* REFORMA EDUCATIVA, SIN BUENOS LECTORES


Por Raúl González Rivera
*

CON O SIN RELLENO SANITARIO,
XALAPA SIGUE HUNDIDA EN BASURA

Por Raul González Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Con prórroga o sin ella, la compañía que sigue explotando la concesión que se encarga de dar mantenimiento al relleno sanitario que se ubica en la congregación de Chiltoyac, la desgracia de la otrora Atenas veracruzana es que sigue hundida en la basura, porque sin saberse a ciencia cierta cuál es el estado que guarda el parque vehicular municipal, el existente no se da abasto para recoger las 400 toneladas que diariamente produce la población capitalina.
Cada tres años, o con el relevo constitucional de la autoridad edilicia, sus alcaldes aceptan que uno de sus retos más apremiantes es saber controlar la producción de basuras, amén de carecer de las unidades recolectoras suficientes para cubrir tal cometido, amén, por supuesto, de que la ciudad igualmente exhibe cotidianamente un aspecto que, por insalubre, evidencia la condición supuestamente cultural de la capital del estado de Veracruz.
Inclusive, la capital, apenas de una docena de años a la fecha, cuenta con un relleno sanitario que nunca en la historia de la misma había contado ni siquiera en la mesa de los proyectos.
Obviamente, el incremento poblacional acabó con una parte con la ciudad de ensueño que disfrutaron las viejas familias, porque entonces la contaminación ambiental estaba ausente, llovía casi diariamente y el clima fluctuaba entre frío y cálido, sin incurrir en los agobiantes calores de estos días. Además, el ambiente olía a limpio, muy fresco, y el común caminaba, mucho antes que conducir el automóvil o viajar en el coche de alquiler que se solicitaba previamente a alguno de los sitios establecidos en la ciudad.
El camión recolector de basuras lo hacía prácticamente al paso de cada residencia y colonia, pues el casco histórico era muy amplio y la periferia concluía en las avenidas hoy conocidas como Lázaro Cárdenas, Arco Sur o cualquiera de las vías que llevan a la zona residencial de Las Ánimas, que incluye a por lo menos 19 fraccionamientos habitacionales.
Así que a ninguna autoridad preocupó realmente que hubiera un relleno sanitario y un parque vehicular menos.
Cuando se sabe que en Zacatecas su capital cuenta con 60 unidades vehiculares para la recolección de basura y su población es infinitamente menor a la que habita en Xalapa, provocó necesariamente una envidia de la buena en quienes lo supieron, porque el problema de la basura sigue confinando a Xalapa en uno de los sitios preferidos del abandono y la negligencia.
Y es la hora en que ninguna autoridad ha levantado su diestra y reconocido que enfrenta con dicho fenómeno un problema inclusive letal para la salud pública, así como tampoco las comunas de Ricardo Ahued, David Velasco, Elizabeth Morales y la actual, que recibieron el relleno sanitario, nada dijeron ni dicen acerca del porqué la casi absoluta carencia de camiones recolectores, siendo el servicio de la limpia pública, sin duda, uno de los que más inciden a brindar a la población local y visitante, un rostro distinto de cuantos se conocen y que se encuentran metidos en las pestilencias que despiden las basuras, precisamente no bien tratadas ni transportadas a los depósitos establecidos justamente para ello.

* REFORMA EDUCATIVA,
SIN BUENOS LECTORES

Sin reparar en algunas más de las irregularidades en que incurre la Reforma Educativa, habría que recordar, no obstante, que las comparaciones son odiosas, pero si no se compara, el país ignora en dónde se encuentra.
En los campos de la lectura y la redacción, México justamente ocupa uno de los últimos lugares en el mundo. Es del dominio público, y particularmente de las autoridades educativas mexicanas, que Finlandia e India se apuntan en los primeros dos lugares con el privilegio de que sus connacionales leen y escriben correctamente.
Todo esto viene al canto, porque la tendencia aparente en este país es la de cerrar las puertas de las escuelas normales y con ello, igualmente, se dará el portazo definitivo para que los mexicanos de las nuevas generaciones y quienes están cursando la enseñanza media y media superior, alcancen los porcentajes que pudieran equiparar a un estudiante azteca, con uno de los estados europeos de occidente de mayor avanzada en la materia.
Leemos que la Escuela Normal Veracruzana vio reducir sensiblemente el número de aspirantes en sus últimas inscripciones, razón que tiene su respuesta, por cuanto a que el estado ya no se compromete a hacer entrega de sus plazas a los nuevos docentes, como había ocurrido siempre, y mucho menos les garantiza que entrando a la competición por conquistar un espacio donde trabajar lo vayan a obtener gracias a sus altos merecimientos en las pruebas de selección que la SEP vaya a aplicarles.
Empero, si ocurriera lo contrario, es decir, que los nuevos profesores obtienen su lugar de ocupación laboral contra viento y marea, la pregunta que necesariamente tendría que elevarse entonces es saber si a los alumnos de la escuela normal se les enseña a leer para comprender y a redactar. O, en caso contrario, si nada de esto ocurre en los salones de clase donde se forman precisamente los mentores más influyentes en la conformación cultural, intelectual y científicamente de los menores educandos, que es en la escuela primaria.
Porque vea usted, que a la escuela secundaria, la preparatoria y particularmente a la universidad, suelen arribar jovencitos de ambos sexos sin ningún dominio en lo que hace a redacción y lectura. No es ningún invento que el común de alumnos universitarios sólo lea un libro por año y que está relacionado con alguna de las asignaturas, obvio, la que más le agrada al educando, porque al resto de textos del plan de estudios acostumbra minimizarlos, bajo el argumento de que en sus años de cursar la escuela primaria no fue orientado ni instruido para saber leer ni aprender a redactar.
Y luego, disgusta saber a las instituciones mexicanas que en los escrutinios que realizan organismos internacionales, sobre el acervo y aspectos culturales y educativos, vayan por delante de los mexicanos, estudiantes chilenos, argentinos y cubanos, sólo para citar a educandos de planteles y universidades de la región latinoamericana.

* CONTRA DELINCUENCIA,
ES LA POLÍTICA SOCIAL

A los gobiernos falta tiempo, o la ausencia de visión en muchos de los funcionarios públicos, les impide diferenciar que para una sociedad en crisis de todo, el antídoto es necesariamente la política social.
Hay delincuentes de todas las jerarquías y colores, porque la ausencia de una política social está a la vista. Una entidad sin espacios laborales, bien pagados y con las prestaciones que algunos gozan en demasía, que no promueve para que los industriales y empresarios inviertan sobre tierras aztecas, necesariamente deberá confrontar el crecimiento de un fenómeno que por ser el delincuencial, mantiene al grueso de la población con el agobio, la desesperanza y el miedo.
En menos de doce años, la ciudad se vio rebasada por la violencia y la inseguridad. Inclusive, la autoridad municipal y la de la SSP en su momento, refirieron que tenían detectadas 40 bandas juveniles de hampones, pero vea usted que ninguna de las instancias del poder dijo algo para tranquilizar esos ánimos adversos para la tranquilidad de los ciudadanos, en el sentido de que se fueran a fortalecer las expectativas de empleo, escuela y sana recreación para las legiones de muchachos que estando en edad de trabajar o estudiar, no lo hacen.
Por el contrario, pareciera que el anuncio de la obra pública, que ciertamente no soluciona al cien las exigencias populares, fuera el propósito medular de toda institución y autoridad burocrática, siendo que una política social está haciendo falta horrores, ya que es la única que además de calmar la hambruna, es posible que pueda inhibir a las pandillas de hampones juveniles a continuar por la ruta difícil de incurrir en las prácticas de la violencia, la inseguridad y la criminalidad que, dicho sea de paso, sitúan a Veracruz en uno de los más penosos peldaños, sobre todo en lo que hace a los últimos doce años.
Un pueblo para ver abatidos los récords de la pobreza extrema, que conlleva a la producción de delincuentes, necesita invertir en educación y en la generación de empleos. Así lo hicieron los estados hermanos de Latinoamérica, con avances tan significativos, como es el hecho de que apenas sobreviven bajo condiciones de paz social y tranquilidad. Los ejemplos los tiene México en la región a la que pertenece como país. Los estados europeos son otra cosa y emularlos seguramente costaría atravesar sin rasguño alguno 500 o mil años luz.
Salud, empleo y educación, constituyen la llave que llevaría al éxito a cualquier sociedad en el mundo, sin embargo, son conceptos que no todos los días se externan por los políticos, empezando por allí el problema, el conflicto o la conjetura. La expectativa está siempre latente, en que algún día, en cualquier momento, el cambio sobrevenga. En lo que se mantienen pueblos y generaciones de mexicanos sin considerar ninguna esperanza. Al tiempo.

Anuncios

Un comentario en “* REFORMA EDUCATIVA, SIN BUENOS LECTORES

  1. Cito la siguiente línea de texto de este artículo:

    “..la pobreza extrema, que conlleva a la producción de delincuentes..”

    Ubicada en el párrafo final.
    Y mueve a la meditación, porque los pobres son señalados como potenciales delincuentes en forma constante por comentaristas o analistas de multitud de foros o espacios informativos.
    Pero la dinámica informativa nos restriega hasta el hartazgo las tropelías, hurtos y bandidaje de personajes cuya condición económica y nivel educativo nada tienen que ver con la pobreza.
    Sabemos bien que estos bandidazos son inmensamente ricos y viven en la opulencia insultante. Sin que su preocupación sea si habrá comer este día.
    @adolfoperez58

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s