¿A quien conviene el gasoducto de Xalapa?


por Felipe Mendiola

por Felipe Mendiola Parra, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

La decisión de Alejandro Montano de promover un juicio de amparo ante el Juzgado segundo del Distrito Judicial de Xalapa, para detener la construcción de un gasoducto, debe ser muy valorada por la población, porque alguien tenía que tomar esa iniciativa.
No podíamos esperar a que se llevara a cabo esa obra, que representa un grave riesgo para todos los habitantes de la ciudad capital y quedarnos cruzados de brazos.
Es común que nos lamentemos de lo que acontece y veamos a la distancia los problemas que pueden tener una solución desde su origen.
Prevenir un accidente se escucha y se lee catastrófico, pero sencillamente tenemos que ser realistas, no cerrar los ojos cuando atrás de nosotros viene otra generación que merece una ciudad segura en todos sentidos.
En los discursos del candidato de la coalición “Que resurja Veracruz”, Alejandro Montano, se abordan muchos temas alrededor de sus diez propuestas, siempre en el marco de la seguridad que demanda la población, así es que esa decisión de exigir seguridad para todos, es una acción que va acorde con sus mensajes. Tiene congruencia.
Desde que se anunció hoy por la tarde la promoción de un juicio de amparo, se escucharon muchas versiones que se mezclan con la política y con el proceso electoral, pero si somos fríos en la apreciación, esa acción de Alejandro Montano va mucho más allá de obtener simpatías, porque aquí vive él con su familia y nosotros también; esa reacción es natural de alguien que se precie de ser responsable.
Ha reiterado la importancia que para él tiene la voluntad popular, por lo que no podía pasar por alto este momento, que desde que se supo, alarmó a toda la población.
El día 17 de este mes el cabildo xalapeño aprobó la construcción de la primera etapa del gasoducto, a pesar de la inconformidad de algunos ambientalistas, transcurrieron 8 días y finalmente el candidato a la presidencia municipal de esta ciudad, dio el primer paso para manifestarse por la vía legal.
La empresa “Gas Natural de Noreste” ya cuenta con las licencias de la Semarnat, la SCT, Pemex, Comisión Reguladora de Energía, de la Dirección de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial del Gobierno del Estado y de Protección Civil Estatal.
Sin embargo, la población desconocía todos esos trámites para la instalación del gasoducto y de la forma como se llevarían a cabo las obras, es decir, nadie se preocupó por difundir esa información y sus motivos tendrán. De ahí viene la reacción de Alejandro Montano y la hace a tiempo

Anuncios

Un comentario en “¿A quien conviene el gasoducto de Xalapa?

  1. Deben presentar el estudio de impacto ambiental,junto con los planos de la obra.Los gasoductos proliferan al por mayor sin que alguien los frene y traen consigo una lastimosa cadena de contaminación sobre aire,agua y suelo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s