Yunes, ‘Ave de Tempestades’


por Gonzalo López Barradas

 

Por Gonzalo López Barradas, egresado de la facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

El petrel, es un ave cuyo nombre es muy conocido entre pescadores y marinos. Esta ave tiene la característica de revolotear y deslizarse fácilmente  sobre la cresta de las olas por muy agitado que esté el mar y huracanado el viento. Para los navegantes, los petreles auguran mal tiempo, pues asocian su presencia generalmente con rayos y truenos en el horizonte. Por esta razón la llaman “el ave de las tempestades”.

Lorenzo Garza (1908-1978), Monterrey, N.L, fue matador de toros. Por su calidad como torero se le conoció como ‘Lorenzo El Magnífico’ y por los escándalos que llegó a protagonizar en el ruedo provocando polémica, división de opiniones y grandes broncas, inclusive con las autoridades tanto civiles  como del coso, se le conoció como  “El Ave de las Tempestades”.

Fue el periodista José Jiménez Latapí (“Don Dificultades” quien lo apodó ‘el ave de las tempestades’. Decía que Lorenzo Garza se caracterizó por tener tardes extremas: o bien de triunfo total, o bien de fracaso, bronca y escándalo. Que en una ocasión se subió a los tendidos con la espada en la mano para confrontar a un aficionado que lo había insultado.

Al gobernador independiente de Nuevo León, también lo han llamado “ave de las tempestades” por su discurso político dedicado a criticar a sus antecesores lo que ocasionó que recibiera reproches y observaciones negativas. Por eso lo apodan “El Bronco”. Le han dicho que es un demagogo sin acciones al nacido en Galeana, Nuevo León.

A Miguel Ángel Yunes, se le va el tiempo y los problemas lo sofocan, sobre todo de inseguridad, porque rebasan su poder ya que esta transición de dos años será larga y compleja. Sus planes, sus propósitos y sus metas se han visto truncadas. Cada día que pasa la creciente ola de secuestros, asesinatos y  robos merman sus aspiraciones políticas panistas.

Yunes, a lo mejor  les dijo a los diputados locales, federales de su partido (a sus parientes los senadores, no les dice nada porque no lo quieren) a Peña Nieto y a Osorio Chong: “échenme una mano, no soy Superman, ni soy Santa Claus, soy de Soledad de Doblado y les quiero pedir que me ayuden  a tener recursos, no ven que todo se lo llevó Javier Duarte y su pandilla, no la jodan”. El enunciado está dentro del más puro estilo bronquista.

No todo lo que dice o hace el gobernador veracruzano merece, como en el toreo, orejas y rabo, con la reestructuración de la deuda recién aprobada, en segunda ocasión por los diputados locales, ya se ha llegado a los cien días de gobierno, y el toro que se fue vivo del corral no lo han localizado. Seguimos con el beneficio de la duda sobre su gobierno.

Los entramados para el gobernador veracruzano están a la orden del día. Ya todo o casi todo había ocurrido en Veracruz en los tres meses que lleva de gobierno: de acuerdo a un recuento periodístico, la mayoría de los cien asesinatos en el primer mes se relacionan con la delincuencia organizada. En la zona conurbada Veracruz-Boca del Río aparecieron tres cuerpos mutilados de las manos. De entre el viernes 2 al domingo 4 de diciembre, hubo un reporte de 29 asesinatos. De estos 29 crímenes, 20 ocurrieron en la comunidad de Suchilapan del municipio de  Jesús Carranza. Por esas mismas fechas hubo ejecuciones en Jáltipan, Álamo, Tierra Blanca, Minatitlán, Córdoba y Coatepec.

El segundo fin de semana del mismo mes fue violento: el sábado 10 y domingo 11, ocho ejecuciones y asesinatos en los municipios de Jalapa, Veracruz, Tres Valles, Coatzacoalcos, Minatitlán, Cosoleacaque, Ixhuatlán del Sureste y Tuxpan. Entre los fallecidos un exempleado de la Fiscalía del Estado, cuyo cuerpo fue abandonado en un camino del municipio de Coatepec.

Para el día 13, mismo mes, la escalada de violencia dejó, en menos de 24 horas, nueve personas asesinadas, tres de ellas en un ataque armado contra clientes de un bar en la zona sur, en Acayucan. En Tantoyucan, asesinaron a una maestra junto con su hijo, cuyos cuerpos fueron abandonados en un paraje de la congregación La Estanzuela. Eso tan sólo en el primer mes del gobierno yunista.

El día en que entró la Gendarmería a Veracruz, aparecieron 11 cuerpos en una camioneta en Boca del Río. Posteriormente en Coxquihui, en la Sierra del Totanacapan, la noche del sábado 18 de este mes, 5 policías y tres personas fueron muertos en un tiroteo. El gobernador había inaugurado el Festival Tajín. Por otra parte en el poblado de “El arbolillo”, en Alvarado fueron encontradas unas fosas clandestinas con 46 cadáveres. De inmediato, el gober declaró que eran muertos heredados por Javier Duarte y sepultados en cementerios clandestinos como en “Colinas de Santa Fe” “El Arbolillo” y otros.

 

El primero en la frente

     Entre Fidel Herrera y Javier Duarte, sobre todo en el gobierno de éste, el número de periodistas asesinados y desaparecidos llegaba a 20. El domingo pasado, 19 de este mes, fue asesinado el periodista de Córdoba, Ricardo Monluí Cabrera, en la ciudad de Yanga, cerca de Córdoba. Él, se desempeñaba como jefe de prensa de la CNC en la zona centro del estado, que dirige Daniel Pérez Valdez, su compadre. También redactaba la columna ‘Crisol’ que se publicaba en varios medios, pero su principal actividad se relacionaba con el sector cañero. Tenía, además, un periódico impreso “El Político”, y un portal del mismo nombre.

Las autoridades policiacas recuperaron copias de las columnas y en ellas, Monluí, difundía, desde hace mucho tiempo, información relacionada con el dirigente del ingenio La Providencia, de Cuichapa, Fernando Maza Muñoz, quien fue asesinado en Córdoba a finales del mes de febrero pasado. Maza cayó en un enfrentamiento a balazos con un grupo armado que interceptó su camioneta.

Días antes, 9 del mismo mes de febrero, Ricardo Monluí, había destapado a Maza Muñoz, o a su esposa, como aspirantes a la presidencia municipal de Cuichapa. Maza, fue esposo de la ex diputada local de Tierra Blanca, María Teresa Guevara González.

En el año 2015, Monluí denunció en sus medios las amenazas de muerte en contra de Maza Muñoz por parte de rivales políticos gremiales. La policía no encontró el archivo de la sección cañeros, porque fue borrado del portal “El Político.com.mx”.

El Gobernador Yunes, ha recibido ‘el primero en la frente’. Hay temor en el medio periodístico, sobre todo porque no se ve cómo parar esta ola de delincuencia, así haya sido, es y tal vez siga siendo  un “Ave de las Tempestades”. Ya lo veremos

rresumen@hotmail.com   

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s