* Autonomía financiera, ¿espaldarazo a Sara? * ¿Quiere MAYL intervenir en la sucesión de la UV?


por Marco Antonio Aguirre Rodríguez

 

Por Marco Antonio Aguirre Rodriguez, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación

La aprobación que se hizo del decreto para otorgar a la Universidad Veracruzana (UV) una autonomía financiera, no fue producto de ninguna concesión graciosa, si no que obedeció a que los diputados locales observaron que la comunidad universitaria ya los veía mal, siendo del partido que fueran.

Vaya, fue un acuerdo que sacaron los integrantes de la Junta de Coordinación Política para que saliera en el primer periodo de sesiones de la Legislatura local en este año. Todos firmaron.

Y que la UV cada vez tenía más apreturas económicas.

¿Esto es un espaldarazo del gobierno del estado hacia Sara Ladrón de Guevara?.

Muy probablemente no, si no más bien se busca crear un escudo de protección contra las reacciones negativas que puedan darse hacia el partido en el gobierno y el proyecto sucesorio si se dejaba a la Universidad Veracruzana en las condiciones deplorables en que se encuentra.

La comunidad universitaria cada día acumula más encono hacia los mismos.

¿Quiere el gobernador intervenir en la sucesión en la Universidad Veracruzana?.

Casi con toda seguridad, sí. Y en ese mismo sentido igualmente es que actuará para tratar de influenciar a los miembros de la Junta de Gobierno de la UV, que son quienes harán la designación del próximo Rector.

Ahora la interrogante es ¿dejarán los miembros de la Junta de Gobierno que Miguel Ángel Yunes influya en su ánimo para designar al próximo Rector?.

Una de las causas por las cuales se buscó esa autonomía financiera para la UV, es precisamente para no estar a expensas del gobernador en turno, de lo que quiera darle a la casa de estudios, o que quiera condicionar las ministraciones para tal o cual cosa, o -en el peor de los casos- que se repita el escenario de que se niegue a entregar el dinero de la Universidad alegando que es una graciosa concesión que se le hace, como Javier Duarte argumentó durante los dos últimos años de su estancia en Veracruz.

La Universidad Veracruzana ya no debe estar expuesta a los vaivenes de la política del estado o de la federación, sino que debe tener las alas extendidas para poder volar en la formación de cuadros profesionales que requieren los nuevos tiempos y en la investigación que lleve a mejores formas de vida.

Por eso es necesaria la autonomía financiera.

En este sentido, sí es un freno el que se condicioné el 4% del presupuesto del gobierno del estado a entregarse hasta el 2023.

Eso va a implicar que el próximo rector, sea quien sea, tenga que estar muy atento a que se cumpla el que cada año se le otorgue el presupuesto conveniente a la UV.

Para el 2018, año electoral en todos los sentidos, se plantea que la UV reciba un 3% del presupuesto del gobierno del estado.

¿Cuánto puede ser?.

Quién sabe, porque hasta ahora la administración de Miguel Ángel Yunes mantiene en la total opacidad el manejo de su presupuesto. Sólo se quejan de que no alcanza ni siquiera para lo mínimo necesario que deberían hacer.

Entonces, ¿cuánto le va a tocar a la Universidad Veracruzana éste año?

De hecho el decreto mediante el cual se aprobó la autonomía financiera fue modificado para que incluyera, en primera instancia, que este año se otorgue a la Universidad Veracruzana el 2.58% del presupuesto del gobierno del estado, lo cual elevará los dineros de la UV a 2,631, millones de pesos, 566 mil 823 pesos, siempre y cuando se aplique éste porcentaje a los 101,998 millones 714 mil 76 pesos que tiene el gobierno del estado marcado como presupuesto para éste año.

Más de 500 millones sobre los 2,117 millones 834 mil 280 de pesos asignados originalmente.

Aquí surgirá un inconveniente, porque nadie, absolutamente nadie, sabe cuál es el presupuesto que se está aplicando para el gobierno del estado.

Entonces, cuando la autonomía financiera sea aprobada y se tenga que modificar la Ley de Egresos del gobierno del estado para éste año, ¿se mantendrá la cantidad aprobada en un inicio o se pondrá alguna nueva, con base en los “ajustes” que Miguel Ángel Yunes dijo que se harían, pero que hasta ahora no se han realizado?.

La autonomía financiera todavía tiene que ser aprobada por al menos 107 ayuntamientos.

Para que se diera si hubo un empuje de la Rectora Sara Ladrón de Guevara , como también hubo presión de la Junta de Gobierno, pero sobre todo se hacía cada vez más patente la inconformidad de la comunidad universitaria.

La aprobación del decreto se dio con 46 votos a favor, la totalidad de los presentes.

Nadie quiso quedar como contrario a los intereses de la UV.

Ni siquiera Sergio Hernández, el coordinador de la bancada panista en el Congreso local, quien en mayo dijo que no era obligación del gobierno del estado darle el 2.58% del presupuesto del gobierno del estado a la UV, como lo recomendó la la Legislatura en abril de éste año.

Vaya, en ese entonces dijo que casi-casi era un llamado a misa.

Ahora, de aprobarse el decreto y la modificación al articulo 10 de la Constitución del estado, ya no será un “a ver si quieren”, si no una obligación.

Que esperamos ahora sí se respete.

Y que se entregue la diferencia y que no quede como un adeudo más del gobierno del estado hacia la Universidad Veracruzana.

Los terrenales a quienes nos preocupa la educación, nos preocupa el futuro de la Universidad Veracruzana.

Ojalá se haga patente que los místicos que están en el poder comparten ésta misma visión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s