La Quiebra de Pemex…Parte 2


Érase una vez un sindicato…

Por Adolfo Roberto Pérez Valdés

Por Adolfo Roberto Pérez Valdés, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Durante el Primer Gran Congreso de Organizaciones Sindicales Petroleras, efectuado en la ciudad de México en julio de 1935, quedó asentado en el acta del mismo el acuerdo para la disolución de todos los gremios representados y convocados a ese evento, y se estableció el compromiso del surgimiento de un solo sindicato para toda la industria petrolera.

El propósito se formalizó en el Acta Constitutiva del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana/STPRM, redactada y fechada a las once horas del quince de agosto de 1935. En total fueron diez y nueve sindicatos o uniones gremiales las representadas en ese Congreso, su disolución y a la par fundación de un nuevo organismo representó un acto de auténtica hermandad proletaria.

Su principio, la Acción Unitaria de Clase.

En esos años de la década de los treintas del siglo pasado, las instalaciones de la industria petrolera privada extranjera estaban asentadas en tres estados de la república mexicana, Veracruz, San Luis Potosí y Tamaulipas. También existían en el Distrito Federal representaciones administrativas de esas empresas.

Se enumeran a continuación los gremios fusionados citados en el Acta Constitutiva del STPRM.

Por el Estado de Veracruz acudieron diez organizaciones al Congreso de disolución y unificación:

1.- Sindicato Único de Obreros y Empleados de la Huasteca Petroleum Company, Mata Redonda.

2.- Unión de Trabajadores y Empleados de las Compañías Petroleras, Veracruz.

3.- Sindicato de Trabajadores del Petróleo, Minatitlán.

4.- Sindicato de Estibadores y Jornaleros, Minatitlán.

5.- Sindicato de Trabajadores de la Compañía Naviera de San Cristóbal, Minatitlán.

6.- Sindicato Único de Obreros y Empleados de la Penn. Mex. Fuel Oil Company, Alamo.

7.- Sindicato de Obreros y Empleados del Petróleo del Campo de Agua Dulce.

8.- Sindicato de Empresa de Obreros y Empleados de la Huasteca Petroleum Company, Div. Sur, Cerro Azul.

9.- Sindicato Único de Trabajadores del Petróleo de la Terminal de Nanchital y sus Dependencias.

10.- Sindicato de Obreros y Empleados de “El Aguila” en El Plan, Las Choapas.

El Estado de Tamaulipas fue representado por estas organizaciones:

11.- Sindicato de Obreros y Empleados de la Compañía Mexicana de Petróleo “El Aguila”, S. A. de Ciudad Madero.

12.- Sindicato de la Pierce Oil Company, Ciudad Madero.

13.- Sindicato de Obreros y Empleados de la Compañía Explotadora “La Imperial” y sus anexos, Tampico.

Por el Distrito Federal acudieron:

14.- Sindicato de Trabajadores de la Compañía Mexicana “El Aguila”, S. A.

15.- Sindicato de Trabajadores Unidos del Departamento de Ventas de la Huasteca Petroleum Company.

16.- Unión de Obreros y Empleados de la Pierce Oil Company.

17.- Sindicato Único de Empleados y Obreros de la California Standard Oil Company.

18.- Sindicato de Trabajadores de la Petromex.

Y por el Estado de San Luis Potosí concurrió:

19.- Sindicato de Empresa de Obreros y Empleados de la Huasteca Petroleum Company de Ebano.

LA ACCIÓN UNITARIA DE CLASE

El examen y estudio de los Nueve Principios del Acta Constitutiva del STPRM, podría resumirse como un anhelo unitario de las agrupaciones ante la fortaleza de los patrones, que estaban coaligados para mantener aislados los diversos sindicatos y uniones, que pretendían mejorar sus condiciones de trabajo y percepciones salariales.

El fundamento de los Nueve Principios es la Acción Unitaria de Clase.

Aunque el principio unitario de clase fue el cimiento fundacional del STPRM, otras agrupaciones no concurrieron al Congreso de 1935 y no se sumaron a la nueva organización. Sin embargo, tres años después serían avasalladas por el acto de expropiación y orilladas a su disolución o integración posterior al STPRM.

La Acción Unitaria de Clase hizo permisible que las ruinosas instalaciones, expropiadas en 1938 a las empresas extranjeras, continuaran operando por la entrega y experiencia de los agremiados, consumándose de facto o en la práctica la propiedad socializada de la industria. La administración y operación directa del STPRM sobre las ruinosas instalaciones expropiadas fue viable por la Acción Unitaria.

De marzo a junio de 1938, el Gobierno Federal fue omiso en la administración y operación de las instalaciones expropiadas en Veracruz, Tamaulipas, San Luis Potosí y el Distrito Federal. El sindicato petrolero fue el depositario emergente para hacer viable y funcional toda la infraestructura de esa industria energética.

Al fundarse Petróleos Mexicanos en junio de 1938, el Gobierno Federal asestó un golpe a la Acción Unitaria de Clase y a la consolidación de la propiedad social del STPRM, así entraba de lleno la política del Estado para hacerse cargo de la industria. Se iniciaba la imposición de criterios políticos y no empresariales sobre las instalaciones en ruinas, optimizadas y hechas redituables desde marzo por el principio de la Acción Unitaria.

Pero ya sobre la nación pesaba el boicot económico de las empresas expropiadas y sus solidarios proveedores. Ninguna refacción, herramientas y materiales le eran suministrados al desvencijado y depauperado sector energético mexicano. Continúa…

@adolfoperez58

Publicado en: https://incrospido5.wordpress.com/2017/03/23/la-quiebra-de-pemex-parte-2-erase-una-vez-un-sindicato/

Publicado en: https://incrospido5.wordpress.com/2017/03/23/la-quiebra-de-pemex-parte-2-erase-una-vez-un-sindicato/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s