Más nombres y apellidos “raros”


• Detroit extendió el récord de franquicia con un jonrón en cada uno de sus primeros 13 juegos esta campaña; es la racha más larga en las mayores desde que Cleveland sumó cuadrangulares en 14 juegos en fila al abrir la campaña de 2002. Esa es la racha más prolongada en los últimos 100 años.

Por Jesús Alberto Rubio.

Jesús Alberto Rubio Salazar, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana (desde Hermosillo, Sonora)

De nuevo, hablemos sobre los nombres y apellidos raros en el beisbol de Ligas Mayores, con algunos de ellos difíciles de escribir y pronunciar.

¿Le parece?

Tenemos a Joey Gallo, tercera base de Texas; J.T. Realmuto, cátcher de los Marlins; Andrew Benintendi, jardinero izquierdo de los Red Sox; A.J. Pollock y Manuel Margot (jardineros centrales de Arizona y Milwaukee); Miguel Sanó, tercera base de los Twins; Lucas Duda, primera de los Mets; Tyler Saladino, Antonio Senzatela, segunda y pitcher de los Rockies; Randal Grichuk, centro fielder de Cardenales; Orlando Arcia, short de Cerveceros; Ryan Schimpf, segunda de Padres; Kyle Barraclough, pitcher de Miami y Mike Foltynewicz, lanzador de Atlanta o y Jarrod Scott Saltalamacchia, de los Azulejos de Toronto.

Hubo otro del mismo calibre: Bronson Kiheimahanaomauiakeo Sardinha, nativo de Honolulú, quien jugó en el 2007 con los NYY como tercera base y jardín derecho.

Olvídese.

Y así están otros nombres y apellidos, como los Marte, Conforto, Trea, Arenado, Xander, Votto, Trumbo, Odor, Cueto, Ploufee, Mazara, Leury, Avisail, Semien, Rizzo, Inciarte, Bartolo, Adonis, Difó, Panik, Alcides, Gorkys, Melancon, Lindor, Almonte, Musgrove, Adúbel, Cameron, Maikel, Schwarber, Smoak, Carrera…

Ya alguna vez les mencioné a Jeurys Familia y Juan Lagares (Mets); Miguel Sano, (Tigres); Adam Liberatore (Dodgers); Rex Brothers (Rockies); Antonio Bastardo y Arquímedes Euclides Caminero (Piratas), Didi Gregorius (NYY); Yangervis Solarte (Padres); Chris Iannetta y Johnny Giavotella, de Anaheim.

También a los Wacha, Moustakas, Ciriaco, Foltynewicz, Aardsma, Schoop, Parmelee; Nieuwenhuis, Ordorizze, Marisnick, Boxberger, Melancon, Stores, o Jordan Zimmermann.

Hay más, por supuesto.

¡Tres golpes en un inning!

¿Supo de lo que le pasó a Stephen Piscotty, el jardinero derecho de los Cardenales de San Luis, quien reciente recibió ¡tres pelotazos en un mismo episodio en juego contra los Cubs?

Se disputaba la quinta entrada y Piscotty salió a batear ante la serpentina de Jake Arrieta, quien lo golpeó en su codo derecho. Enseguida, al irse al robo tras un wild pitch, volvió a salir golpeado, ¡ahora en la protección de su codo izquierdo! cuando llegó el tiro a la segunda.

Finalmente, en rola por terrenos de la primera base, buscó conseguir la carrera del empate, pero el tiro fue a en la cabeza… y los médicos tuvieron que sacarlo del terreno de juego.

Caray, Piscotty mejor se hubiera quedado en casita.

Quizá vio el juego.

Si no, aquí está el video:

CESÁREO SUÁREZ NARANJO:

Bien, por el calificativo de “Baby Bombers”, que nos hace recordar aquel apelativo de “The Bronx Bombers”, desde los años de Babe Ruth y Lou Gehrig, pasando por Joe DiMaggio y King Kong Keller, hasta Mickey Mantle y Roger Maris.

RHINO BATS

Miguel Ortega Romero, propietario de Rhino Bats, hace extensiva su invitación para este jueves, a partir de las 19:00 horas en Yáñez 151 entre Tlaxcala y Quintana Roo, Colonia Modelo, donde habrá de compartir con amigos de los medios una innovación de los bates RHINO.

“Se trata de un bat Rhino Clásico, con un acabado rustico, especial, que proporciona mejor agarre en el mango para el bateador (no ocupa nada extra para obtener firmeza al tomar el bat).

En el barril (importante) por su acabado rústico (rudo), ofrece mayor resistencia a resbalar la pelota al impacto, hemos probado, que en igualdad de circunstancias, un rudo puede hacer viajar la pelota más de 15 pies, sin que se viole, ninguna regla del béisbol”, expresó el ex pitcher búho de la Unison y el maestro Gustavo Hodgers.

Cayó estructura

Reporte del colega Héctor Meza, desde León, Guanajuato, señala cómo estuvo de suceder una tragedia en el estadio Domingo Santana, la casa de los Bravos de León.

Indicó que una enorme lona, con todo y la estructura que la sostenía, ubicada atrás de la barda del jardín central se vino abajo empujada por una fuerte tolvanera con saldo de dos civiles lesionados y un coach de bullpen de los Diablos Rojos del México.

“Uno de los lesionados es el camarógrafo de la televisora local, quien estaba colocado casi en lo más alto de la estructura realizando su trabajo.

En la parte de abajo estaban los relevistas de ambos equipos sentados en sillas (en ese sector están los bullpen), pero con excepción de un coach (Neri) que acusaba leve lastimadura en un pie, ninguno salió dañado porque alcanzaron a ponerse a salvo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s