Desde el rincón: ¿Amasiato estado-medios de comunicación?


por Celia Rosado Romero

por Celia Rosado, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicacion de la Universidad Veracruzana

Las causas del amasiato entre el estado y algunos medios de comunicación tienen historia. La relación poder-medios ha estado en el tintero de infinidad de investigaciones buscando la razón de la satanización de un trato que debería ser trasparente y de mutua cooperación, en beneficio de la sociedad.
Hacer cumplir a cada una de las partes su obligatoriedad, en aras de un país democrático.
Los medios de comunicación se encuentran en el eje del juego de la democracia que debe de prevalecer. Esto es, apertura en la información emanada de las diversas dependencias oficiales, sin menoscabo de fuente demandante.
En base a ello, se ha legalizado. Otorgando a cada uno de los ciudadanos su derecho a saber el manejo de las finanzas gubernamentales, así como, el conocimiento de los programas sociales implementados.
La estructura de los medios en la modernidad se encuentra basada en lo que se ha denominado modelo de mercado. El fin es la ganancia económica, con la oferta y la demanda como la tendencia que orienta el contenido en su exportación de productos mediáticos
Sin embargo, en el estado de Veracruz, en especial los años pasados, el trato entre los encargados del departamento de comunicación empañaron tan relación.
Las denuncias, de la autoridad federal, a personajes del sexenio pasado en el Estado de Veracruz, por malversación de fondos, abuso de autoridad y enriquecimiento desmedido, de los titulares de los departamentos de comunicación social, recrudecen las opiniones sobre los peculiares convenios con medios impresos, electrónicos y virtuales.
Es de saberse que causas de ese concubinato vivido en el pasado, entre el poder y los medios, provocaron la desaparición de infinidad de ellos. Podría tener causales como: la incapacidad financiera de ser autosuficientes para sostenerse.
Resultado de la reducción de circulación de periódicos, revistas, portales, semanarios, etc. fueron:
Primero. La circulación, no manifiesta ante un notario. Habla del escaso ingreso que perciben de la venta de los mismos. Sostener una plantilla de periodistas y administradores requiere la entrada de miles de pesos, que sin la inyección de los convenidos del estado, que se dice es de casi el 90 por ciento, no es posible.
Dos. La publicidad está encaminada a emerger de las arcas del poder en todos sus niveles, federales, estatales y municipales. La rama comercial no es lo suficiente para considerar una ganancia aceptable para el sostenimiento de ellos.
Las dos posibilidades, tienen un común denominador, es a través de convenios con los estratos gubernamentales, su mayor inyección económica, lo que les permite continuar circulando.
Confirmando. Sólo algunos medios de comunicación han sobrevivido en territorio veracruzano, sin el apoyo gubernamental.
Por la crisis económica prevaleciente, se anuncia, no hay disponibilidad de presupuestos para nuevos arreglos millonarios.
Ejemplo es lo manifestado por el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares frente a un cumulo de empresarios al referirse al tema de la comunicación institucional. Recordó, se utilizaron 8 mil 500 millones en seis años para pagar a los medios…… “ahora no habrá un solo peso, los medios tendrán que vivir con sus ingresos propios”.
Aclaró, el alto costo que se dio a la imagen del gobernador que afecto a las finanzas públicas. Ahora, no se permitirá.
Enfatizando la “relación perversa” con los propietarios de los medios de comunicación. Lo que supone se refiere a impresos, televisoras, portales, etc. Desde tiempo atrás ya se habló de lo que hoy refiere el Mandatario Estatal, que se pretende cambiar.
La búsqueda de certificar, bajo el refrendo de un notario, la circulación de cada uno de ellos, tenía el fin de evitar publicaciones con bajo interés de los ciudadanos.
Sería la pauta para los costos en sus publicaciones, por parte del Estado. Sin embargo, no ha sido posible tal deseo. Proliferando medios que poco son preferidos por la sociedad.
Bajo ese panorama, este es el momento de un parte aguas.
Significa la oportunidad de mejorar la calidad informativa que demanda la ciudadanía.
Sobre todo, en estos tiempos electorales.
La información debe ser enfocada a conocer a los aspirantes a gobernar la entidad.
Su plataforma, su programa de trabajo que deberá ser acorde con las necesidades de la población, olvidarse de la nota escandalosa, que anida el morbo.
Los futuros votantes deben conocer al personaje político. Su trayectoria. Su perfil personal no familiar. Su labor en otras dependencias. Todo un esquema que diga por quién se puede ejercer el derecho a darle la confianza del voto.
Posteriormente, conocer las acciones bajo la trasparencia de una información fidedigna que permita a la sociedad recuperar la confianza en sus funcionarios.
Ya que la desconfianza permea en la piel de todos mexicanos.
Se dice que la esperanza es lo último que muere.
Mantengamos esa esperanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s