichos viajeros ilegales, a otros tantos los vio perder la vida y a varios más –según se cuenta– los desapareció.

* LAS IZQUIERDAS CON UN
CANDIDATO, O NO GANAN

Ricardo Monreal, el aguerrido ex gobernador de Zacatecas y actual delegado de una de las demarcaciones más conflictivas de la ciudad de México, coincide en que si para 2018 las izquierdas no van con un candidato de unidad, simplemente volverán a ver frustradas sus aspiraciones de conquistar la presidencia de la república.
Las preferencias electorales, conforme a la única encuesta válida en este momento, llevada a cabo por el periódico Reforma, se inclinan en favor de Andrés Manuel López Obrador, lo cual quiere decir que, inclusive, Miguel Ángel Mancera estaría condenado a perder dicha elección y a la vista no hay otro tirador que le haga sombra al dirigente nacional de Morena.
Si bien la derecha incluye un listado de cuando menos cuatro nombres de socios influyentes en alguna parte del electorado, las izquierdas cuentan con varios personajes en sus trincheras, pero en una contienda hacia los interiores de Morena, PRD, Movimiento Ciudadano y PT, sin dejar lugar a ninguna duda, el ex jefe de gobierno del antiguo DF, López Obrador, lleva la delantera y por amplio margen.
En un país altamente democrático y en donde la pluralidad se da, necesariamente habría de presumir que un candidato de izquierda tendría que ser la alternativa a seguir en el 2018.
El viejo régimen perduró 80 años y su tiempo se agotó con sólo perder el poder dos periodos.
El panismo despertó una gran esperanza, pero en sólo doce años el entusiasmo popular con la práctica de un régimen, el de Fox, el cual provocó el desmoronamiento de las instituciones públicas, y el de Calderón Hinojosa, el cual para legitimarse tuvo que inventar una guerra contra la delincuencia, que siguió el viejo régimen de retorno al poder, pero que no concluye y en cambio la cifra de víctimas mortales se acerca ya al medio millón de mexicanos.
Po supuesto que Graco Ramírez, el gobernador de Morelos, es un tirador a la candidatura presidencial, pero sin el conocimiento del resto de la sociedad azteca.
Marcelo Ebrard Casaubón permanecerá en el extranjero hasta los días finales del actual régimen de gobierno priista. Y en el caso de Miguel Ángel Mancera García, sus asesores y voceros tendrían que identificarlo como un precandidato sin grandes expectativas, pues en los más de 20 años de gobiernos de oposición al PRI, los ex defeños lo consideran un gobernante incómodo, que en mucho afectó sus bolsillos con tantas contribuciones y multas en los rubros de tránsito, vialidad y otros temas.
Así las cosas, el único aspirante que ha recorrido varias veces el país, es el dirigente nacional de Morena.
Si las izquierdas se separan en la jornada electoral que viene, muy probablemente ésta sería la última ocasión en que pudiera estar a un paso de alcanzar la silla presidencial, dejando en el porvenir el paso para el bipartidismo que ostenta la otra mitad del electorado nacional, aún con los porcentajes de menos del 50 por ciento de ciudadanos registrados en el padrón electoral, como ha sido avistado en las tres últimas sucesiones sexenales.
Ricardo Monreal es un activo que con gran acierto apunta a la necesidad de sumar fuerzas la oposición que milita en las izquierdas, con miras a la alternancia que tanto ha hecho falta en un país, que se precia de convivir en un sistema plural. ¿Qué le parece?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s