* SE BURLA TRUMP CON MURO DE MEXICANOS


<

Por Raúl González Rivera
*

SE BURLA TRUMP CON
MURO DE MEXICANOS

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

El personaje es insoportable.
Pero la gente que lo escucha lo aplaude. Una mayoría son rubios y pelos rizados y a los mexicanos cae como balde de agua helada sobre sus espaldas.
Se trata del presidente Donald Trump, quien vuelve a recordar que el muro va a ser construido con rayos solares, con el fin de que les salga más barato a los connacionales.
Vuelve a arremeter el mandatario estadounidense con el tema del muro, lo que hace presumir a no pocos que le quedan pocos temas que abordar como tal. Sin embargo, hay un puñado de gringos que le festejan todos sus chistes y claras advertencias de quien ostenta el poder central de la potencia número uno en el mundo.
En tanto la cancillería mexicana trata a toda costa de hacer sentir su influencia para sacar un acuerdo que desde la OEA marque la pauta en el porvenir inmediato, pero de Venezuela.
La ciudadanía norteamericana, en mayoría, está entrando en una etapa de total desconfianza hacia los menesteres propios del mandatario yanqui, en virtud de que contrarían seriamente el contenido de sus tantas promesas de campaña, amén de que es un presidente que más gobierna a través de las redes sociales, que a ver personalmente por el bienestar de los estadounidenses.
El desconcierto, más que desencanto que ha propiciado de alguna forma el rechazo a las políticas públicas del magnate convertido en mandatario de la nación más poderosa del orbe, está a punto de su desplome final, con la denuncia en su contra por haber permitido la intromisión de los rusos en el curso de la campaña presidencial.
La salida del director del FBI, James Comey, acarrea consigo igualmente una condena que se generaliza, porque quizá de esta forma frenó el triunfo que habría obtenido electoralmente la señora Hillary Clinton. El país campeón de la democracia, metido en un feo propio de las elecciones con turbiedades que suele darse en cada proceso electoral, pero en países como el mexicano.
Su constante asedio a las obra realizada por su antecesor, el presidente Barack Obama, va tendiendo seguramente también la camita al huésped principal de la Casa Blanca, debido a la constante de sus caras intervenciones para denostar de lo que no fue y ahora dice que se propondrá hacer en grande, para la conquista del mundo desde su asiento en Washington.
La cancelación de lo conseguido por Obama en el ámbito internacional de cara a la isla caribeña de Cuba, no encuentra una respuesta sólida.
A raíz de haberse abierto la relación bilateral Cuba-Estados Unidos, poco más de 250 mil hombres del dinero establecieron sus bases en la isla y desde allí arrancaron con el fortalecimiento al cruce de relaciones comerciales, lo que permite a ambas naciones hacer crecer uno de los rubros que habrían quedado suspendidos con motivo de anunciarse el embargo que Obama levantó durante su gestión presidencial.
Empero, ahora vira sus ojos hacia suelo azteca y Trump vuelve a embestir con la famosa construcción del muro, pero ahora insiste en que saldrá más barato a los mexicanos, porque se aprovechará la onda o los rayos solares para poder levantarlo en lugar de utilizar la mezcla a base de tabiques, varilla corrugada, cemento, cal y arena. Otra de las notas propias de un político fuera de sus cabales, que solamente se creía que se daban en México.

* EL ENOJO SOCIAL,
VA EN AUMENTO

A ciencia cierta se ignora cuándo va a terminar la ola violenta, el miedo de la gente se acentúa y la zozobra no encuentra un final.
La era de la inseguridad continúa sin un aparente freno.
Lo suyo se da en la zona rural, como en el medio más urbanizado.
México confronta los serios retos de dar con el paradero de cientos de miles de desaparecidos, de esclarecer el secuestro y masacre ocasionada con los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa y a nadie cabe la certidumbre de que la violencia e inseguridad, se apodera sobre todo de 22 entidades del interior del país, con mayor insistencia.
Con todo esto, cuando se lee en los medios impresos nacionales que la cancillería de Relaciones Exteriores asume un papel protagónico y encabeza la gestión para que Venezuela vuelva por la ruta de la democracia y eche fuera al presidente Nicolás Maduro, lo menos que reflexiona el común denominador y los mexicanos, cuándo podrán volver a disfrutar del país que tuvieron bajo un escenario de concordia, el confort y la alegría de saberse bajo un exacerbable presidencialismo, pero sin que su autoritarismo incurriera en dejar que la desolación se adueñara de los rincones más diversos de la patria.
Cada que se anuncia que la vigilancia policiaca se incrementará en nuestras entidades, igual surge la pregunta del por qué se hará, si por todos lados han pasado las más diversas fuerzas encargadas de brindar la seguridad a la gente y la consecuencia que se padece es la misma. Los robos a casas-habitación, el asalto a mano armada callejero, en los bancos y en donde menos se aprecie que puede ocurrir, se dan con la consecuencia obligada de quedar muchos mexicanos ante el agobio que sólo pueden imponer el miedo, la zozobra, los temores.
Y el estado gobernante, en estas condiciones, nada hace para rehabilitar el maltrecho ánimo de los mexicanos, que en forma mayoritaria, aquí y en el resto de la nación azteca, se cuestionan hasta cuándo, porque mientras el México amoroso anda queriendo pacificar a Venezuela, siendo que en estas grandiosas tierras aztecas, igual, el despertar de conciencias se encuentra bastante alertado porque, a ciencia cierta, el estado de derecho está metido en un grave aprieto y carga con un viacrucis muy difícil de dejar atrás.
Y es que en este contexto, no hay la institución que pueda reencontrar los caminos de esa concordia de que tanto se preciara la nación azteca, en el curso de los años idos y que ahora se rememoran con singular muestras de nostalgia y alientos perdidos.

* PERREDISTAS Y PRIISTAS,
CON PRISAS HACIA 2018

Los socios de los partidos PRD y el PRI, sobre todo, andan que no les calienta el sol, porque insisten en que a estas alturas deberían ya tener definido quiénes serán sus candidatos con rumbo a la elección presidencial de 2018.
Alejandra Barrales hizo hasta lo imposible por llamar la atención de AMLO y Morena, y las izquierdas pudieran calentar planchas lo suficiente como para asegurar un triunfo en las urnas electorales para entonces.
Y los militantes del viejo régimen, maltrechos como se encuentran, refieren que es la hora de demostrar al país que el partido puede remontar pese a los dolores de cabeza que les ha dado saber que cuando menos diez ex gobernadores ladrones, unos presos y otros huyendo, acusados de incurrir en sendos actos de corrupción, pero que a la postre su combate a la delincuencia organizada desde la esfera del poder público, sigue sin hacer agua.
Las cuestionadas victorias electorales ocurridas en los estados de México y Coahuila dejan en el ambiente un mal sabor de boca, que el viejo régimen, a través del PRI, ha querido superar con el anuncio de que las mayorías quisieron que siguiera la maquinaria tricolor gobernando en ambas entidades. Sin embargo, todavía falta que el Tribunal Judicial Electoral rinda su sentencia, aunque sobradas pruebas existen de otros procesos electorales en los que las determinaciones judiciales suelen fallar en favor de los candidatos priistas.
Empero, la maquinaria tricolor refiere que es hora de buscar a su candidato con rumbo al 2018.
Y en ese tenor, sigue sin encontrarlo, porque es sabida la caída que ha confrontado al partido de los tres colores patrios en el grueso de las entidades del interior del país.
Fuera de los tres nombres que tradicionalmente se suelen citar en esta parte de la precampaña por el poder central, habría que agregar al doctor José Narro Robles, quien ya se apuntó como uno de los tiradores a la silla grande, para lo cual pidió comprensión y tiempo para decidirse a contender entre los socios tricolores, seguro de que en el hándicap por la candidatura la caballada en cuestión está bastante pobre.
Por el lado de los panistas hay cuatro tiradores. Todos con piso parejo aparentemente, no obstante que la señora Margarita Zavala de Calderón afila sus navajas en contra de Ricardo Anaya, el dirigente nacional del partido albiazul, quien insiste en que habrá candidatura de unidad, pese a que la maquinaria partidaria en cuestión en este sentido se enfrente de alguna forma un escenario bastante gélido para su causa.
Los más firmes son los militantes y simpatizantes de Morena, los cuales encuentran como su aspirante idóneo desde ahora al ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, con la presencia suficiente y los recorridos en todo el país, como ninguno otro en esos linderos lo haya hecho hasta ahora para convencer al electorado de su condición de precandidato.
Además, cabe subrayar que en el ajuste de precandidaturas, con Morena y AMLO al cuarto para las doce se sumarán el PRD de Alejandra Barrales; Movimiento Ciudadano de Dante Delgado Rannauro y el PT que de antemano anunció en tiempo y forma que se suma desde ahora con la izquierda que comanda López Obrador. Al tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s