* CON AUTORIZACIÓN, TAMBIÉN PLAZA ANIMAS COBRARÁ


Por Raúl González Rivera
*

EN CAMPAÑAS, LAS
BOLSAS CON DINERO

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

 

Corrían los años en que andábamos concluyendo los cursos de nuestra primera licenciatura en periodismo, allá en el puerto de Veracruz, cuando se nos invitó a participar de una campaña de candidatos a gobernador del estado, época en que no había más que un solo partido, su abanderado siempre conquistaba los votos que le ungían en mandatario de la nave estatal.
La participación, modesta sin duda, sería de formar parte del equipo de voceros del candidato, todo poderoso, al cual le acompañaba una extraordinaria carrera política cubierta a lo largo de 30 o más años de ejercicio profesional y público y que como centro de operaciones el entonces precandidato lo habría abierto en la ciudad de México.
La toma de decisión corría a cargo del presidente de la república y los precandidatos, agazapados, estaban a la espera de que su gran dedo, optara por uno de los dos tiradores más visibles que en aquella contienda se habían pronunciado de alguna forma, por buscar la gubernatura de Veracruz.
Así que la invitación que se nos hacía, era para viajar a la capital entonces del país y apersonarnos en la residencia particular- nada del otro mundo- del personaje que a decir de las mayorías, estaba más que descontado que sería el “bueno” para Veracruz, por el también partido aplanadora, el tricolor.
Por vez primera, veíamos a un precandidato en persona, cuya sobriedad, serenidad y excelente tacto destacaban a muchos años luz, de la probable contraparte hasta ese momento, unas cuantas horas del destape oficial que el partido solía hacer, pero desde la ciudad de México. No en Veracruz.
Presentados ante el candidato, se nos diría que iríamos a su campaña-si resultaba vencedor en la competición interna- que los aspirantes sostenían para conquistar las banderas del partido en el poder.
Por supuesto, que el ambiente claramente era de una gran algarabía, entre los simpatizantes del precandidato. En los preparativos de una potencial campaña preelectoral, se tomaban en cuenta mil razones y había que ver más allá. Los veracruzanos en mayoría, avistaban un porvenir de fábula, para el caso de que el precandidato fuera el elegido.
En esa se estaba, cuando al garaje de la residencia particular del precandidato ingresó una camioneta de estaquitas, con el logotipo en su s portezuelas de la firma de un restaurante muy conocido del municipio de Boca del Río, trayendo una preciada carga, consistente en una montaña de billetes perfectamente empaquetados, la cual fue bajada por el conductor del vehículo y su copiloto, a la vez que informaba el primero de ellos a uno de los organizadores de la precampaña, que allí estaba, un envío de los amigos de Veracruz” ,para gastos de la gira que “seguramente” el señor….mañana necesitará una vez que inicie su gira preelectoral.
Empero, al filo de la medianoche de ese día, informaría el PRI nacional que el candidato era otro personaje, desconocido sobre tierras veracruzanas y que el hombre tantas veces mencionado hasta en la colonia más apartada y pobre de la entidad, no sería el “bueno”.
Empero, la enorme caja guardando los recursos frescos, para pagar gastos de campaña allí quedó en el centro de una sala, como mudo testigo de lo que pudo ser y no se consiguió como proyecto político de todo un personaje de peso completo.

* FUERA MANOS DE ALCALDES
DE CAMPAÑAS MUNICIPALES

Todo hace suponer que los alcaldes de turno, no todos claro está, están metidos hasta los codos en las campañas de aspirantes a las presidencias municipales, lo que vuelve a entorpecer la visión que la ciudadanía debe tener de lo que es la pelea por los cargos edilicios, con pulcritud, ya que de lo contrario, la abstención seguirá bamboleándose a los cuatro costados de la entidad, con singulares notas contrarias a toda pretensión de avistar este proceso con ojos democráticos.
La pregunta que se hacen cientos de miles de ciudadanos, es porqué los alcaldes tienen un marcado interés en el sentido de coparticipar ayudando a que determinados personajes colaboren abiertamente y a escondidas, con los candidatos que más les garanticen su retirada en un clima de tranquilidad.
Lo otro, que los alcaldes de turno o muchos de ellos, hayan sentido que sus funciones como tales, llegaron al clímax de verse descubiertos, haciendo los negocios privados a la manera de la banda Duartista, lo que les exhibirá y expondrá para ser perseguidos, acosados y presentados con las denuncias de rigor, ante los tribunales judiciales, en un futuro próximo.
Un regidor, entró a la defensa del alcalde de Xalapa, en virtud de estar siendo atacado-objeta el edil- pero no dice a ciencia cierta cuáles son los hechos que le imputan, y que exponen al presidente municipal, a ser sancionado por los órganos electorales y las fiscalías de rigor, para conocer de las malas obras que pudiera estar realizando el munícipe.
Lo suyo está ocurriendo en buena cantidad de comunas municipales del interior del estado, en donde los alcaldes se convirtieron en este cuatrienio en los sagaces sátrapas y dictadorzuelos, con las consecuencias por todos sus habitantes conocidas, en el sentido de que vinieron a Xalapa, tomaron por asalto las oficinas de palacio de gobierno y la Sefiplan, pero de igual forma, jamás dijeron a sus gobernados, cuáles fueron los alcances, logros, fracasos y resultados de esta incursión más adhoc con la banda que ultrajó el bienestar del pueblo todo de la entidad.
Consecuentemente, las campañas que se promueven sobre tierras veracruzanas, están exhibiendo estas y otras raterías y yerros en que incurren los alcaldes que se van, pero que en aras de no querer que los partidarios de siglas ajenas a las suyas la hagan de buzos, sobre su actuación cargada de fuerte dosis con un aroma hamponil, están para golpear a sus adversarios y fomentar el apoyo a los aspirantes archiconocidos de los partidos tradicionales.
Por si quiere usted adelantar numeritos, a nadie cabe en Xalapa la menor duda que la candidatura de Morena, saldrá victoriosa en ánforas electorales y que el partido otrora poderoso, el tricolor se disputara un segundo lugar, para dejar a los albiazules de la derecha y amarillos de la izquierda, eso dicen, en un tercer tramo. Al tiempo.

* CON AUTORIZACIÓN, TAMBIÉN
PLAZA ANIMAS COBRARÁ

Tras el escandaloso fracaso de los expertos en materia de urbanismo, como fue el hecho de que les abortara la exhortación o acuerdo para hacer de los estacionamientos de las plazas comerciales, un espacio gratuito, para sus forzadas clientelas, ahora se anuncia que sin permiso la plaza Animas, no debe ni puede explotar su aparcamiento.
Es decir, que antes de cortarse el dedo, la dirección de comercio municipal a cargo de Clorinda Ferral, se adelanta para prever que si los propietarios de la plaza en cuestión pagan sus derechos de rigor, la comuna municipal no tendrá más pretextos, que hacer las autorizaciones de rigor y que el aparcamiento vehicular en dicho centro comercial, fije igualmente una tarifa a los automovilistas que ingresen a esta.
La medida, por supuesto alarma a los compradores y clientes de las mencionadas plazas, ya que aparte de que ingresan para adquirir productos de sus distintos establecimientos, deben pagar una cuota que en el caso de plaza Cristal, constituye un verdadero asalto en contra de los bolsillos de los clientes-automovilistas.
El ayuntamiento había logrado que su cuadro de ediles, votara por la cancelación de cobro de cuotas por ingreso a dichos centros comerciales, pues además Xalapa, carece de centros industriales, su población mayoritaria se conforma de estudiantes, académicos y burócratas. Medida que obviamente, el grueso de la población local aplaudió a rabiar.
Sin embargo, un amparo interpuesto ante los tribunales judiciales federales, por las gerencias empresariales de las plazas comerciales en cuestión, echaron por tierra dicho propósito, exhibiendo a los ediles, en lo que hace a acometer con una defensa legal y jurídica, un acuerdo que en este momento, por lo menos le está costando votos a los candidatos de los partidos tradicionales, PRI, PAN y PRD.
Ciertamente, en plaza Animas, se aprecian operaciones tendientes a la apertura próximamente de las cajas de caudales, con vistas a imponer un cobro por el ingreso de automóviles en su estacionamiento vehicular, lo que causa una verdadera sorpresa, pues para nadie escapa que semejante medida coadyuva al deterioro sobre todo de los bolsillos de una inmensa mayoría de asalariados, que es la que acude normalmente a los centros departamentales más visitados de la ciudad.
Xalapa, como se sabe, carece de estacionamientos públicos, que además le garanticen un espacio limpio, cómodo y seguro a los propietarios de automotores, ya que los existentes además, en una mayoría, son simples solares abiertos a cielo raso, sin ninguna protección, ni tejados ni condiciones para presumir que hay una garantía de antemano aparcar sus vehículos en dichos lugares.
Por otro lado, imponen el cobro de tarifas, sin que medie la autorización oficial o si ésta la consiguen, algo no está bien, porque se ignora en qué ley o reglamentación se ubique este tipo de explotaciones comerciales. Pero que ahora plaza Ánimas cobrará estacionamiento vehicular, ni duda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s