TLC HABRÍA ALEJADO A MÉXICO DE LATINOAMÉRICA


Por Raúl González Rivera

*

TLC HABRÍA ALEJADO A
MÉXICO DE LATINOAMÉRICA

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Están por terminar más de 20 años en que México contrajo un acuerdo comercial con los Estados Unidos de Norteamérica y Canadá.
El presidente Donald Trump no sólo quiere echar fuera de suelo yanqui a los inmigrantes aztecas, sino que ahora también va sobre el acuerdo comercial que le habría permitido a México exportar 60 por ciento de su producción hacia la Unión Americana.
El TLC, como se sabe, fue signado por el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari y logró que las importaciones de alguna forma dieran plena satisfacción a los consumidores mexicanos por espacio de dos décadas y media.
Empero, el arribo de un personaje como Trump a la esfera del poder más importante de los Estados Unidos de Norteamérica está por transformarlo todo radicalmente. El TLC –objeta Trump– requiere “grandes cambios o se acabará”.
Sin duda, el exceso presidencial yanqui carece del más simple sentido al no consultar primero con los dos países firmantes el histórico documento.
Y por otro lado, cabe destacar que el TLC provocó evidentemente que México dejara de ser país guía del resto de naciones enclavadas en la región latinoamericana.
Nadie pudo definirlo mejor que el ex presidente de Uruguay, el señor José Mujica, al advertir que México tiene un papel muy débil en lo que hace a gestión pública de cara al Tío Sam y que con el resto de países latinoamericanos, igual, perdió prácticamente la hegemonía que mantuvo en años anteriores a la firma del acuerdo comercial, ahora expuesto a su desaparición.
Se quedó mal con la región latina, pero igual, ahora se está a punto de perder los contenidos del acuerdo comercial que históricamente habría resuelto la hambruna que arrastraba, sobre todo, un elevado número de compatriotas durante los años previos a la unción de Salinas de Gortari en la presidencia de la república.
Que se sepa, al momento ninguna autoridad mexicana ha defendido el acuerdo comercial con la vehemencia con que, por su parte, el señor Donald Trump lo ataca, diciendo que es un “desastre” y muy “malo” para la Unión Americana.
Por caso, en el rubro de la cultura y educación ha anunciado que su país tendrá mucho cuidado en revisar muy bien que los mexicanos altamente educados y capacitados sean contratados por la empresa y la industria yanquis, pero por ningún concepto descuidará su gobierno que ajenos a Estados Unidos ocupen los puestos de trabajo que deben ser para estadunidenses.
Empero, es del dominio mundial que los chinos han invadido el comercio estadunidense de manera brutal, al grado de que poco más del 60 por ciento de sus consumos los realizan con productos que proceden de la República China.
Así que el anuncio que vaya a hacer Donald Trump acerca del Tratado de Libre Comercio, en el lapso de los 15 días próximos, hará que los políticos mexicanos mantengan la expectativa de que habrá TLC por los próximos años, pero sin afectar a ninguna de las tres partes en su ejecución, pues tampoco México querría su finiquito, cuando de antemano América Latina hace mucho que dejó de considerar al país azteca como su guía y protector político ante las naciones poderosas como Estados Unidos y algunas de la zona europea de occidente. Al tiempo.

* PARA CUATES, CARGOS DE
LA PLANILLA LOCAL DEL PRI

En realidad, siguen sin conocerse los nombres de potenciales socios priistas que formarán parte de la planilla a la alcaldía y los cargos edilicios del ayuntamiento de Xalapa, y que estarán en la mesa de los debates por los próximos días, con vistas a nominar a los futuros funcionarios públicos municipales para el caso de que gane la elección el ex partidazo en bancarrota.
En realidad, a Renato Alarcón le ha tocado bailar con la más fea de la fiesta cívica de junio próximo.
No está fácil una elección en la que a la cabeza de las preferencias electorales se encuentra Morena y sus abanderados, a los cuatro costados de la entidad veracruzana.
El último reflejo lo dejó entrever la elección de gobernador del estado. Los veracruzanos están hartos de todo cuanto hace a política de la familia tricolor. El hartazgo, la inseguridad, la violencia, la alta criminalidad y la constante de sucesos que enturbian constantemente la tranquilidad y paz sociales, constituyen la herencia más consistente de los ex gobernantes tricolores, ni duda.
Xalapa no será menos en el concierto de la batalla por la conquista de los votos en la jornada que se avecina.
Hace mucho que los candidatos priistas de vocación, origen y color son muy escasos. El viejo régimen tuvo que echar mano de los nombres y apellidos de distinguidos ciudadanos para poder competir y ser ganadores a la hora de sufragar los ciudadanos en urnas electorales.
Sin embargo, el 5 de junio del pasado año de 2016 marcó una ruta diferente al sentir de la población civil. El hartazgo y las raterías de socios priistas, socavaron la confianza pública y ésta dio un vuelco de l80 grados, permitiendo que la oposición, en este caso vestida de azul, culminara con la ruptura de 88 años de priismo ininterrumpido en la existencia cotidiana de los veracruzanos.
Sin embargo, nadie quiso ser más masoquista o sadomasoquista –para advertirlo de alguna forma–, así que volteó la ciudadanía las espaldas al priismo y ahora, con la próxima elección de alcaldes municipales, ídem, se considera que la hora del finiquito al grupo tricolor estaría por consumarse, más aun cuando se insiste en que una planilla, la de Xalapa, incluye sólo a cuates y amigos, no a ciudadanos, ávidos de un cambio y de romper con la inercia en que se encuentra sumida la propia entidad veracruzana.
No se quiere entender en alguna esfera del priismo aldeano, que más de lo mismo, sencillamente lo va a rechazar la ciudadanía. Xalapa, por fortuna, ha gozado de electores bastante pensantes y reflexivos. No se han dejado convencer por el canto de las sirenas, menos –aunque es una ciudad repleta de pobres en sus colonias periféricas–, con los regalos de despensas y materiales de construcción de cada tres años, al grado de sufragar por candidatos golondrinos y de nuevo cuño, con el abanderamiento del tricolor a personajes ajenos al trabajo partidario de antaño caído en la tragedia y la falsa arrogancia.

* Y SI NO DESTRABAN EL
FUERO DE DIPUTADOS

Yéndose al hecho de que no se pueda destrabar el fuero de que gozan los diputados federales involucrados en el saqueo a las arcas del tesoro público del estado de Veracruz, qué harán las esferas del poder ministerial –entiéndase PGR– y los tribunales judiciales, para poder llegar a la hebra del hilo que alcanzó al total del estado de Veracruz y horadó las finanzas públicas, al grado de mantener postrados a los veracruzanos.
Tarek Abdalá sería el primero de los legisladores federales llamados a rendir su declaración sobre el presunto saqueo descomunal, por cierto, de las finanzas públicas del estado durante la administración del señor Javier Duarte.
Pero hay otros cuatro legisladores, cuando menos, señalados por aquello de haber ostentado la conducción de las secretarías expuestas al robo de sus fondos monetarios, que igual tendrían que ser llamados a decir cuánto saben y si también fueron salpicados con algunas de las remesas millonarias de que se habla como faltantes, bueno, pues que las regresen y los procesos judiciales continúen conforme a los dictados de la propia ley.
Total, si ellos no estuvieron en el affaire que dejó temblando las arcas de los recursos públicos, sencillo, que continúen ostentando las cargas del trabajo legislativo y borrón y cuenta nueva.
Y es que las expectativas circulan en ese contexto, mientras los flamantes diputados federales brillan por su ausencia en los distritos que juraron representar con singular muestra de entrega y patriotismo, a la hora de protestar y recibir la estafeta de diputados federales. La ciudadanía no los ve por ningún lado y ya llevan buen tiempo cobrando jugosas bolsas de curulecos, prebendas, regalías, viáticos, en tanto en los distritos a los cuales dijeron que representarían con dignidad y valentía, sus habitantes siguen preguntando por aquéllos.
No puede haber cómplices de una banda que hurgó y sustrajo los recursos públicos como en ninguna otra parte del país y que no hayan ostentado cargos públicos de primera línea. Se cita a dos damas, las cuales ya pagaron una fianza y están siguiendo su proceso en libertad, a las cuales nadie conocía en Veracruz. Empero, a los diputados y antiguos secretarios de despacho del régimen estatal, bastante vistos e identificados como leales al capitán de la nave que zozobró, continúan bajo un excelente resguardo.
Las vigas más pesadas están siendo recargadas sobre las espaldas de un sólo personaje, el cual seguramente para realizar la faena monumental de dejar cajas horadadas, necesitó precisamente de los ex servidores públicos que, como en ningún otro tiempo ya ido, forraron sus bolsillos como muchos de los que la ciudadanía identifica plenamente como nuevos millonarios.
El tiempo lo dirá, aseguran expertos y analistas, de cuanto se escribe de esta pesada historia para orgullo o desprestigio de Veracruz, por todos los rincones de este país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s