* NO HAY LÍDER POLÍTICO QUE PUEDA COMPARARSE A AMLO


Por Raúl González Rivera
*

CONFÍA EL OPLE EN QUE ACUDA
EL 60% DE LOS ELECTORES

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

A todos los actores políticos e incluido uno de los árbitros electorales, preocupa que la abstención venza en próximos comicios electorales.
Calculan los bien pagados funcionarios del OPLE que la promoción ha sido suficiente por parte de ellos para que la mayoría de votantes se decida a concurrir ante ánforas electorales el próximo 4 de junio y emita su voto en favor del candidato de sus preferencias.
Ciertamente, la caballada está muy flaca, parafraseando al ex gobernador de Guerrero, Rubén Figueroa Figueroa, cuando en pleno poderío del presidente José López Portillo dijera que para la sucesión presidencial de aquel entonces, la “caballada está muy flaca”.
El problema actual es mayúsculo. La ciudadanía no confía ni en el bendito.
Los candidatos a alcaldes de la diversa gama de partidos políticos existentes y hasta los llamados aspirantes independientes, adolecen de las tablas suficientes para convencer a un electorado más metido en sus cuestiones personales, que en analizar la personalidad de los tiradores, cuando una mayoría dice sentirse insatisfecha con los políticos que genera el momento que se vive.
Pueden, inclusive, concurrir al notario público y asentar con su firma y demás datos generales que cumplirán sus promesas de campaña y que no defraudarán la confianza ciudadana.
Empero, la penetración de las campañas ha sido muy raquítica en el sentir de la ciudadanía.
Obviamente, esta última no espera milagros ni amagos y supermanes, sólo requiere que hombres y mujeres de carne y hueso se decidan por trabajar en beneficio del pueblo. La gente ha caído en estados de verdadero hartazgo, aburrimiento y rechazo para con todo aquello que realizan los servidores públicos.
El ritual de cada sucesión se cumple cabalmente, seres nuevos, otros con rostros ajados y curtidos por las corruptelas, asomaron en esta contienda por las 212 municipalidades y pasarán como llegaron, sin ningún ascendiente ni haber causado impacto alguno.
Sin embargo, la chamba de generar alcaldes está por concluir felizmente, aunque la apatía de ciudadanos se haya mostrado de forma mayúscula. La gente no confía ni cree. Pero tampoco da crédito a las campañas sucias, los dimes y diretes, el cruce de señalamientos que no llevan a nada.
La sociedad quiere saber qué harán para satisfacer las exigentes necesidades, que incluyen el abatimiento del hambre, el desempleo, el analfabetismo y la pobreza, así como la inseguridad que galopa despiadadamente en detrimento de las mayorías aplastantes.
Tampoco existen los magos que con un soplido puedan transformar la vida de deterioro constante en que la sociedad ha caído, por ausencia de cultivarse los valores culturales y las buenas enseñanzas de los viejos maestros, en aras de conseguir un hombre nuevo, limpio, visionario y con la mira puesta en colocar los intereses colectivos por encima de las mediocridades de los malos servidores públicos.

* NO HAY LÍDER POLÍTICO QUE
PUEDA COMPARARSE A AMLO

En su leída columna de ‘Política y cosas peores’, de Catón, asegura en una parte de su rico contenido informativo y de análisis, que ‘Dígase lo que se diga, y pésele a quien le pesare, el único líder político que hay en este país, se llama Andrés Manuel López Obrador’.
“Su figura domina la escena política nacional, nadie hay que pueda comparársele en presencia ni personalidad. Él sólo hace contrapeso a la poderosa estructura del PRI, al largo historial del PAN y a todas las tribus que forman el PRD”.
“Su carisma –observa Catón–, su tesón y su infatigable ir y venir por todo México lo han llevado a ocupar el primer sitio en las encuestas de cara al proceso electoral del próximo año. Especular sobre si su llegada al poder será un bien o un mal para el país, será bordar en el vacío”.
Y agrega el autor de la columna en mención, que “hay quienes dicen que AMLO sería un magnífico presidente, al menos los primeros seis años”. Hasta aquí.
En días como los que se viven, la fuerza del único líder que concentra a cientos de miles en torno suyo, de manera espontánea, se acaba de afirmar, cuando en el ámbito de la desesperación panistas y perredistas anuncian un frente común, que ya aclaró Alejandra Barrales –mucho antes de que la echen fuera de la dirección nacional de su partido–, que se conformó junto con Ricardo Anaya, pero para enfrentar el resultado de las campañas que tienen lugar en Nayarit.
Aclaró la ex azafata de la aerolínea mexicana en que sirvió como tal muchos años, que los dos dirigentes nacionales se reunieron y conforman un frente, pero con intención de enfrentar la posible ascensión del viejo régimen de nueva cuenta en el estado de Nayarit, pero nunca pensando en el 2018 y mucho menos que tenga como punto de ataque la dirigencia nacional de Morena.
Por supuesto que el teatro se cae a pedazos, porque las propias bases del PRD y el PAN acusan que dicho frente obedece al cerebro iluminado de los dos líderes nacionales, pero en ningún momento que hayan pretendido adelantarse asestando un presunto golpe a la imagen y presencia del más temido líder que tienen las ultraderechas, el conservadurismo nacional, el priismo y hasta las tribus perredistas, en la imagen y presencia de Andrés Manuel López Obrador.
Refieren ciudadanos que nada tiene que ver con los partidos políticos tradicionales, que AMLO por si solo seduce con la palabra y conforme trasciende el tiempo y su caminar por territorio nacional, la ciudadanía se agolpa en su favor, le creen, le confían.
Y a tono con la opinión de Catón, en las páginas centrales del periódico de circulación nacional Reforma, el tono en que se quiera cualquier grilla en su contra, ha tenido la respuesta concreta y puntual, para echarla abajo.
Nadie y menos Enrique Ochoa Reza, han podido desmentir a AMLO en el sentido de que no posea fortuna personal, que carezca de tarjetas de crédito, cuentas bancarias, residencias en el extranjero y propiedades en este país.
Igual coinciden los líderes morales, del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas, y Dante Delgado Rannauro, de Movimiento Ciudadano, en cuanto que AMLO tiene una existencia austera, modesta y honesta.
Se pueden decir muchas cosas del político tabasqueño, menos que sea deshonesto, advierte el fundador del PRD, Cárdenas Solórzano, el cachorro del Tata Lázaro Cárdenas.

* NADIE ABORDA LA NECESIDAD DE
CONSERVAR EL PASEO TECAJETES

Los Tecajetes, seguramente, es uno de los emblemáticos paseos de la ciudad, que conforme trasciende el paso de los años, más lo quieren conservar las buenas familias xalapeñas.
Es un pulmón natural, que cuando los gobiernos de Fernando López Arias y Antonio M. Quirasco inauguraron las grandes obras de la ciudad, como fue el fraccionamiento Veracruz, la apertura de la avenida Manuel Ávila Camacho y la construcción del Teatro del Estado “General Ignacio de la Llave”, habría que conservarse el famoso paseo de Los Tecajetes.
A este último espacio para la recreación natural de las familias y sobre todo los menores de edad, para que se identifiquen y conozcan el entorno natural, es como algunos alcaldes le han dispensado una atención especial, y otros simplemente dejaron que se repletara de hojarasca y el abandono en que lo dejaron caer en mucho asemejó que sería su final.
Por fortuna el parque de Los Tecajetes allí sigue. Es el balcón natural desde el cual domingo a domingo las familias y sus pequeños hijos acuden puntuales a solazarse con la vegetación más diversa, los escasos peces que aún quedan en sus estanques, los juegos mecánicos y la pista en que fue convertida la alberca en el centro del parque, que algún malvado edil la mandó a clausurar.
Pues bien, el paseo de Los Tecajetes se yergue con sus enormes árboles todavía, confiando en que habrá amantes de la naturaleza que persistan en seguir conservándolo, por el bien de la ciudad y las familias, que al carecer de suficientes recursos suelen acudir a los espacios generosamente gratuitos, como es el parque mencionado.
Sin embargo, no pasa desapercibido en el libro de los recuerdos, que el segundo alcalde más carismático de la ciudad, Carlos Padilla Becerra, el otro sería el doctor Pedro Coronel Pérez, llevó cabo un ambicioso proyecto para convertir dicho espacio en un esplendoroso zoológico, al cual acudieron miles semanalmente, pues se constituyó en una excelente oportunidad para que los menores, sobre todo, convivieran con sus papis en un escenario en vivo y natural.
Las especies que concentró el zoológico lo hacían un recinto a semejanza –guardando las proporciones–, con el zoológico poblano, pues lo mismo había tigres, que leones, aves de las más diversas variedades, cocodrilos, monos, changos y una amplia línea de reptiles, donde destacaban la cobra, la nauyaca y otras más.
Lamentablemente, arribó en ese contexto un gobernador adversario de las especies animales en cautiverio, don Agustín Acosta Lagunes, quien hizo cerrar sus puertas al zoológico, para volverlo a convertir en el paseo frecuentado por los xalapeños, pero al cual, sobre todo en la última década, se le dejó de realizar el menor cuidado, poda de vegetación y vigilancia y enriquecimiento de sus áreas de juegos y sana diversión para los chicos. Lástima, ya habrá nuevos xalapeños con mentes menos estrechas que devuelvan al parque Los Tecajetes la alegría y colorido que en sus primeros cien años mantuvo. Eso se dice.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s