ASÍ FUE EL WATERGATE CON RICHARD NIXON


Por Raúl González Rivera
*

ASÍ FUE EL WATERGATE
CON RICHARD NIXON

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Watergate puso al descubierto acciones no muy honestas del presidente Richard Nixon y que acabaron con su gestión presidencial. El espionaje hacia los interiores del régimen norteamericano concluyó con la salida del mandatario ocupante de la Casa Blanca.
Hoy, de nueva cuenta, el FBI, la policía aparentemente incorruptible, apunta a una posible investigación de fondo en torno a la presunción de que si hubo participación del gobierno de Rusia en la sucesión presidencial última en los Estados Unidos de Norteamérica, y que por obviedad coloca en una complicada situación a todo el equipo que sirvió para hacer mandatario a Donald Trump.
Por supuesto, el director del FBI coincidiría igualmente en que el presidente Barack Obama estuvo al margen de la maniobra que habría dado al traste con la pretensión del magnate yanqui, en el sentido de haber llevado a cabo su campaña con la limpieza que tanto alardeó y le llevara inclusive a golpear a su contraparte, la señora Hillary Clinton.
Si transcurre como se anuncia la pesquisa del FBI y llevara a cabo la indagatoria de rigor, igual seguramente podría ser expuesto el cargo de presidente del señor Donald Trump. No hay que perder de vista que el FBI como la CIA, para orgullo personal de los gringos, gozan de autonomía y prácticamente de una absoluta independencia.
Por otro lado, el presidente Trump ha tenido que tragarse sus declaraciones hechas difundir en distintos momentos, acerca de la actuación del presidente Barack Obama, al cual el FBI deslinda de toda implicación con el gobierno de Putin, en la gira preelectoral de la señora Clinton.
Lo cierto es que entre los yanquis campea el mejor ánimo en torno a la figura del presidente Trump, porque les gusta a los rubios que haya alcanzado el timón de los poderes más importantes en el mundo, alguien que clama por la vuelta al control del planeta por parte del Tío Sam y a que sean los gringos nacidos en esa gran nación, quienes asuman mando, conducción, dirección y marquen el rumbo de pueblos adictos y vasallos.
En tanto, los mexicanos siguen sin saber a ciencia cierta cómo defenderse y en cuál o qué autoridad depositar su confianza, puesto que los 50 consulados mexicanos que operan sobre territorio norteamericano siguen alejados de los verdaderos problemas que confrontan los inmigrantes, unos porque no quieren retornar a suelo azteca y otros porque el acoso y marcaje que les tienen los sabuesos yanquis, les impiden siquiera moverse y ejercitar alguna acción de ocupación laboral.
Prueba de ello es que ya hubo dos connacionales, quienes mucho antes de saberse de retorno a suelo mexicano, prefirieron quitarse la vida.

* ¿ALGUIEN SABE PARA QUÉ
SIRVE UN JEFE DE MANZANA?

Xalapeños hay a los cuatro costados de la municipalidad, que albergara alguna vez a la Atenas veracruzana, que se preguntan en voz alta qué hace un jefe de manzana, quién es, quién le paga o de qué vive.
En diferentes rumbos de la capital, en construcciones bien edificadas y otras no tanto, aparecen impresas unas plaquitas en color amarillo y letras negras anunciando que allí despacha supuestamente un jefe de manzana.
Por supuesto, que nunca una autoridad edilicia ha explicado en qué consiste la función que prestan tales servidores públicos, porque son una ampliación de los ediles, que para quitarse alguna responsabilidad laboral o institucional acuden a estos representantes de la ciudadanía que, honor a la verdad, nadie conoce.
Se decía anteriormente que el cargo de jefe de manzana era honorífico, es decir, que tendría que ser un honor servir a la comunidad sin recibir a cambio ningún sueldo, remuneración o cochupo.
Sin embargo, con el paso del tiempo se afirma que los jefes de manzana hoy son funcionarios sin cartera, pero que perciben alguna paga no precisamente salarial, pero al final del día es una paga.
Una explicación pormenorizada a través de los delegados locales o regidores, bien le haría a la comunidad, con objeto de saberse a ciencia cierta qué hace un señor jefe de manzana, acerca de una labor que se presume tiene que abarcar el mayor beneficio material en favor de los avecindados en las colonias periféricas y céntricas de la ciudad.
Otra misión que se supone realizan los señores jefes de manzana es la difusión de la cultura, las bellas artes en su conjunto con una convocatoria para que el resto de la población, las familias y los menores de edad acudan a los centros de trabajo y difundan alguna de estas manifestaciones, con vistas a enriquecer igualmenteel espíritu y la condición humana de los gobernados de la ciudad.
Empero, volvemos a donde inició este comentario, quiénes son los jefes de manzana, qué condiciones, requisitos o atribuciones deben contar en su favor, qué ley u ordenamiento reglamentario los protege y auspicia y, por otra parte, quién los mantiene, quién los elige y cuánto tiempo duran en una chamba que se dice extraoficialmente que es meramente honorífica, de orgullo para los ciudadanos que aman a su terruño y a su país.
En otro orden de ideas, son tantos los conflictos que enfrentan barrios, calles y colonias, que a veces resulta complejo y radicalmente difícil que la sola autoridad municipal pueda resolverlos todos, peor aun si en el cuerpo edilicio existen los regidores chambistas y los no menos premiados con su gesto de holgazanería, que suele acompañarlos cotidianamente.

* XALAPA, CON INVASIÓN
DE CENTROAMERICANOS

El Instituto Nacional de Migración y su delegado en la entidad veracruzana, Tomás Carrillo, han sido rebasados radicalmente por la invasión de vecinos de países centroamericanos que prácticamente asumen todos los días los puntos estratégicos de la ciudad, para demandar la limosna que en días como éstos no es fácil tampoco que la brinden los habitantes de una capital repleta de burócratas, maestros y políticos.
El problema se torna mayúsculo porque están llegando familias completas procedentes de Haití y algunas regiones de América Central, que suponían que México sería una vía rápida para llegar a los Estados Unidos de Norteamérica, pero se estrellan con tal proyecto porque las fronteras están cerradas, el acoso de los mercaderes que se dedican a la trata de personas y el tráfico de menores, cada vez se muestran más consistentes.
Así que una vez que cruzan la frontera con Guatemala, en el sureste del país, se desplazan hacia las entidades de la región, entre las que destaca Veracruz, con el consabido problema consistente en la ausencia de condiciones decorosas de vida que les puedan brindar los habituales vecinos de nuestras comunidades.
Todo lo contrario, los riesgos que corren son inminentes, pues los viajeros extranjerosincluyen a menores de edad, mujeres jóvenes y muchachos, que además están conscientes que no pueden trabajar sobre territorio veracruzano.
Consecuentemente, tienen que estar a la caza de los dividendos que les pueda brindar el común de ciudadanos en los puntos estratégicos de la ciudad, como son los cruceros, puentes peatonales y los distribuidores viales en la zona de Las Ánimas, los cuales se han vuelto punto de concentración de familias completas de guatemaltecos, hondureños y haitianos preferentemente, quienes aseguran que tratan de sumar algunos pesos y centavos y después proseguir con su recorrido hacia suelo estadounidense.
En todo este enredo y situaciones contradictorias de los extranjeros sin documentos para establecerse en el país o irse por la libre a la Unión Americana, la delegación del INM nada dice al respecto, como tampoco orienta ni presta la colaboración que requieren estos grupos de migrantes, forzados por la miseria, la hambruna, el desempleo y la inseguridad que, igual, prevalecen todos los días en sus países de origen.
Y es que mientras dichos extranjeros están de paso sobre tierras aztecas, tampoco pueden desempeñar un empleo o subempleo y menos abastecerse de productos alimenticios con apoyo de las instituciones públicas mexicanas, así que tienen que salir a la calle, causar pena ajena, avistar su estado de objetiva pobreza y confiar en el milagro de que tal vez puedan cruzar el desierto y penetrar territorio de Donald Trump, o bien convencerse de que los amagos con hacer salir a todos los ilegales del vecino país del norte, retornen por sí solos a sus países de origen.
Y que de igual forma reemprendan la lucha por su auto-rescate social, material y familiar en los espacios donde nacieron, crecieron y vivieron como quiera con alguna seguridad y dejen de enfrentar la zozobra de estos días, como lo argumentan varios de los jóvenes en la aventura por la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s