• El PRI todavía vive • El PAN gana, pero cae • Morena, la imagen de El Peje, insuficiente


por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

 

Por Marco Antonio Aguirre Rodriguez, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación

Las elecciones de éste domingo nos mostraron varias cosas de la política de Veracruz que van más allá de los resultados electorales y de lo que se puede ver por encima.

Por ejemplo, nos mostraron que: siguen fuertes y vigentes los grupos caciquiles, como los que dominan Pánuco y Tantoyuca, donde ganan los candidatos propuestos por el nuevo aliado de Miguel Ángel Yunes Linares, Ricardo García Guzmán, el excontralor que también debería ser juzgado como parte de los saqueadores del estado, y por el sempiterno cacique de la zona de Tantoyuca, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, quien para esta elección colocó a su hermano Amado como candidato a presidente municipal.

Un ejemplo de que en el PAN quieren que todo quede en familia.

Pero también nos mostró que los votos se inclinan ya, más por los candidatos. Y eso fue lo que permitió que los partidos pequeños se llevaran varias presidencias municipales, como Nueva Alianza, que gobernará en 18 municipios, uno más que Morena, o el Partido Encuentro Social, al cual el PREP le reconoce el triunfo en 6 municipios, o el PT que se lleva 4.

Ganaron los partidos pequeños aún en contra de la ola que amenazaba arrasar con todo; por eso es que la coalición PAN-PRD se queda con 112 ayuntamientos, los que se había mencionado desde un principio que era su posibilidad de triunfo.

En estos resultados electorales también es notorio que el PRI-PVEM obtuvo 36 alcaldías, más otras 3 por el PRI en si mismo y 4 par el PVEM.

 

EL PRI TODAVÍA VIVE. Entre los triunfos obtenidos por el PRI está Orizaba, cuya disputa se contemplaba entre el PAN-PRD y Morena. El PRI ahí ganó a contracorriente, con Igor Rojí López, y en una elección donde el candidato del PAN, Daniel Zairick, tenía el apoyo del gobierno del estado, pues su hermano Alejandro Zairick, es el secretario de Desarrollo Económico del gobierno del estado.

Otro triunfo notorio del PRI fue en Perote, con Juan Francisco Hervert Prado, quien también enfrentó la elección contra toda la fuerza del gobierno del estado, pues atrás del candidato del PAN estaba el expresidente municipal Paul Martínez Marie, quien se fue a operar directamente después de renunciar a una posición que tenía en la Secretaría de Desarrollo Económico. Ahí en Perote la pinza para tronar al PRI se cerraba con la postulación de Emilia Yunes, tía del actual senador priista, José Francisco Yunes, pero quien era impulsada por su hijo Juan Manuel Velázquez Yunes, para restarle votos al candidato del PRI usufructuando el apellido.

Ahí el gobernador Miguel Ángel Yunes buscaba aplastar al PRI para de paso terminar con las posibilidades de Pepe Yunes de ser el candidato al gobierno del estado para el próximo año.

Pero como Pepe Yunes se llevó Perote con su candidato y otros 5 municipios del distrito de Perote, salió hasta fortalecido de esta elección… y se vuelve un aspirante fuerte, porque además, como ya se demostró, los votantes cada vez se fijan más en los candidatos, salvo en los sitios donde los cacicazgos prevalecen.

El PRI tuvo en esta elección el 17.3 del total de los votos emitidos, cuando se esperaba que cayera hasta el 12%.

Por eso es que no le fue tan mal, y por eso es que todavía vive.

Además su diferencia con el PAN, es de 10 puntos, los cuales en estos panoramas tan cambiantes pueden estrecharse.

 

EL PAN GANA, PERO CAE. La expectativa de que el PAN se llevase la mayoría de los ayuntamientos se cumplió plenamente.

Pero lo que se dio también, fue un descenso en la proporción de votos para el PAN. Acción Nacional en estos comicios descendió del 27.13% de la votación valida al 26.12%.

Este año tuvo más votos el PAN, pero también son proporcionalmente menos los votantes que le confiaron su sufragio.

Es un punto -se puede decir-, pero en un porcentaje tan bajo y dentro de lo relativo de los números, es un descenso y muestra tendencia, porque va aparejado a la caída de la popularidad del gobernador en el estado.

Acaso, se puede pensar, Miguel Ángel Yunes empieza a arrastrar al PAN hacia abajo.

Pero se llevaron el principal ayuntamiento, Veracruz, con el amplio triunfo de Fernando Yunes , y mantuvieron Boca del Río holgadamente con Humberto Morelli.

Fueron los únicos triunfos amplios; todos los demás fueron cerrados, muy cerrados.

Al PAN en esta elección le salvó que el PRD creció en la captación de votos, al revés de la terrible caída que sufrió en el 2016, pero ¿mantendrá esto?.

Si acaso Miguel Ángel Yunes está llevando a la baja al PAN, podría convertirse en un fuerte obstáculo para que su hijo, el ahora presidente municipal de Boca del Río, compita en las elecciones gubernamentales del próximo año.

Y su bromita de aspirar a la Presidencia de la República, sería mucho menos realizable.

El PAN y el PRD deben definir si les conviene seguir dependiendo de la impopularidad del gobernador o si deberán deslindarse poco a poco del mismo para volver a tomar imagen propia de partidos políticos.

 

MORENA, LA IMAGEN DE EL PEJE, INSUFICIENTE. Morena, el ahora segundo partido de mayor tamaño, también vio disminuir su participación electoral, de 23.29% del total en 2016, al 18.56%.

¿Cuál fue la causa?.

Probablemente los malos candidatos que pusieron en la mayoría de los municipios, sin presencia y sin arraigo.

Morena, más bien Andrés Manuel López Obrador, le apostó a que nuevamente su imagen, su presencia, le daría el arrastre suficiente como para seguir creciendo.

El número de votos para Morena, incluso disminuyó.

El pleito con Miguel Ángel Yunes no le fue suficiente, así como tampoco le favoreció al gobernador.

Al parecer a los votantes del estado les divirtió el espectáculo, pero eso no definió el sentido de su voto.

¿Porqué cayó Morena?. Ese es un estudio que deben hacer desde el interior de ese partido, si quieren detener la baja y posicionarse para el 2018, tanto para pelear la gubernatura del estado como para que Andrés Manuel acumule votos para su aspiración rumbo a la Presidencia de la República.

Con lo reducido de los márgenes y con lo atomizado del voto, perder un votante es algo que debe preocuparle a todos los partidos.

En consecuencia, es hora de que actúen bien para ganarse nuestra confianza.

 

Si usted quiere ver la tabla de cómo se movieron porcentualmente las votaciones de los partidos entre 2016 y2017 también la puede consultar en https://goo.gl/szlIzE

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “• El PRI todavía vive • El PAN gana, pero cae • Morena, la imagen de El Peje, insuficiente

  1. Aquí no se menciona que todo el entramado y campaña de desprestigio, que se realizó con la corrupta congresista EVA CADENA, eso dañó indudablemente al partido MORENA.
    Las vilezas y bravuconadas del delincuente electoral conocido como Miguel, el breve o Cápita de la Dinastía Yunes también contribuyó a restarle votos a la auténtica oposición como lo es MORENA.
    Efectivamente, en MORENA deberán hacer una evaluación sobre su desempeño en los procesos electorales. Pero quien sabe si López Obrador tenga considerado la meditación auto crítica.
    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s