Javier Duarte y Arturo Bermúdez: los muertos que llaman a su puerta…


por José Luis Ortega Vidal
(1)

Por José Luis Ortega Vidal, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

No, Javier Duarte de Ochoa no devolverá a Veracruz los más de 100 mil millones de pesos que fueron robados durante su gestión como gobernador…
Del mismo modo que el hoy detenido representante del Estado Fallido mexicano no devolverá la vida a los 300 muertos hallados en las fosas de Lomas de Santa Fe y Arbolillo, en Veracruz y Alvarado.
Ni a los 20 periodistas asesinados durante su sexenio…
Ni devolverá a los miles de veracruzanos desaparecidos –muchos en manos de los cuerpos policiacos- en los ríos que se alimentan de su sangre…
En las historias dignas del infierno dantesco Duarte de Ochoa es figura principal pero ningún ser humano –y Duarte lo es a pesar de todo- puede llevar a cabo tales mega atrocidades sin el concurso de la complicidad.
Lo más grave en esta historia de terror -transcurrida en Veracruz y aún viva- es que Javier Duarte de Ochoa recibió apoyos de instituciones públicas federales y estatales –éstas últimas bajo su mando- de su familia, de un círculo muy cercano de añejos amigos, de su malévola esposa, de Fidel Herrera Beltrán el hombre que lo hizo Secretario de Finanzas y luego gobernador…
De un grupo de poder: los “goodfellas” del Fidelismo/Duartismo que se hicieron multimillonarios junto al preso de Guatemala –el que se entregó de amor- y hoy siguen libres, huyendo, apoyados por pactos políticos –Miguel Angel Yunes Linares dixit- o protegidos por fueros rebasados por la historia y cínicos como sus beneficiarios.
(2)
El pasado jueves 9 de febrero los padres de los 5 jóvenes detenidos por policías de la Secretaría de Seguridad Pública y entregados al Cártel de Jalisco Nueva Generación en enero del 2016, en Tierra Blanca, Veracruz, denunciaron al ex titular de la SSP durante el gobierno duartista -Arturo Bermúdez Zurita- por el delito de desaparición forzada.
Marcos Conde era delegado de la SSP en Tierra Blanca cuando ocurrió la entrega al crimen organizado de los muchachos nativos de Playa Vicente y su jefe inmediato era José Nava Olguín, un militar que dependía directamente de Arturo Bermúdez Zurita. Conde jugaba para dos lados: también formaba parte del CJNG.
Hay otras historias sobre involucramientos de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública en Veracruz en casos de desapariciones forzadas y ejecuciones sumarias cuando Arturo Bermúdez era su titular.
Más de una vez la prensa cuestionó a Javier Duarte de Ochoa sobre el crecimiento de la inseguridad en la entidad, la falta de eficacia de Bermúdez Zurita y la respuesta del entonces gobernador siempre fue la misma: “primero me voy yo antes que él”.
En este contexto ocurrieron los crímenes de periodistas en el Veracruz duartista…
El 13 de agosto del 2016 el Colectivo Solecito descubrió 28 fosas con 30 cadáveres en las colinas de Santa Fe de la ciudad y puerto veracruzano…
Iniciaba una historia espeluznante. Respiraba, aun, el sexenio duartista su fase final…
Emergían las miasmas en un territorio donde corren ríos rojos y frente a un gobierno que había sido saqueado con acciones sin precedente…
Las empresas fantasma, el “operativo licuadora” en SEFIPLAN, el desvío de más de 30 mil millones de pesos denunciado por la Auditoría Superior de la Federación…
Los más de 45 mil millones de pesos de pasivos ante la banca privada y pública; la bursatilización que se llevó a cabo –por idea de JaViDu- en las postrimerías del gobierno de Fidel Herrera y que se pagarán durante décadas sin que su beneficio se haya visto hasta la fecha…
Los 212 Ayuntamientos muertos de hambre; deudas con proveedores,deportistas, becarios, empleados, el SAT, el sector educativo como la Universidad Veracruzana y un largo etcétera…
(3)
El Colectivo Solecito prepara una serie de denuncias en contra de Arturo Bermúdez Zurita por el delito de desaparición forzada.
Podrían ser hasta por 15 casos diferentes.
Por acción u omisión Javier Duarte de Ochoa debería ser denunciado también al respecto.
Arturo Bermúdez Zurita fue detenido el 3 de febrero del 2017 y se encuentra tras las rejas de la prisión de Pacho Viejo, cerca de Xalapa.
Se le acusa, empero, por enriquecimiento ilícito y no ha salido pagando una multa porque un juez de control lo ha evitado.
Al respecto existe el oficio FGE/FESP/043/2017-XII-1.
Si proceden las denuncias por desaparición forzada “El capitán tormenta”, clave que identificó a Bermúdez Zurita cuando jefaturó la SSP, podría pasar muchos años en la cárcel lo mismo que su ex jefe JaViDu.
(4)
Lo cierto es que –reiteramos- Javier Duarte no podrá devolver a Veracruz el dinero robado porque éste se repartió entre docenas de cómplices que han gastado una parte en viajes al extranjero o el interior del país para darse placer.
Otros han invertido vía prestanombres de modo tal que aun cuando se les detuviese y recibieran un castigo no se podría llegar al botín.
Hay más: en México las instituciones de procuración y aplicación de justicia operan en función de circunstancias políticas no de apego a la Ley.
Las familias Duarte Macías y Macías Tubilla ya gozan de la impunidad y del dinero. “Detenido” Javier sus hijos están con su madre, tíos y abuela y sólo ellos -y las autoridades cómplices- conocen su paradero.
La Interpol no los busca. El dinero con el que se mueven es el de los veracruzanos.
Ya los alcanzará el abuelo Tony Macías en algún destino lejano al suelo y la justicia veracruzanos.
Ya disfrutarán del dinero que obtuvo vilmente el jefe del clan.
Estos cuatro párrafos no se acercan, ni con mucho, a la maraña de redes creadas durante el duartismo para el saqueo de Veracruz y la creación de un camino sin retorno del dinero en cuestión.
(5)
El 18 de octubre del 2016 Arely Gómez, a la sazón titular de la PGR, dio a conocer que María Virginia Yazmín Tubilla Letayf –suegra- y Mónica Ghihan Macías Tubilla –cuñada de Javier Duarte de Ochoa- también tenían sendas órdenes de aprehensión por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.
El 20 de octubre Jesús Antonio Macías Yazegey y María Virginia Yazmin Tubilla Letayf, padres de Karime Macías de Duarte, se ampararon para evitar ser detenidos.
El 21 de octubre del 2016 Mónica Ghihan Macías Tubilla fue interrogada por elementos de la policía federal en el aeropuerto Canticas de Minatitlán –realmente está en territorio de Cosoleacaque- pero no se le detuvo, contradiciendo la versión de la titular de la Procuraduría General de la República.
A Mónica Macías y a su madre se les acusa de haber sido prestanombres en el entramado del saqueo perpetrado por Javier Duarte contra los recursos públicos veracruzanos.
(6)
Si Duarte no podrá devolver el dinero robado tampoco podrá resucitar a la gente que murió por su culpa y la de sus cómplices, dado que son rateros no dioses.
Veracruz vive una tragedia en la que sólo acudimos a un nuevo capítulo telenovelesco de terror, saqueo, impunidad y complicidad entre ladrones de cuello blanco y el crimen organizado.
Sin soluciones posibles de fondo y apenas la opción de acceder a la Justicia real, profunda inapelable… si Dios quiere.
No sería extraño, desde luego, que nuestra clase política confunda Justicia con limosna; como ya confunde Justicia con calendario electoral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s