ESPACIO ABIERTO Némesis II


yunes-linares-y-fidelpor Manolo Victorio Valle

por Manolo Victorio Valle, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana
por Manolo Victorio Valle, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

La cara oculta en el multipublicitado retorno de Fidel Herrera Beltrán a México, tiene una interpretación hermenéutica, cerrada, codificada. Dicen quienes le juegan a la ciencia política que la realidad no es la que nos vende el gobernador Miguel Ángel Yunes, quien sostiene que a Fidel le dieron un puntapié del consulado mexicano en Barcelona, debido a las denuncias por la adquisición de medicamentos clonados en su sexenio. El regreso del ex gobernador priista es una maniobra desesperada del presidente Enrique Peña Nieto, quien se ha quedado sin colaboradores que le vuelvan a tejer el entramado del sistema político priísta. Enrique Peña Nieto está en caída libre.

Requiere de paracaídas para no estrellarse ante la repulsa del pueblo que reaccionó indignado por el alza a los combustibles, el aumento escandaloso en la corrupción de la clase política y la miseria social que tiene a México hundido. Andrés Manuel López Obrador está convertido en un mesías tropical que encabeza una marea de aceptación popular que parece ya imparable. Sólo los finos tejedores de la política subterránea podrían construirle un dique que evite que la corriente del tabasqueño inunde Los Pinos. Eso piensa el presidente. De ahí la primera lectura de la llega de Fidel Herrera Beltrán a Veracruz. Es un emisario a quien se le ha encomendado detener el avance morenista en el estado, al que por un puñado de votos no conquistó con su abanderado Cuitláhuac García Jiménez.

Las presidencias municipales son las cajas chicas que Andrés López Obrador requiere para su asalto a Los Pinos. Y la zona sur, desde Coatzacoalcos hasta Acayucan, es un bastión donde MORENA se alzará con el triunfo el domingo 4 de junio. Con dinero de las alcaldías veracruzanas, el señor López tendrá combustible para andar de saltimbanqui por todo México, haciendo proselitismo hacia su persona hacia la elección presidencial del 2018.

La otra arista bajo el iceberg, la otra versión sumergida del regreso del Tío Fide, como le llaman sus seguidores que –curiosamente- ordenaron pintar leyendas de bienvenida en bardas de la zona limítrofe con Puebla con la tipografía del PVEM; es que el gobierno federal le envió un distractor al gobernador incómodo.

Y es que por 66 días, Miguel Ángel Yunes Linares ha cabalgado en caballo de hacienda en territorio veracruzano, enseñoreado del día y la noche. Nada de movía sin la venia del gobernador… hasta el anuncio del propio Fidel Herrera Beltrán respecto al regreso a casa. El ex gobernador será un distractor en el quehacer administrativo pero también en el renglón político para Miguel Ángel Yunes, quien sin pretenderlo voluntariamente, metió al nopaltepecano a la agenda pública.

Fidel es un operador político, un mal necesario para el sistema priista que ahora lo revive del exilio. Será interesante observar como polariza el escenario político en la parcela veracruzana, sobre todo, sabedor del carácter explosivo del gobernador en funciones. Fidel viene a contrarrestar el crecimiento del gobernador. Llega a zancadillearlo ante una eventual candidatura presidencial. Viene a robarle las canicas que pueda en el reparto del juego de las presidencias municipales.

Fidel será el jefe visible del Partido Verde Ecologista de México en Veracruz. Fidel será el jefe de facto, el líder de los priistas arrinconados, humillados, vilipendiados y condenados por el gobernados Miguel Ángel Yunes Linares.

Si recurriésemos a la fábula política, Fidel será la habilidosa mangosta que saque de quicio a la cobra real, mordisqueándola incesantemente hasta cansarla y devorarla. Fidel, dicen sus propagandistas, trae todo el power de Los Pinos. Habrá que ver si es lo mismo hoy Fidel que dos sexenios después. Lo que no previeron en Los Pinos es que, ante el naufragio tricolor, Fidel es capaz de volverse discípulo de Andrés Manuel. Así que traerlo de vuelta, es caminar sobre una delgada línea roja.

@ManoloVictorio Facebook: Manolo Victorio Valle Correo: mvictorio33@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s