60 Segundos: Ni pío dicen los consejeros del IPE


Saqueadores del IPE VeracruzPor Raúl González Rivera
*ANTES QUE EL MURO,
NUESTROS INMIGRANTES
Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana
Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

El muro se va a construir, lo quiera o no el estado mexicano. Quien tenga que hacer su pago, será tema para la mesa de debates y negociaciones de un futuro inmediato.
Lo verdaderamente importante es cómo se va a dar la defensa de los casi diez millones de mexicanos, entre ellos un millón de veracruzanos, que huyeron del país por hambre y se introdujeron en tierras estadunidenses tras de cubrir una travesía de cientos de kilómetros, exponiendo sus vidas hasta concluir con su incursión en tierras ahora prohibidas por el presidente Donald Trump.
De qué manera los gobiernos federal y el estatal de Veracruz van a defender ante tribunales norteamericanos la estancia que por ahora es ilegal de diez millones de compatriotas, que en cualquier momento van a ser sometidos a una cacería indiscriminada, bárbara y no menos salvaje que ya se ve venir, con fines de llevar a cabo su deportación conforme al pedido del magnate hoy convertido en mandatario de la Nación más poderosa del norte.
Gobierno federal dice que autorizó una partida de mil millones de pesos para ponerlos a disposición de los 50 consulados aztecas establecidos sobre suelo yanqui, con vistas a que se alquilen los servicios profesionales de abogados, que deberán iniciar la defensa de los indocumentados nuestros.
Al momento, ninguna instancia de gobierno mexicano ha anunciado los planes o proyectos previamente elaborados para recibir a tres o cuatro millones de deportados, como primera devolución que hará el Tío Sam, conforme a las amenazas vertidas con antelación por el señor Trump.
Es decir, en qué van a ser empleados los mexicanos deportados, siendo que en suelo gringo habían conseguido un empleo bien pagado, que les permitió en pocos meses conseguir una casa y con comodidades, un automóvil o una camioneta y que sus hijos pudieran ir a la escuela y disfrutaran de los servicios médicos, inclusive especializados.
Esta es la premisa, para la cual el gobierno federal deberá tener una respuesta al alcance de los millones de mexicanos que seguramente serán deportados y que, en contra de dicha medida, faltarían los argumentos jurídicos y legales para poder evitarlo. Lo que los abogados deberán atender en territorio de los yanquis es tratar de evitar que dicho éxodo sea masivo y que quienes tienen hijos nacidos en Estados Unidos no sean separados de sus progenitores.
En esta cruzada por la dignidad y seguridad de diez millones de seres humanos, México va solo, ya que, como puede verse, ninguna nación del resto del continente latinoamericano, menos el europeo de occidente o de la región asiática, ha dicho algo que contraríe siquiera la amenaza de continuar con la edificación del muro o de responder con una muestra de respaldo al vapuleado estado mexicano.
Aquí en el país, la demanda de Rosario Robles Berlanga, en el sentido de que la manifestación ciudadana salga a las calle y muestre su repudio a las acciones del presidente Trump, alcanzó la fuerza de un agua de Tehuacán abierta a mitad del desierto. Los órganos dependientes del poder público y los partidos políticos ya lo hicieron, pero una nota a semejanza de la que dio el pueblo mexicano en apoyo al general Lázaro Cárdenas, cuando decretó la expropiación petrolera y la expulsión de las compañías petroleras del extranjero, sigue en la esquina de espera.

* EL CONFLICTO QUE ENFRENTA EL PRI,
CON UNA DESINFLADA DIRIGENCIA

Sin nada o poco que ofrecer, el PRI estrena dirigencia provisional, pues a los socios tricolores que presumen de tener o gozar de una larga trayectoria, cayó como balde de agua fría sobre sus espaldas la designación de Renato Alarcón como relevo de Felipe Amadeo Flores Espinosa.
La dirigencia del partido en Veracruz, prácticamente estaba acéfala desde hace cuatro o cinco meses, es decir, después de que la maquinaria tricolor perdiera rumbo durante la elección del último 5 de junio del pasado año de 2016.
Empero, como se sabe, el PRI a la manera de los botines que se pelean las distintas mafias y grupos de supuesto poder en esas lides, fue merodeado cuando menos por una docena de aspirantes, de cuyas trayectorias hablan sus rapacerías, actos de pillaje, pero en ninguno, como entre quienes pasan a ingresar al liderazgo estatal del partido, el talento, la creatividad, condición intelectual y cultural de los dinosaurios que hicieron permanecer al viejo régimen más de 80 años en el uso del poder sobre tierras veracruzanas.
El PRI de estreno –si así puede calificarse– “se renueva” o muere, sentencia que alguna vez aquí en el mismo edificio de Moreno y Ruiz Cortines, dictó el único dirigente culto que tuvo la maquinaria tricolor nacionalmente, don Jesús Reyes Heroles, a la cual los jóvenes porros de aquellos días le dieron la espalda, lanzando tomates sobre la humanidad del politólogo tuxpeño.
Desde entonces, también, el priismo veracruzano se vendría a menos, su derrumbe tenía que darse. Hizo de lado las exigencias sociales y se concretó en la consumación del atraco al erario público que sus abanderados a los cargos de elección popular consumaron magistralmente, en detrimento, abandono y olvido de la nave veracruzana, pues de otra suerte, no puede entenderse cómo siendo un estado rico, es de los más rezagados que existen en este país.
La derrota del PRI en comicios estatales tenía que registrarse y lo que viene será de consecuencias catastrofistas. Un dirigente con escaso reconocimiento en su favor por las bases del ex partidazo, cómo va a doblegar las ansias de un pueblo desencantado, triste y apabullado por las mentiras de los sexenios gubernamentales, que más atracaron las fortalezas de un pueblo que efectivamente no olvida ni perdona.
Enrique Ochoa Reza, el amo partidario en el poder central, mostró indignación con los socios priistas que se hartaron con el saqueo de los recursos públicos, pero nada en concreto se ha realizado para contener la ola del pillaje.
Lo suyo deberá hacer Renato Alarcón, sobre el cual apuestan los ciudadanos a cuestionar, bajo el terror que propician la pobreza, la violencia y la inseguridad que ha vivido la entidad, qué clase de partido ofertará un líder, que en principio tendría que aclarar cómo es que se mantiene la maquinaria tricolor, quién paga su sostenimiento, y si son las cuotas de sus militantes las que han sostenido a dicho membrete; bueno, que se comience con un acto de soberana toma de decisión dando a conocer el listado de quiénes son honestos y hacen su pago. Y entonces…. Quizá….

* NI PÍO DICEN LOS
CONSEJEROS DEL IPE

Ya son varias semanas las transcurridas de que jubilados, pensionistas y trabajadores en activo presentaron un documento con el cual, además de ventilar expectativas para sacar adelante al Instituto de Pensiones, no queden sin castigo autoridades del pasado que saquearon sus fondos y se exhiba y consigne a tribunales judiciales precisamente a los consejeros que por omisión y complicidad sabían lo que estaba pasando con sus recursos y es la hora que no sabe cuál es su paradero.
En ese consejo técnico figuran personajes del magisterio como la maestra Acela Servín Murrieta, Ricardo Diz Herlindo, Enrique Levet Gorozpe y otros más, que sin duda, de ser requeridos tendrán que decir todo cuanto saben y experimentaron de su ya legendario paso por la institución en cuestión.
Es de capital importancia en las indagatorias que deben estar realizando a las arcas del tesoro en el IPE, que los consejeros suelten lo que en su haber seguramente cuentan, porque todos son viejos representantes de las distintas organizaciones magisteriales ante la burocrática dirigencia del organismo paraestatal.
Y es que los asociados del IPE saben, por informaciones rendidas del Copipev, de los montos en que el saqueo fue consumado a través, sobre todo de los dos últimos sexenios, aunque cabría sospechar que alcanza al régimen de Miguel Alemán, por aquello de los tres mil millones de pesos retirados de última hora de su caja de caudales. Esto se dice, aunque sigue sin confirmarse, dicho sea.
Empero, persiste en el anonimato el monto de la reserva técnica, que sostendría por tiempo indefinido al organismo institucional, a partir de su creación con el entonces director José Luis Lobato Campos.
Sin embargo, la clase magisterial, los pensionistas y jubilados, siguen a la espera de conocer con exactitud de cuánto es el atraco cometido por ex funcionarios públicos y de qué tamaño son los inmuebles y muebles que forman parte del patrimonio de la institución, muchos vendidos y otros rentados y varios más recuperados, pero de cuyos numeritos las mayorías desconocen.
Por otro lado, la empleomanía en el edificio del IPE hasta antes de iniciar gestiones su nueva administración, incluye a cuando menos 400 burócratas, siendo que a decir de expertos y que pasaron por sus oficinas de dirección, la institución bien podría prescindir –si la crisis agobia su marcha–, de 300 y dejar sólo a cien, con los cuales la dependencia podría tener una eficaz conducción de sus cometidos laborales.
Sin embargo, se sabe que ha sido presentada una denuncia penal y demanda civil, con vistas a enderezar el rumbo de la institución en mención, no sin antes, que se sepa, cuál es el criterio que existe en cada uno de los personajes registrados como miembros del consejo técnico, puedan salvar su pellejo afirmando los puntos sobre las íes, como así lo contemplan justamente derechohabientes, pensionistas y jubilados. Al tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s