Venezuela, cortina de humo


por: Héctor Saldierna

Por Héctor Saldierna Martínez, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Quién sabe por qué razones pero desde hace varias semanas un tema que ha sido recurrente es sobre Nicolás Maduro, presidente de la república de Venezuela. No hay día que no se hagan comentarios a través de la prensa, la mayoría en sentido negativo. Y lo que provoca más escozor es que desde el gobierno de México se hagan señalamientos condenatorios en torno al régimen venezolano.

Tal vez Nicolás Maduro sea un mal presidente y que ha generado un clima de malestar en la ciudadanía, pero tampoco debemos olvidar que Venezuela es uno de los países con una mayor producción petrolera y que lógicamente va a ser un ente muy codiciado por países subyugadores como los Estados Unidos.

Simplemente hay que recordar que las últimas guerras promovidas por los Estados Unidos han sido contra países productores de petróleo, como es el caso de Kuwait y poco antes Libia, naciones a las que se les hizo una enorme propaganda mediática  y  que terminó con la ocupación de sus territorios.

Regímenes como el de Libia no eran en realidad tan siniestros como se había presentado hacia los medios de comunicación en el mundo. Inclusive, su dirigente había realizado gigantes obras de infraestructura que habría llevado agua hacia la población.

Y en Kuwait se había inventado el artilugio que contaban con armas químicas, cuando en realidad se demostró que no fue así. Mientras tanto, sirvió como mentira para los innobles propósitos del imperio del norte.

Ha habido notables investigadores de la comunicación que han escrito libros sobre la Comunicación Dominante, como es el caso de Fox y Cardona, quienes hacen un señalamiento sobre las argumentaciones mediáticas de los gringos para que haya un pronunciamiento mundial que coincida con los intereses hegemónicos de los norteamericanos.

Por eso es conveniente estar al pendiente de este tipo de situaciones. México, por cierto, prosigue con una triste política exterior que tanto ha degradado a México en los últimos años. Se empezó con Vicente Fox, siguió con Felipe Calderón y ahora se ha acentuado con Enrique Peña.

De nada han servido los principios de la política exterior mexicana que se im plemento desde Isidro Fabela, quien fue secretario de Relaciones Exteriores con Venustiano Carranza y luego Genaro Estrada, quien advirtió sobre la necesidad que México jamás interviniese en asuntos de otros países y siempre hubiese respeto a sus políticas de autodeterminación.

Esta política de gran dignidad que desplegó México durante varios años sirvió de ejemplo y México tenía una gran respetabilidad en el ámbito internacional. Todo esto, sin embargo, se ha diluido.

Ahora es peor porque el presidente Enrique Peña y su secretario de Relaciones Exteriores, Videgaray  han mostrado una actitud de docilidad y de obediencia ante los dictados de Donald Trump, quien además ha tenido la peor actitud y falta de respeto hacia México.

Esperemos que estos tiempos de sumisión sólo sean pasajeros y que en los próximos años (con un nuevo régimen) haya un cambio de actitud del gobierno en torno a las pésimas conductas del vecino del norte. Sí ante el enemigo te pones en una actitud de candidez, lo más seguro es que prosiga con esa misma línea de ausencia de respeto.

Y mientras que el gobierno mexicano se lamenta de la violencia en Venezuela, aquí en México suceden muchísimos casos de violencia extrema y de ausencia de respeto hacia los Derechos Humanos. Estadísticamente ya van más de 120 mil muertos en el presente sexenio, consecuencia de la guerra contra el narco y de movilizaciones sociales. ¿Tenemos algo que envidiar a Venezuela?. Definitivamente no haya nada que presumir.

EL CASO DE XOCHITL

Mucho ha llamado la atención el asunto de Xochitl Tress. Buena parte de la opinión pública analiza que ha habido una excesiva conducta de castigo hacia la novia y exfuncionaria de Duarte. Todo apunta, sin embargo, a que haya un mayor trabajo jurídico hacia la esposa de Duarte, Karime Macías, a la que se le atribuye ser la gestora de grandes desvíos multimillonarios.

Y hasta la próxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s