LA COLONIZACIÓN ESPAÑOLA DE LA AMÉRICA CONTINENTAL NO INICIÓ EN MÉXICO SINO EN VENEZUELA Y EL ISTMO DE PANAMÁ


por Mario Jesús Gaspar Cobarruvias.*

Fotografía de Mario Jesús Gaspar Cobarrubias, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

La caída del Imperio Romano de Occidente en el año 476 a.C., dio inicio al periodo histórico conocido como la Edad Media o el Medioevo, donde las antiguas provincias romanas senatoriales e imperiales como Lusitania, Hispania, las Galias, Germania, Britannia y otras más, evolucionaron política y socialmente a las naciones que hoy se conocen como Portugal, España, Francia, Alemania e Inglaterra, a lo largo de casi un milenio de ausencia de un gran poder central y civilizador que mantuviese la cohesión y estabilidad social latinas. La Edad Media, finaliza con la caída del Imperio Romano de Oriente, con capital en Bizancio, en el año 1453; abriendo paso al Renacimiento (1492-1789) y a la Edad Moderna, cuya influencia se puede en innumerables facetas ver en el mundo del siglo XXI.

En la Península Ibérica, a lo largo de la Edad Media se fueron conformando diversos reinos de religión cristiana y en lucha contra la expansión islámica a partir del año 711. La conquista militar y los matrimonios políticos llevaron gradualmente a la reducción de su número y a la unificación de los pueblos de habla hispana. En 1492, año del Descubrimiento de América, existían los reinos de Portugal en la costa del Océano Atlántico, el de Navarra en la costa norte y colindando con el Canal de la Mancha, el de Aragón al oeste, fronterizo con Francia y al centro, el gran reino de Castilla-León. España, al igual que Italia, no era aún un país sino una confederación de reinos. Habría que esperar al triunfo del rey Felipe V, primero de la casa de los Borbones, en la Guerra de Sucesión Española (1701-1713), para considerar por fin, la existencia de un sólo país, bajo la supremacía de las leyes, usos, costumbres y armas de Castilla.

Antes de eso, durante la Edad Media, las monarquías ibéricas se conformaron en un complejo entramado de alianzas y leyes que unían a las ciudades y villas amuralladas con un poder central representado por el rey, en un pacto de mutua asistencia, a fin de solventar la resistencia contra los musulmanes, la paz en los campos, dirimir los pleitos entre los señores feudales y las clases no combatientes (campesinos, artesanos y comerciantes), además de administrar la justicia para conservar la cohesión del reino y por lo tanto, asegurar su prosperidad y hegemonía.

Estas ciudades amuralladas, surgen aproximadamente 500 años a partir del inicio de la Edad Media y en ellas evolucionan los principios legislativos y judiciales del municipio romano, transformándose en el municipio medieval, basado -entre otras fuertes influencias- en el consejo de hombres libres de cada ciudad o distrito rural. Con el tiempo, se definió como el municipio libre de Castilla y es este modelo de gobierno y justicia municipales, el que los conquistadores españoles exportaron desde los primeros años al Nuevo Mundo. ¿La finalidad? Evitar la anarquía, facilitar la difusión de la fé cristiana entre los naturales, facilitar el orden y hacer productivas las regiones que los Reyes Católicos iban anexionándose.

El proceso de conquista y colonización de América no inicio directamente en tierra continental con el arribo de la armada de Hernán Cortés a las costas veracruanas en abril de 1519. Sino que siguió una serie de etapas escalonadas política y geográficamente, desde las islas del Mar Caribe, que sirvieron como bases y puertos para las expediciones de exploración y conquista, comandadas por audaces Adelantados.

Al descubrir y reconocer geográficamente las islas mayores como La Española (hoy Haití-República Dominicana), los hispanos procedían a entablar relaciones más o menos pacíficas con los nativos, a la vez que se establecían en sitios estratégicos para explotar los recursos naturales, mientras gradualmente arribaban más y más europeos, atraídos por los relatos de quienes regresaban con noticias para los reyes y que buscaban elevar su estatus social en la estratificada sociedad que luchaba por superar las pautas de vida medievales, con las que habían vivido y regido durante siglos. Prácticamente, mientras Europa emergía hacia el Renacimiento, los españoles exportaron a las Indias su propia versión de la Edad Media.

Al consolidar sus puntos de dominio militar y explotación de recursos. procedían al establecimiento de villa regidas por un cabildo o consejo de hombres libres, que representaría a los pobladores ante los reyes. Posteriormente, si la villa sobrevivía en el sitio de fundación original o tras uno o varios traslados a sitios más convenientes, podía evolucionar a una ciudad, al recibir la cédula real que le otorgaba el Título de Ciudad y el correspondiente escudo de armas. De esta forma, la población era recompensada en su esfuerzo en la conquista, anexada formalmente al naciente imperio español en las Indias y su autonomía municipal era reconocida con privilegios y concesiones. Más tarde, las ciudades se integraban en provincias bajo la autoridad de un gobernador o un virrey. Y ya bien avanzado el siglo XVI, en extensos virreinatos o reinos del imperio, que constituían la máxima expresión territorial y político-administrativa que existió en la América española y estuvo destinado a garantizar el dominio y la autoridad de la monarquía peninsular sobre las tierras recientemente descubiertas.

De esta forma, el modelo de vida y gobierno medievales se establecía rápidamente donde quiera que las huestes europeas triunfaban y lograban suficiente estabilidad para fundar villas. Este proceso dio inicio precariamente cuando el almirante Cristóbal Colón fundó el fuerte de la Villa Navidad el 26 de diciembre de 1492 en la costa noroccidental del actual país de Haití. Fue edificado con las maderas de la nao Santa María, naufragada el 24 del mismo mes. Colón dejó una guarnición de 39 hombres al mando del alguacil Diego de Arana, antes de regresar a España el 4 de enero de 1493. Este fuerte, destruido en ese mismo año, poco antes del regreso del almirante, fue el primer asentamiento español de carácter permanente en América. No se puede decir que fuera el primer asentamiento europeo, pues existen firmes evidencias de que los vikingos habían arribado al continente entre los años 975 y 1020 quedando sus huellas en la zona canadiense de L’Anse aux Meadows.

Las villas incluían desde su inicio, el trazo de los terrenos para edificar la iglesia principal, la casa del cabildo, depósitos de alimentos, municiones y conforme crecían, llegaban las Ordenes religiosas, siendo los franciscanos los primeros en llegar al continente. También su urbanismo evolucionaba al modelo amurallado con bastiones, polvorines, torres de vigía, etc,

El complejo proceso de exploración-conquista militar-colonización se puede dividir en estas etapas:

1. Las islas del Mar Caribe, particularmente La Española, entre 1492 y 1502, año en que se establece la villa de Santo Domingo, que el 7 de diciembre de 1508 se convertiría en la primera Ciudad del continente americano, al emitirse la real cédula que le otorga Título de Ciudad y escudo de armas, por orden del rey Fernando II de Aragón, regente de Castilla. 13 villas más se convirtieron en ciudades por la aplicación de este documento.

2. La costa norte de Venezuela, de 1500 a 1503. En 1500 el marino italiano al servicio de España, Giacomo Castiglione, fundó el establecimiento de explotadores de las pesquerías de perlas llamado Nueva Cádiz en la isla de Cubagua (Venezuela). En 1520 una rebelión indígena expulsó a los españoles pero estos regresaron y en 1526, obtuvo categoría de villa, llamándose Villa de Santiago de Cubagua. El 13 de septiembre de 1528 el emperador Carlos I emite la real cédula que le concede Título de Ciudad y escudo de armas, volviendo a ostentar el nombre de Nueva Cádiz. Se trata así, del primer pueblo español en América del Sur y la primera ciudad del país hoy conocido como Venezuela.

3. El istmo de Panamá, de 1503 a 1522. Cristóbal Colón tocó tierra continental por primera vez en Macuro (Venezuela) el 3 de agosto de 1498, durante su tercer viaje de descubrimiento. Más tarde, el Adelantado sevillano Rodrigo de Bastidas, descubrió el litoral atlántico colombiano, desde la península de La Guajira hasta el golfo de Urabá, el istmo de Panamá y el río Magdalena. Bastidas fundó la villa de Santa Marta el 29 de julio de 1525, que evolucionará hasta convertirse en ciudad, la primera española en Colombia. Se sucedieron diversas expediciones partiendo desde La Española, hasta que el 20 de octubre de 1510, tras una victoriosa batalla contra los indios del cacique Cémaco, los soldados al mando del bachiller Martín Fernández de Enciso fundan la villa de Santa María de la Antigua del Darién, que el 20 de julio de 1515 fue honrada por el rey Fernando II al emitirse su Título de Ciudad y escudo de armas, además de confirmarla como sede del primer obispado de la América Continental, de la que es también su primer cabildo y ciudad reconocidos. El 30 de junio de 1514 arribó la gran expedición al mando de don Pedro Arias Dávila, quien asume la gobernación de las nueva provincia de Castilla del Oro y junto con el alcalde ordinario Vasco Núñez de Balboa, extiende la presencia española hasta el Océano Pacífico. El 15 de agosto de 1519, Arias Dávila funda la villa de Nuestra Señora de la Asunción de Panamá, que el 15 de septiembre de 1521 recibirá Título de Ciudad y escudo de armas, unificando y reemplazando hacia 1524 al cabildo de la Antigua del Darién y de la villa de Acla, quedando como sede del cabildo más antiguo de América Continental. Arias Dávila gobernó la provincia de Castilla del Oro hasta 1526 y la de Nicaragua de 1528 a 1531, fundando numerosas villas y difundiendo extraordinariamente no solo el estilo de vida español sino el urbanismo del siglo XVI.

4. La isla de Cuba. de 1510 a 1520. La isla fue descubierta por Colón el 27 de octubre de 1492 y en 1510 se inicia su conquista, liderada por el conquistador Diego Velázquez de Cuéllar, uno de los más ricos vecinos de la isla de La Española. El encargo lo recibió del virrey Diego Colón, quien había reemplazado al gobernador Fray Nicolás Ovando en la gobernación de la La Española. Velázquez fundó las primeras 7 villas de Cuba, que más tarde se transformarían en ciudades en regla. Fue junto con Pedro Arias Dávila y Ovando, uno de los tres gobernadores que más fundaciones realizaron en las islas y tierra continental en las dos primeras décadas del siglo XVI. Además de ser promotores de numerosas expediciones de exploración y conquista en el Mar Caribe, el Océano Pacífico y el Golfo de México.

5. La Nueva España, de 1517 a 1535. Corresponde al periodo desde las expediciones de Francisco Hernández de Córdoba, Juan de Grijalva (1518), Hernán Cortés (1519), hasta el establecimiento del virreinato de la Nueva España, que se creó oficialmente el 8 de marzo de 1535. Su primer virrey fue Antonio de Mendoza y Pacheco, y la capital del virreinato fue la Ciudad de México, establecida sobre la antigua Tenochtitlan.

Sometidos los imperios mexica e inca, la colonización española con la fundación de villas y ciudades alcanzó su auge, estando registradas alrededor de 200 con cabildo reconocido por al corona española en el año 1600, cuando se funda la actual ciudad de Veracruz, con el nombre de Nueva Veracruz.

Para el 22 de abril de 1519, día del memorable desembarco de la armada de Hernán Cortés en las playas de Chalchicueyecan, la colonización española de las islas y la tierra continental estaba plenamente desarrollada, con numerosas fundaciones. En ese día existían ya:

1. El Virreinato de Indias, bajo el mando de un gobernador general desde 1492, siendo los primeros titulares Cristóbal Colón y su hijo Diego (de 1509 a 1515 y nuevamente de 1520 a 1523).

2. Quince villas con Título de Ciudad y escudo de armas:

-Catorce de ellas en la isla de la Española: Santo Domingo, Concepción de La Vega, Santiago, Bonao, Buenaventura, Puerto Plata, San Juan, Compostela, Villanueva de Aquino, Verapaz, Salvaleón, Santa Cruz, Puerto Real y Lares de Guanaba.

-Una en el istmo de Panamá: Santa María de La Antigua del Darién.

3. Trece villas, muchas con cabildo pero todavía sin Título de Ciudad y escudo de armas:

-Siete en la isla de Cuba: Baracoa (1511), Bayamo (1513), Trinidad (1514), Sancti Spíritus (1514), Santiago de Cuba (1515), Puerto Príncipe, hoy Camagüey (1514) y La Habana (1515).

-Una en la isla de Jamaica: Sevilla la Nueva (1509).

-Tres en la isla de Puerto Rico: Caparra (1509), Sotomayor (1510) y San Germán (1512).

-Dos en el istmo de Panamá: Acla (1515), Nombre de Dios (1510),

Debe aclararse que Santa María de La Antigua del Darién era la capital de la provincia de Castilla del Oro, y esta a su vez, el centro del llamado Reino de Tierra Firme, que se extendía desde el Cabo de Gracias a Dios entre Honduras y Nicaragua, hasta el cabo de la Vela en la península de la Guajira en Colombia. Se distribuyó desde 1508 entre las nominales gobernaciones de Veragua y de Nueva Andalucía, recién colonizadas en 1510 y la segunda finalmente dividida en 1533, entre las provincias de Cartagena y de Santa Marta (Colombia), que sí eran entidades políticas. La parte oriental llegaba hasta las Guayanas.

Es decir, la Tierra Firme era la mayor parte de Centroamérica y las costas de Colombia y Venezuela.

De las innumerables poblaciones que se fundaron, las mejor conocidas y registradas son las de Castilla del Oro, pero no son las únicas. Las de mayor antigüedad radicaban en la costa venezolana y comenzaron en el periodo de 1498-1500. Una de ellas, San Francisco de Cumaná, iniciada en 1515 es la fundación española más antigua y permanente de la parte continental, aunque no alcanzó Título de Ciudad hasta 1591. Esto descarta a la Villa Rica de la Vera Cruz como la fundación más antigua de la América Continental.

Por otra parte, se hicieron numerosas fundaciones en estos extensos territorios, que sobrevivieron pero cambiaron de nombre, algo que las leyes españolas autorizaban mediante reales cédulas. Otras se fusionaron a una población mayor para poblar con el mayor número posible de españoles. Los cronistas como Gonzalo Fernández de Oviedo no siempre registraron la totalidad de fundaciones, pues estuvieron un corto número de años en América o no tuvieron la información de las demás provincias y expediciones de los Adelantados que competían entre sí. Esto hace imposible determinar con exactitud el número de villas y pueblos fundados y sobrevivientes.

La población española tendía a crecer en las villas. Por ejemplo, cuando el gobernador Fray Nicolás Ovando asumió el mando en La Española en 1502, solo encontró unos 320 españoles habitando los terrenos, cuando fue reemplazado en 1509, había más de 3.000. La colonización española del Nuevo Mundo era parte de un proceso de emigración en un periodo que la Península Ibérica estaba sobrepoblada y escaseaban las oportunidades de trabajo bien remunerado y perspectivas de riqueza para las generaciones más jóvenes. Por ello, la corona española, que si bien no aportó efectivos del ejército regular para la conquista continental, hizo en cambio un gran esfuerzo para asegurar la colonización, organizando grandes flotas financiadas por banqueros, particulares y ella misma. Destacan las siguientes:

1. En su segundo viaje al continente americano, el almirante Cristóbal Colón dispuso al zarpar el 25 de septiembre de 1493, de una flota con 17 barcos, 5 naos y 12 carabelas, y con una tripulación de 1.500 hombres. Entre los personajes que financiaron la expedición se encuentraba Pedro Portocarrero que prestó a su primo, el rey Fernando el Católico 2.000.000 de maravedíes para financiar los gastos del Viaje.

2. Fray Nicolás de Ovando fue designado gobernador de la isla de La Española, para reemplazar a Francisco de Bobadilla. Partió de Sanlúcar de Barrameda el 13 de febrero de 1502 al mando de 32 naves que transportaban entre 1.500 y 2.000 personas para la colonizar las nuevas tierras.

3. Pedro Arias Dávila zarpó del mismo puerto el 11 de abril de 1514 al mando de 22 naves y casi 2.000 personas entre civiles, cortesanos, ecleciásticos y militares. Esta fue una de las mejores expediciones masivas, pues transportaban todo lo necesario para construir una ciudad capital a la usanza española en Santa María de La Antigua del Darién fundada 4 años antes y que, a su vez, se hallaba ya poblada por 1.500 indígenas y 500 españoles procedentes de diversas expediciones salidas desde Santo Domingo y otros puertos menores.

El aporte de miles de pobladores españoles de los diversos oficios y ocupaciones, a despecho de las numerosas muertas por ataques indios, hambre, enfermedades, naufragios, etc., permite explicar el por qué fue posible que el gobernador Diego Velázquez pudiese reclutar suficientes hombres para formar y envíar expediciones progresivamente más grandes para la conquista de Mesoamérica entre 1517 y 1520:

1. La expedición de Francisco Hernández de Córdoba, que zarpó de Cuba el 8 de febrero de 1517, se componía de 2 navíos y un bergantín, tripulados por más de 100 personas.

2. La de Juan de Grijalva, que salió del puerto de Matanzas el 8 de abril de 1518, se integró con 4 navío y 240 hombres.

3. La flota de Hernán Cortés, que se alejó de las costas cubanas el 10 de febrero de 1519, alineaba 11 naves, con 518 infantes, 16 jinetes, 13 arcabuceros, 32 ballesteros, 110 marineros y unos 200 indios y negros como auxiliares de tropa. Llevaban 32 caballos, 10 cañones de bronce y cuatro falconetes.

4. La escuadra al mando de Pánfilo de Narvaéz para capturar a Cortés en 1520, se integró con 19 naves, de 1.000 a 1.200 hombres y 80 caballos.

También, el que numerosos soldados españoles estuviesen ya aclimatados y fueran veteranos de diversas expediciones al mando de Ovando, Dávila y Velázquez. Por ejemplo, el famoso cronista Bernal Díaz del Castillo y un centenar de españoles más, militaron a las ordenes de Dávila en la provincia de Castilla del Oro, luego emigraron a Cuba hacia 1515 para participar en la conquista bajo el mando de Velázquez y estaban disponibles para enlistarse en las expediciones de Hernández de Córdoba, Grijalva y Cortés. Tal como hiciese también el veterano piloto mayor Antón de Alaminos.

La participación de soldados españoles que estuvieron en el istmo de Panamá, como Díaz del Castillo, en la fundación de Santa María de La Antigua del Darién y conocían ya las privaciones, posibilidades y como conducirse en las selvas y arenales continentales, fue crucial a la hora de generarse la rebelión comunera que, unida a los intereses personales de Hernán Cortés y su partido de leales, condujo a los acontecimientos que finalizaron en la fundación del cabildo de la Villa Rica de la Vera Cruz entre el 12 y 20 de mayo de 1519.

La población española en el Nuevo Mundo en 1519 ascendía a más de 20.000 personas, En total, en el siglo XVI llegaron alrededor de 125 a 300.000 europeos a los dominios americanos españoles y 25.000 a la zona adjudicada a Portugal. Hacia 1550. habían emigrado al Nuevo Mundo unos 150.000 españoles, procedentes en su mayor parte de Castilla, Andalucía y Extremadura. En números globales, unos 850.000 españoles realizaron el viaje intercontinental entre los siglos XVI y XVIII.

Así, entre los siglos XV al XVII, la corona de Castilla vio crecer en forma inmensa su territorio: 4.000 kilómetros cuadrados en 1492, 50.000 entre 1493 y 1500, 250.000 de 1502 a 1515, 2.000.000 entre 1520 y 1540, y otros 500.000 de 1540 a 1600.

Todo este inmenso esfuerzo colonizador hispano antes del 22 de abril de 1519, demuestra también, a la actualidad, que carecen de sentido las pretensiones de localidades como Veracruz y La Antigua de atribuirse primeros lugares a nivel continental, en cabildo, iglesia, obispado, palacio, acción notarial, ciudad y otras acciones que fueron realizadas años antes por los españoles en las islas o la costa caribeña. Debe resaltarse que los españoles tenían ya 27 años de estar en América y conforme a sus leyes y costumbres, habían establecido sus villas y ciudades con cabildo casi inmediatamente que las posibilidades lo permitieron a partir de 1493.

Las actividades y fundaciones realizadas por la armada de Cortés en 1519, en la costa veracruzana, no fueron las primeras de la América Continental, sino tan solo parte de un inmenso entramado de eventos que deben estudiarse y considerarse antes de convocar a festejos que carecen del debido sustento histórico. Y que a la luz de la caótica situación política-económica latinoamericana -particularmente en México y Venezuela- terminan siendo verdaderos fraudes que atentan no solo contra los recursos públicos, sino también contra la confianza de los pueblos en sus funcionarios, que por ambición o protagonismo, no dudan en insistir en querer cuadrar y falsear la historia.

La historia de Veracruz necesita ser rectificada y situada con su verdadera importancia dentro de la conquista española de América. Su grandeza no se ve reducida al despojarla de mitos que distorsionan la apreciación de su legado histórico a las viejas y nuevas generaciones. Sino al contrario, estará esclarecida y comprensible en toda su plenitud humana.

* El autor es licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Veracruzana, diplomado en Historia del Arte prehispánico, colonial y mexicano, dos veces galardonado con la medalla “Veracruz al Mérito” por la Institución de la Superación Ciudadana. Ha sido profesor de Historia Universal y de México, Actualmente es investigador independiente en historia, explorador de campo y director del proyecto Exploración y Estudio del Camino Real Veracruz-México (EXESCR).

BIBLIOGRAFÍA:

León Guerrero, María Monserrat. EL SEGUNDO VIAJE COLOMBINO. Tesis de doctorado en historia, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Valladolid, España, 2000.

Zambrano Pantoja, Fabio Roberto. LA CIUDAD EN LA HISTORIA. Universidad Nacional de Colombia, 2007.

De Solano, Francisco. NORMAS Y LEYES DE LA CIUDAD HISPANOAMERICANA (1492-1600) I. Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Centro de Estudios Históricos, Madrid, 1996.

Trens Marentes, Manuel. Bartolomé, HISTORIA DE VERACRUZ, TOMO II, LA DOMINACIÓN ESPAÑOLA 1519-1808. Reeditada. Secretaría de Educación y Cultura, Gobierno del Estado de Veracruz, Xalapa-Enríquez, Ver. México, 1992.

Órtiz Escamilla, Juan. Coord. EL VERACRUZ DE HERNÁN CORTÉS. Colección Veracruz Siglo XXI. Gobierno del Estado de Veracruz/ Secretaría de Educación del Estado de Veracruz/ Universidad Veracruzana, 2015.

Lucena Salmoral, Manuel. VASCO NÚÑEZ DE BALBOA, DESCUBRIDOR DE LA MAR DEL SUR. Biblioteca Iberoamericana, REI Una obra para conmemorar los 500 años del Descubrimiento de América, el encuentro de dos culturas, 1a. Edición, México, 1991.

Carles, Rubén Dario. PANAMÁ LA VIEJA. Editorial La Estrella De Panama, 1960.

FUENTES ELECTRÓNICAS:

PROVINCIAS DEL IMPERIO ROMANO, Cultura, Romaimperial.com:
http://www.romaimperial.com/provincias-del-imperio-romano/

LOS VIRREINATOS, el territorio americano y sus principales instituciones: http://www7.uc.cl/sw_educ/historia/america/html/1_2_1.html

COMPENDIO HISTÓRICO DEL MUNICIPIO, capítulo tercero, Archivos-Jurídicas, Universidad Autónoma de México:
https://archivos.juridicas.unam.mx/…/bjv/libros/3/1099/6.pdf

PRIMERAS VILLAS DE CUBA, EcuRed:
https://www.ecured.cu/Primeras_Villas_de_Cuba

CIUDADES FUNDADAS EN LA AMERICA CENTRAL EN EL SIGLO XVI (SIPNOSIS ALFABETICA), Carlos Melendez Chaverri, Centro de Estudios Centroamericanos:
https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/5075845.pdf

PEDRARIAS DÁVILA Y SUS FUNDACIONES EN TIERRA FIRME, 1513-1522, Eduardo Tejeira Davis, Universidad de Panamá:
http://www.analesiie.unam.mx/pdf/69_41-77.pdf

LAS CAPITULACIONES DE SANTA FÉ, Mario Jesús Gaspar Cobarruvias, E-Facico, agosto 4 de 2016:
https://efacico.wordpress.com/…/04/capitulaciones-de-santa…/

SANTO DOMINGO: EL CABILDO ESPAÑOL MÁS ANTIGUO Y LA PRIMERA CIUDAD DEL CONTINENTE AMERICANO, Mario Jesús Gaspar Cobarruvias, E-Facico, junio 7 de 2017:
https://efacico.wordpress.com/…/santo-domingo-el-cabildo-e…/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s