* PRENSA NACIONAL DIFUNDE CARTA DE ARTURO BERMÚDEZ


Por Raúl González Rivera
*
SE DESPLOMA LA VIDA
ECONÓMICA DE XALAPA

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Un centenar de comercios cerró sus puertas y más de doscientas viviendas aparecen con los letreros de “se renta” o se “vende”.
La vida económica de la ciudad pende de un hilito. Los burócratas que sirven en los tres niveles de gobierno, los académicos de todos los sistemas escolares y los estudiantes que andan a la caza de viviendas baratas donde guarecerse mientras cursan estudios profesionales.
El taxi ya no es negocio, está tronado. Unidades viejas, sucias, con colores verde y rojo, algunas prestan un servicio deplorable a los usuarios, pues sus conductores suelen ser irresponsables, faltos de capacidad y, por ende, ayunos de la convicción de prestar un servicio a la comunidad.
En las calles céntricas se leen los avisos de “se renta local”, el cual nadie busca porque ignora qué comercio abrir, ya que la industria alimentaria, como el exhibidor de ropa y calzado, están prácticamente desahuciados.
Los que venden espacios para el comercio se lamentan que llevan meses, como ocurre en la avenida Murillo Vidal, ofertándolos, inclusive a precios muy disminuidos, pero faltan los compradores.
El agobio llega a los bolsillos de muchas familias que anteriormente no emitían una sola queja.
Y mientras la autoridad local oferta espacios en las calles del casco histórico, para brindarlos a los vendedores de frutas y dulces, los que además de atentar contra la salud pública, obstruyen el arroyo de circulación vehicular, la titular del ramo dedicado al comercio refiere que está atenta a no permitir comerciantes informales en calles del centro capitalino.
Lo que ignora Clorinda Ferral es que las arterias públicas están atestadas de vendedores de productos comestibles, sobre todo. Por cierto, estos últimos aseguran que nada de esto puede ocurrir en su contra, porque para eso pagan sus cuotas de rigor diariamente.
Por otro lado, en los fraccionamientos residenciales, como son los que se localizan en territorio de Las Ánimas, se cuentan por decenas los anuncios relacionados con la venta de viviendas de todos los tamaños y precios. Aunque en el entorno del fraccionamiento Nueva Europa se yergue un conjunto de edificios que supuestamente se destinarán a atender a educandos de los sistemas de enseñanza primaria hasta la universidad, privada en este caso, y que siguen sin operar, porque hay los perversos que ligan las fastuosas construcciones de color azul, con la banda que operó en el anterior sexenio, bajo la conducción de Javier Duarte de Ochoa.
Empero, lo que nadie puede negar es que la vida económica de la otrora Atenas veracruzana se desmorona con alguna celeridad y no existe ningún plan ni programa para su reactivación financiera. La familia xalapeña tradicionalmente es alegre, gusta de la cultura y la recreación en sus parques públicos. Ahora, hay un cambio nada halagüeño ni satisfactorio para las aplastantes mayorías.
Por supuesto que una consecuencia de lo que ocurre se debe a la violencia, la inseguridad y el desencanto social que se agolpa en cada calle, avenida, colonia y la congregación que usted quiera.

* PRENSA NACIONAL DIFUNDE
CARTA DE ARTURO BERMÚDEZ

El periódico Reforma incluye ayer en su primera página una nota que para los habitantes de la aldea veracruzana atrajo la atención, porque aquí localmente nada se habría informado, con cuyo contenido –presuntamente documentado– se pretende causar algún impacto, siendo que en días como éstos el asunto que comenta se suma a la cascada de sucesos con alguna inclinación a denostar o exhibir actos de corrupción.
En apariencia, la presunta carta fue escrita de puño y letra del ex secretario de seguridad pública, hoy huésped forzado del reclusorio de Pacho Viejo, la cual refiere cómo el régimen anterior hizo entrega al PRI de mil 300 millones de pesos para cubrir supuestos gastos de campaña de su candidato al gobierno estatal.
Y además, enlista los nombres de Fernando Vázquez Rigada y Francisco Mora Domínguez como los operadores, destaca Bermúdez en la carta, cuya firma fue cotejada por peritos, sin citarse los nombres de éstos.
En la propia misiva, cuenta presuntamente Bermúdez, que el ex dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, recibió 500 millones de pesos de manos del senador Héctor Yunes Landa, senador de la República, a quien el ex cardenal de la SSP le habría entregado los recursos millonarios.
Sin duda, en otros tiempos la noticia habría causado un revuelo de los mil demonios, pero en un escenario como el que se vive, la gente está más empecinada en ver cómo sale de su ancestral pobreza, que no vaya a perder su empleo, que las cuestiones que tienen que ver con los políticos son de éstos exclusivamente, porque al final del día nada pasa, las aguas vuelven a su cauce una vez transcurridos los días de una supuesta efervescencia.
En el caso concreto, el asunto provoca alguna jiribilla, porque hay tres actores principales en esta trama y que han tenido una cercanía con el poder en diferentes momentos y a todas luces de cara a los veracruzanos.
Arturo Bermúdez fue secretario de la SSP, pero surgió a la vida política del estado desde el sexenio que encabezó Fidel Herrera Beltrán. Se cuenta que es originario de la ciudad de México, que se enroló primeramente en tareas de su profesión de contador público en la secretaría de Finanzas y Planeación, y que ahora está preso en Pacho Viejo acusado de enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias y abuso de autoridad. Según la carpeta abierta acerca de su estancia en el viejo reclusorio mencionado.
Empero, lo que más atrae la atención de los ciudadanos veracruzanos es que el senador Héctor Yunes se pueda ver involucrado en un affaire millonario. Si alguien se ha preciado de su honestidad como servidor público, es precisamente el ex candidato gubernamental.
Muchos meterían –según lo han dicho– sus manos al fuego en aras de sostener que el ex subsecretario de gobierno, ex diputado federal, actual senador y muchas veces funcionario de gobierno federal, ha permanecido ajeno a los chismarajos que se tejen en torno a las vidas públicas, los cuales, si se confirmaran, provocarían un grave desencanto entre sus simpatizantes y seguidores.
En las líneas aparecidas en la carta atribuida a la autoría del ex cardenal de seguridad pública, aparece el nombre de Francisco Mora Domínguez.
Este personaje está ligado a las ligas tricolores desde sus años estudiantiles, pasando por las aulas de la facultad de derecho de la UV, y de allí pegó el salto a las cuestiones partidarias con colores del PRI, ha ocupado cargos dentro de los gobiernos sexenales desde hace 4 décadas cuando menos, y se le vio coordinando algunas tareas de campaña precisamente al lado de Héctor Yunes, empero, al perder la elección de rigor, el hombre de Alto Lucero se reconcentró en la titularidad de su notaría pública con sede en la vecina ciudad de Coatepec y que le otorgara el entonces gobernador Fidel Herrera.
Así que la opinión pública enterada del asunto, estará atenta al desenlace de esta nueva página de una presunta práctica de corrupción, propia de la escuela que impuso el viejo régimen y que se difunde o se sabe, a todo color y con proyección nacional, como se presume.

* SISTEMA DE RECOMPENSAS,
SIGUE SIN PROSPERAR

A menos que las instancias judiciales lo precisaran en qué casos ha ocurrido, pero es la hora en que –a decir de observadores y fiscales– el ofrecimiento de recompensas a cambio de que ciudadanos comunes rindan alguna información sobre la realidad de cómo hayan ocurrido diversos asesinatos de periodistas, dicho sistema ha tenido que percibir necesariamente el fracaso en sus alcances.
Del año 2000 a la fecha han sido asesinados alrededor de cien comunicadores que realizan sus funciones en diversas entidades del interior del país.
A la fecha ninguno de esos hechos ha sido aclarado, como puntual fue el esclarecimiento que llevó al procurador de la república Ignacio Morales Lechuga a la aprehensión del autor intelectual del asesinato del periodista Manuel Buendía Tellezgirón, autor de la columna en su momento más leída en este país, Red Privada.
México, por tal situación, es señalado por firmas internacionales en materia de periodismo y libertad de expresión, como la tercera nación en el mundo más peligrosa para el ejercicio de la prensa y los periodistas.
Por supuesto que el sólo anuncio consistente en que se pagaría una recompensa de un millón y medio de pesos a quien o quienes orienten sobre la identidad de los presuntos autores de cada uno de los atentados en cuestión, en los cuales han fallecido hombres dedicados a difundir noticias, esto a partir del año de 2009, ha dado más dolores de cabeza tanto a las instituciones públicas como a los mexicanos, amén, por supuesto, a la familia periodística nacional, que no ha podido verle el final a esta página negra del libro de lo que no debiera ocurrir.
Y es que, a decir de propios y ajenos a la vida de los periodistas y los hechos que se publicitan cotidianamente en torno a la existencia democrática de este país, la ausencia de resultados en las pesquisas que se siguen en torno a los lamentables sucesos y de los cuales ahora la fiscalía especializada está comprometida a darles curso en todo el país.
Lo anterior conlleva a enfrentar una severa encrucijada, porque a ciencia cierta cabría preguntar: ¿cuál es el impacto y trascendencia que en la realidad tiene un oficio, consistente en difundir la noticia, que debe coadyuvar a nutrir el régimen democrático y de instituciones, pero que paralelamente en la búsqueda de los culpables de estos crímenes, revela que los resultados son tan escasos, al grado de tenerse que estar ofreciendo recompensas, a la manera del Viejo Oeste en los Estados Unidos de Norteamérica?
En tanto las instancias encargadas de dar protección a la población civil de este país, nada pueden pronosticar que aliente a ver resueltas un día tantas conjeturas que tienen que ver con el cotidiano habitar de los mexicanos. Por favor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s