MAESTROS SIGUEN SIN COBRAR BONO


Por Raúl González Rivera
*

MAESTROS SIGUEN
SIN COBRAR BONO

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Por el orden de los 75 millones de pesos se cuenta que es el desvío que el régimen anterior hizo con recursos que debieron haber sido destinados a pagar el bono de rigor y otras prestaciones a maestros, pertenecientes a las trincheras de la Sección 56 del SNTE.
Desde el año de 2013 dejaron de percibir dichos emolumentos y aunque en diferentes fechas y tonos lo pusieron de manifiesto, ni la SEV ni ninguna otra autoridad del régimen estatal hizo algo para reparar el daño que estaban causando con los bolsillos de los docentes.
Por supuesto que la deuda existe y los académicos continúan a la espera de que se les cumpla.
El affaire en que se vio involucrado el grupo selecto de ex servidores públicos se calcula en más de cien mil millones de pesos, pero es la hora en que de lo recobrado nada se dice y, en cambio, se afirma que el saqueo descomunal de recursos públicos continúa estando en el anonimato, porque nada nuevo se anuncia.
En el lapso de los últimos meses el régimen de turno ha podido recuperar recursos monetarios por varios millones de pesos, algunos inmuebles y otros muebles, pero de su monto total se ignora todo.
Las partidas millonarias que se desviaron a negocios privados, construcciones privadas y a la conformación de negocios realizados a través de sociedades fantasmas, nada hay en concreto, lo cual a los veracruzanos mantiene con la esperanza de verlos recuperados en un hilo.
Por supuesto que las indagaciones que realizan tanto autoridades federales, como las fiscales de la entidad veracruzana, deben guardar la secrecía de rigor, empero la ciudadanía sigue a la espera de que los compromisos que mantiene el estado con los diversos sectores de la vida económica y social de la entidad, lleguen a feliz término.
Hace tiempo que el sector público padece del descrédito que en la sociedad civil cobra un relevante impacto, porque la ciudadanía dejó de confiar en la palabra de los hombres públicos. El discurso oficial no convence y las exigencias y necesidades sociales van en objetivo incremento.
Propios y ajenos se preguntan cuándo será el momento en que este país vaya a recobrar la tradicional paz y calma que le acompañara por espacio de muchos decenios, con todo y los índices de la pobreza extrema, el desempleo, el analfabetismo y de que los políticos fueran demagogos y engañosos.
Los días que se viven no dejan de ser aciagos y de un descrédito descomunal a los cuatro costados de este país, sin embargo la expectativa de un cambio aparece cuando se aborda el tema de comicios electorales en puerta. Las campañas están en un estado de avance mayúsculo, no obstante, claro está, que el común poca atención les presta.
El rollo, la promesa y el recorrido por los espacios aun más depauperados de la entidad no convencen a nadie. Se escucha el mismo discurso, el que alienta en que ahora sí, llegarán los alcaldes honestos para salvar el barco, ¿pero acaso no es igual en cada relevo constitucional? Por supuesto que sí.
Y en esa vorágine, los docentes, como ningún otro sector, han tenido que sortear los avatares a que son sometidos en tanto les siguen diciendo que sí les pagarán, no les fijan una fecha, pero sabrán esperar. Los grandes maestros desde sus pedestales, Enrique C. Rébsamen, Rafael Ramírez, Enrique Laubscher, siguen viéndolo todo, testificando lo que nunca habrían aceptado que llegaría.

* LO MÁS CHOCANTE, QUE SE
AUTOELOGIEN COMO VENCEDORES

No cabe la menor duda de que el señor Nicanor Moreira sea un empresario que invierte en Xalapa, que hace justicia a sus empleados pagándoles salarios decorosos, pero lo que no encuentra fácil aceptación, que tras de un supuesto y acartonado debate, el personaje se autonombre vencedor de esta justa de la palabra.
Xalapa no es Jilotepec o Naolinco. Hay diez tiradores por la silla de mandamás municipal y el votante de la ciudad suele ser bastante estricto a la hora de emitir su sufragio en el ánfora electoral. Sufraga en favor del hombre, no del partido, y en los últimos 25 años ha optado por la libertad de elegir sin mayores presiones ni palabrería hueca dicha al oído.
El debate, que evidentemente no es ningún debate, al que le falta el nutriente de la sabia sobre la problemática real que confronta la capital del estado de Veracruz, difícilmente alguien lo vio o escuchó. Sin embargo, la difusión en las redes sociales cada candidato lo hace como mejor le viene en gana.
Más sensata fue la voz que dijo que lo más importante es que este debate fue respetuoso, que sus contrincantes no cruzaron adjetivos ni mentadas de madre y que están dispuestos los diez aspirantes a jugar limpio en la fecha de celebrarse los comicios electorales. Los candidatos ricos o que más recursos han recibido pagaron anuncios espectaculares, que al gentío ya no le dice nada.
La fiesta de banderines y recorridos por el corazón de la ciudad que realizaron los panistas y perredistas (agua y aceite) juntos en esta jornada, compitieron con las huestes de Hipólito Rodríguez, pero en todo momento sin lanzarse acusaciones ni enojos que desbordaran las aguas del río de la palabra, que pareciera prevalecer en esta competición por encima de cualquier otra nota discordante con una justa a la altura, se dice, de la que fuera la Atenas de Veracruz.
Las dirigencias nacionales de los partidos en boga han preferido callar cañones y difícilmente han aparecido en la escena pública de la entidad. El señor Enrique Ochoa Reza anunció con bombo y platillos su visita a estas tierras, la cual hay que ser honestos, pasó desapercibida para todos, nadie escuchó el discurso al estilo del comediante y cómico “Clavillazo” y hasta se dijo que lo más cuerdo es que haya acudido a comer con Renato Alarcón y con las mismas volviera a la CDMX.
Las alcaldías de Xalapa y Veracruz puerto, seguramente el priismo aledaño las tiene perdidas de antemano.
Empero, lo más chocante para un pueblo que no es tarado ni sordo ni ciego, es que haya los tiradores que se autonombren ganadores de un debate, como si fuera un certamen de belleza para elegir a la Señorita Xalapa.

* “CANTINFLAS”, A LA ROTONDA
DE LOS HOMBRES ILUSTRES

Como quiera es una buena puntada, rescatar el recuerdo del cómico por excelencia comparado con el inglés Charles Chaplin, al anunciar que sus restos mortales serán trasladados a la Rotonda de los Hombres –ahora Personas Ilustres–.
Se trata de una noticia grata, en un tiempo en que el pueblo de México sonríe, no está alegre, la tristeza le sale a borbotones por todos los recovecos de su humanidad y la crisis se lo está atragantando todo, sin dejar lugar al buen humor, el chiste honesto y blanco, que la gran familia mexicana seguramente quisiera escuchar.
A quien se le haya ocurrido a Mario Moreno “Cantinflas” rendir un homenaje póstumo, llevando sus restos mortales a la Rotonda de las Personas Ilustres, como uno de los personajes de la vida nacional que con sus actuaciones más hiciera la representación de lo que fueron en un pasado histórico las familias mexicanas, enhorabuena.
En efecto, Cantinflas algunas viejísimas familias xalapeñas lo recuerdan como un cómico que visitó la ciudad en varias ocasiones. Y para quienes llevan la reseña de sus años mozos, cuando iniciaba en la trama histriónica, citan que el joven Mario Moreno hizo sus primeras apariciones en una carpa de circo en la vecina ciudad de Las Vigas de Ramírez, en la cual precisamente hacía chistes y con su lenguaje presuntamente atropellado, hacía reír a chicos, grandes y a familias completas.
Un tío de Mario Moreno radicaba en Las Vigas de Ramírez, era un personaje del pueblo que laboraba en el Ferrocarril Mexicano y quien había sido hermano del progenitor de Cantinflas. Eso decía, y el dicho lo heredó a una de sus hijas y luego nietas, que nos dice haber conocido al mimo siendo muy chica y que efectivamente Cantinflas vivió en Xalapa un tiempo y trabajó en un circo de los años 40 del siglo XX.
El homenaje que se rendirá al personaje con el traslado de sus restos mortales a la Rotonda de las Personas Ilustres, se debe en buena medida al reconocimiento que merece un mimo natural, que escenificó o personificó la vida de la familia y los grupos de poder, clericales y magisteriales de toda una época, siempre con un sentido humanista y de llamado a las causas justas y buenas que debían seguir los mexicanos.
Sus películas dedicadas a elevar la vida de los médicos, los docentes, los sacerdotes y los políticos, le hizo ganar el aplauso y las simpatías de millones que se deleitaron con sus más de sesenta películas rodadas todas en escenarios de este país.
En un momento de crisis de todo, una nota de aliento, en memoria de uno de los cómicos que como Germán Valdés “Tin Tan” o Clavillazo, suscribieron bellas páginas para la risa franca y honesta de este pueblo azteca y los extranjeros, que testificaron la existencia de comediantes y cómicos surgidos a la par de un Charles Chaplin del cine mudo. Enhorabuena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s