Bitácora Política Veracruzana: El costo para los veracruzanos del refinanciamiento


deudabitacora_logoPor Miguel Angel Cristiani Gonzalez

Por  Miguel Angel Cristiani González, egresado de la Facultad de Ciencias   de la Comunicación de la Universidad Veracruzana
Por Miguel Angel Cristiani González, egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Luego de que el gobernador del estado, Miguel Angel Yunes Linares ofreciera una conferencia de prensa para tratar específicamente el tema de la reestructuración de la deuda de Veracruz, en la que durante más de una hora presentó información detallada con gráficas, tablas comparativas y numerosos datos en los que se muestra la realidad financiera, corresponde ahora, nuevamente, al Congreso del Estado el incluir en la orden del día, el escabroso tema y librar lo que de otra manera significaría una quiebra técnica de la entidad..

Los y las diputadas de las distintas fracciones legislativas argumentaron que no había suficiente información sobre los montos y destinos que tendrían los recursos que se dejarían de pagar al renegociar las condiciones en que se pactaron las deudas que se tienen con diferentes instituciones bancarias y bursátiles.

Por principio de cuentas, Miguel Angel Yunes Linares explicó que la renegociación no implica de ninguna manera el que se vayan a negociar nuevas cuentas de deuda.

Reveló que el estado de Veracruz compromete el 67 por ciento de las participaciones federales para pagar créditos a instituciones bancarias.

Lo que se pretende es que la deuda que ya existe y que actualmente significa el pago de millones de pesos al mes, sea renegociada para disminuir esa cantidad, que sumada por un año representa un ahorro de 2 mil 200 millones de pesos

Nada más al Crédito Simple de Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) se le paga mil 200 millones de pesos cada mes, el triple de lo que se debería ser por un mes y que representa una pesada carga que se tiene que pagar.

También mantiene adeudos con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por 15 mil millones de pesos y si no se paga, tendría congelada una parte de las participaciones federales.

Pero además un dato importante es que por no pagar los montos pactados en la deuda actual, se tienen que pagar multas por el triple de su monto.

Independientemente de que los bancos pueden exigir el pago del monto total de la deuda que actualmente es de más de 42 mil millones de pesos.

La reestructuración de la deuda no significa que se vaya a recibir más dinero o que se vaya a ir a un banco para recibir más dinero, no lo que se trata es de negociar las condiciones de los préstamos que ya existen con cerca de 20 instituciones bancarias, para dejar de pagar elevadas tasas de interés y castigos por incumplimiento en los abonos.

Un dato revelador de lo que significa el retraso en la negociación de la deuda es que la no aprobación del decreto que se envió a la Legislatura desde hace ya un mes, implica para el pueblo de Veracruz de un costo estimado entre abril y diciembre de este año, dada una aceleración de 7.1 millones de pesos al día, o sea, más de un millón de pesos por hora, mientras no se apruebe el refinanciamiento.

Al término de su conferencia de prensa, el gobernador Miguel Angel Yunes Linares aseguró estar dispuesto a ir al Congreso para explicar nuevamente todos los puntos relacionados con la reestructuración.

Además, si los y las señoras diputadas en el Congreso Local siguen dando larga al asunto, posiblemente en espera de que como ocurrió en el pasado reciente, para aprobar una iniciativa del gobernador les fueran otorgadas prebendas millonarias y concesiones de todo tipo, pues ya se pueden ir quedando sentados a esperar, porque eso no va a ocurrir en la administración de Miguel Angel Yunes.

Lo que si puede ocurrir, si los y las diputadas locales no discuten y aprueban la reestructuración de la deuda, es que el gobierno del estado no cuente con los recursos para poder cubrir uno de los mayores rubros del presupuesto, como lo es el de sueldos de personal de las distintas dependencias, lo que originaría una crisis como nunca se ha visto, una crisis de consecuencias inimaginables, al no tener liquidez para cubrir los gastos básicos.

Eso llevaría a una crisis económica mayor a la que ya se está sufriendo en la actualidad, pues se dejarían de pagar sueldos a maestros, médicos, enfermeras, policías y la mayor parte de la burocracia estatal, por falta de liquidez del orden de más de cuatro mil millones de pesos.

De manera muy didáctica, con cifras y números comparativos, el gobernador Yunes Linares presentó ante los medios de comunicación, toda la información de la reestructuración de la deuda, por lo que ahora corresponde al Poder Legislativo, específicamente al líder de la bancada panista Sergio Hernández Hernández demostrar que tiene la suficiente capacidad y experiencia –pese a su juventud- para poder dialogar y convencer con toda esa información, a sus compañeros diputados.

De no ser así, que los y las diputadas del Congreso persistan en su posición de no aprobar la reestructuración de la deuda del estado, la crisis podría empezar a cobrar sus primeras víctimas políticas, en el mismo Palacio Legislativo, en donde se tendría que dar un cambio con alguno de los diputados, que sí pueda con el paquete.

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

En Twitter: @bitacoraveracru

Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es


Blog: http://bitacorapolitica.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s