* TODOS LOS SENADORES ANDUVIERON EN CAMPAÑAS


Por Raúl González Rivera
*

Bien por la cacería, pero lo verdaderamente
trascendente, que regresen lo robado, porque
hasta ahora todo sigue igual que antes.

* FRENTE AMPLIO, O
FLAQUEZA DE PARTIDOS

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

La expectativa de conformar panistas y perredistas un frente amplio, igual pudiera parecer engañoso, porque en su fondo los partidos, en principio, confrontan serias debilidades, amén de saberse fuera de una posibilidad real de triunfo electoral de ir solos en la próxima competición por la presidencia de la república en el año 2018.
Menos aun, es casi imposible asegurar que con el anuncio consistente en que abrirán sus puertas a todos los partidos que quieran competir junto con el binomio mencionado anteriormente, habrán de atraer a los mexicanos en una carrera local por escuchar sus rollos.
Igual el anuncio acerca de la próxima integración de dicho frente, es que podrán participar ciudadanos del grueso de la sociedad que lo quieran y quieran hacer aportaciones con miras a ir elaborando lo que sería un programa de trabajo en el próximo sexenio.
Sin embargo, surge una interrogante del tamaño del mundo que ni socios panistas ni perredistas han contestado con alguna certidumbre y menos que convenza a quienes los escuchan, y que radica en saber, a ciencia cierta, si Ricardo Anaya o Alejandra Barrales doblarán banderas en favor de uno u otro, si lo convierte en el candidato idóneo a la primera magistratura del país.
Esto nadie se los cree, y menos cuando de la sociedad civil surgen precandidatos del peso de José Ramón de la Fuente, ex rector de la UNAM, o del propio José Narro Robles, actual secretario del sector salud nacional, o del escritor Jorge Castañeda, autor del libro “Amarres perros”.
A muchos gustaría ver el rostro de los dirigentes de partidos tradicionales, si la sociedad civil optara por arrear banderas en favor del doctor De la Fuente, por caso. O dicho de otra forma, no en la desesperación por afirmar un frente amplio, es que los panistas y perredistas, viéndose en la realidad durante el próximo proceso electoral del 2018, apuraron a generar la genial idea de sumarse, siendo que además de la ausencia de fortalezas que de manera individual tienen los membretes partidarios que llaman a esta suma de voluntades, igual denoten que carecen del hombre o mujer fuertes para una aventura del tamaño de la que viene.
Sin duda, las izquierdas se encontraban a la deriva al celebrarse la pasada campaña por la gubernatura del Estado de México, sobre todo porque Morena arrasó con cualquiera del resto que opera en la vida pública de este país.
Y es que, a decir de los propios analistas y adversarios de AMLO, éste aparece en el escenario nacional como favorito para contender y obtener el triunfo en ánforas electorales. Esta es una verdad a la cual se enfrentarán panistas y perredistas, sabido sea esto, porque los ciudadanos del grueso de la población nacional están hartos del engaño en que se ven envueltos con las tantas promesas incumplidas de líderes de partidos políticos y los abanderados de éstos a los cargos de representación popular.

* TODOS LOS SENADORES
ANDUVIERON EN CAMPAÑAS

Suena sensata la voz de Emilio Gamboa Patrón, cuando entra en defensa de once senadores del PT y que aparentemente, en días hábiles para la cámara alta del Congreso de la Unión, estuvieron en la campaña de Delfina Gómez en el Estado de México.
La medida dictada para sancionar el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación a los senadores de la República, pareciera mediocre, limitada y con una mira fija en la persona de los senadores del PT, único partido que a la fecha se suma a las huestes de Morena en las distintas justas electorales que han sido y vienen en el año 2018.
Tanto que el pastor de los senadores priistas, Emilio Gamboa Patrón, tronó en contra de tal medida.
El senador dijo que todos los senadores anduvieron en campaña y algunos hasta solicitaron licencia al cargo para buscar chambas de ediles municipales.
Inclusive, Gamboa estuvo en cuatro campañas de candidatos a gobernador y nunca dejó de asistir a atender su trabajo de senador en la Comisión Permanente. Es más, justificó que mientras un senador no falte a sus sesiones legislativas y horas de trabajo en la cámara alta, no hay nada que perseguirles ni sancionarles.
Tal sería el caso del senador José Yunes Zorrilla, quien acompañó en diferentes momentos de su campaña al senador con licencia y candidato del PRI a la gubernatura de Veracruz, Héctor Yunes Landa, amén de que en su papel de gestor de obras y servicios para beneficio de los veracruzanos, el político originario de la ciudad de Perote, realiza en estas fechas constantes recorridos por la entidad veracruzana.
Sin embargo, el TEPJF, que evidencia una pérdida de confiabilidad, insiste en castigar con una sanción –se ignora cuál pueda ser ésta– a los once senadores abanderados por el PT y que hicieron acto de presencia durante la gira electoral de la maestra Delfina Gómez, o en represalia porque mostraron de esta forma su adhesión al liderazgo que ejerce Andrés Manuel López Obrador y Morena, el partido de estreno en justas estelares como fue por vez primera en la entidad mexiquense, donde todo apunta a que se pudo haber dado el fraude electoral para asegurar el triunfo del candidato priista.
Lo cual a todas luces resulta un tanto repudiable y a Emilio Gamboa Patrón le parece que, en este sentido, la presunta denuncia presentada por el PRI mexiquense, pero más la decisión que vaya a asumir el árbitro electoral, le parece terriblemente injusta, así que el senador priista se compromete a defender hasta sus últimas consecuencias a sus iguales de cámara para evitar cualquier tipo de sanción.
Sin duda, la sentencia más clara que pareciera invocar el propio senador Gamboa Patrón, es la que dicta tras de conocer la anunciada sanción que dictará el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en contra de legisladores que militan en las filas del PT, consistente textualmente, por voz del senador tricolor, cuando dice: “casi todos los senadores fuimos a las campañas”. Esperemos.

* DE QUÉ HABLARÁN
EPN Y DONALD TRUMP

Por vez primera, desde que es presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, el magnate Donald Trump sostendrá hoy un encuentro por un corto lapso, durante la Cumbre de G20 que tendrá lugar como escenario el frío territorio de Polonia, tierra que vio nacer al difunto papa de la Iglesia católica, Juan Pablo II.
Nadie entiende qué puede aparecer como una temática entre presidentes de países, que a la vez representan vecinos distantes, pues a no dudarlo el magnate odia a los mexicanos, no quiere a México, y cuanto pueda hará para cumplir con su promesa de construir un muro sobre tres mil kilómetros longitudinales en la frontera que divide a ambas naciones.
Crecen las apuestas entre analistas, para tratar de descubrir qué puede decirle el mandatario mexicano al titular del poder que manda en la Unión Americana, cuando su política antiinmigrantes continúa sin ningún reconocimiento a mexicanos; seguirá la construcción del muro prometido en campaña del mandatario yanqui y cómo echar abajo sus juicios condenatorios elevados en contra de los mexicanos, acusándolos de ladrones, narcotraficantes y violadores.
A los mexicanos de las mayorías que habitan al otro lado del río Bravo y los que están en México, gustaría seguramente una defensa a ultranza de las libertades de tránsito y trabajo y que además no se edifique el muro, amén, por supuesto, de que el magnate gringo se exima de seguir acusando que los connacionales son potenciales criminales, a los que persigue, atrapa, tortura y echa de territorio yanqui.
Qué más trascendencia puede tener un encuentro más casual, que el generado por la gestión diplomática, cuando el Tío Sam ha mostrado una absoluta desavenencia con la patria azteca.
En el común de los mexicanos queda todavía en la memoria aquel encuentro del mes de agosto, el cual dejó un ingrato sabor al grueso de la sociedad azteca, pues además de polémico dejaría como testigos mudos, los mensajes encontrados entre ambas naciones, pero que no dejaron ver ningún porvenir para la amistad diplomática y la sociedad que al final del día han tenido laboralmente los pueblos norteamericano y azteca.
En esta reunión Cumbre del G20, los temas centrales que servirán para el debate de las potencias más influyentes bélica, armamentista y monetariamente serán los relacionados con el terrorismo y el crimen organizado.
Ojos de agentes dedicados a la práctica diplomática, refieren que no se auguran grandes avances en la conquista de una buena relación bilateral. El Tío Sam se ha mostrado en toda su soberbia contra nuestros connacionales allá en el suelo yanqui, pero igual, el poderoso país del norte no va a bajar su guardia en la aplicación de políticas públicas, con la constante del acoso y la persecución contra los diez millones de indocumentados que habitan en ciudades gringas, pero que realizan las actividades laborales que los adinerados norteamericanos no hacen.
Si algo ocurriera en contrario, que como dice la embajadora Roberta Jacobson, los pueblos yanqui y mexicano son hermanos, con vistas a acabar la leyenda negra que rodea a ambos lados de la región de ser únicamente socios, no amigos, y mucho menos hermanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s