LA ACTUAL CIUDAD DE VERACRUZ SE CONSTRUYÓ EN 1600, SEGÚN ALEXANDER VON HUMBOLDT


Ascendente
L.C.C. Mario Jesús Gaspar Cobarruvias, egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicacón, generación 1998-2002

Texto/Foto:

Mario Jesús Gaspar Cobarruvias *

El 22 de marzo de 1803 desembarca en el puerto novohispano de Acapulco, el naturalista, geógrafo y explorador prusiano Friedrich Wilhelm Heinrich Alexander Freiherr von Humboldt (1769-1859), mejor conocido actualmente solo como Alexander von Humboldt y considerado como el padre de la geografía moderna universal. A partir del 5 de junio de 1799, había zarpado del puerto de La Coruña y realizado un extenso viaje de estudios por los dominios españoles de la islas Canarias, desembarcó en Cumaná (Venezuela) y exploró los ríos Orinoco y Negro, después visitó Nueva Barcelona en Cuba, Trinidad y Tobago y Cartagena de Indias. Después cruzó por Bogotá y Quito, hasta la ciudad de Lima a través de los Andes peruanos. Finalmente, zarpó del puerto de Guayaquil rumbo al virreinato la Nueva España.

Humboldt contaba con dos salvoconductos, uno otorgado por el primer secretario de Estado y del Despacho del Rey Carlos IV, el ministro Mariano Luis de Urquijo y el otro extendido por el Consejo de Indias para realizar la expedición a tierras americanas. Tales documentos, conseguidos también gracias a la intervención del barón de Forell, embajador de Sajonia ante la corte española, debían presentarse ante las autoridades hispanoamericanas a fin de que él y su acompañante, el naturalista Aimé Jacques Alexandre Goujaud Bonpland, fueran socorridos oportunamente, dada su calidad de forasteros procedentes de Prusia y Francia; otorgándoseles facilidades para realizar su trabajo de investigación y relacionarse con las clases ilustradas de los virreinatos. Entre quienes conoció y compartió ideas, están los químicos y mineralogistas Manuel Andrés del Río y Fausto de Elhúyar; el arquitecto Manuel Tolsá; el pintor Rafael Ximeno y Planes; los intendentes de Puebla, Manuel de Flon y de Guanajuato, Juan Antonio Riaño; los obispos de Valladolid de Michoacán, Antonio de San Miguel y Manuel Abad y Queipo.

De esta forma, Humboldt y Bonpland visitaron la zona central de la Nueva España y finalmente, el 20 de enero de 1804 abandonaron la Ciudad de México rumbo a la ciudad de la Nueva Veracruz, para embarcarse rumbo a La Habana y Estados Unidos. La comitiva bajó por el camino real, que desde el 18 de abril de 1803 y bajo la dirección del ingeniero militar Diego García Conde, el Consulado de Veracruz estaba construyendo desde Perote hacia Xalapa y la Nueva Veracruz, donde estuvieron del 18 de febrero hasta el 7 de marzo del mismo año, antes de abandonar tierras novohispanas.

Los resultados de estos 5 años de investigación multidisciplinaria, fueron publicados en los 30 volúmenes de su obra “Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente”. El primero fue publicado en 1805 y el último en 1836. Esta obra magna, englobaba diversas obras subordinadas, que se publicaron independientes, siendo una de ellas el “Ensayo Político sobre el reino de la Nueva España” que vio la luz en 1811, publicada por la Casa Bouret de París y traducida también al español en 1822. En ella se vertieron los estudios realizados entre 1803 y 1804 en la Nueva España, aprovechando también los realizados por notables españoles y novohispanos antes que él, además de la valiosa información de censos, cartografía y de los Archivos de las ciudades, que el virrey José de Iturrigaray puso a su disposición. De esta forma, pudo sistematizar su estudio de la Nueva España y sus diferentes provincias con bastante riqueza de datos y aproximación a la exactitud como pocas veces se había intentado o logrado en el siglo XVIII.

En las página 61 y 62 de la segunda edición del “Ensayo Político sobre el reino de la Nueva España”, publicada, corregida y aumentada, adornada con mapas en 1827, Humboldt trata sobre la fundación de la ciudad de Veracruz, en base a los documentos que consultó en su momento y que le fueron proporcionados por las autoridades. Comienza señalando lo siguiente:

“La ciudad de Vera-Cruz se llama muchas veces Veracruz Nueva, para distinguirla de Veracruz Vieja, situada cerca del embocadero del río Antigua y que casi todos los historiadores consideran como la primera colonia que fundó Cortés”

Aquí refiere al nombre oficial con qué fundada la actual ciudad de Veracruz frente a la fortaleza de San Juan de Ulúa, Nueva Veracruz, obedeciendo la real provisión que el virrey don Gaspar de Zúñiga, Acevedo y Velasco, conde de Monterrey, había emitido el 28 de marzo de 1600, para otorgar Título de Ciudad, formalizando y consolidando el traslado de la ciudad de Veracruz de orillas del río Huitzilapan a los arenales frente a Ulúa, tal como ordenó en los años anteriores el difunto rey Felipe II. Sin embargo, este traslado no fue de una ciudad de un sitio a otro, como se imagina la población porteña en la segunda década del siglo XXI, sino algo más complicado que debe esclarecerse. La razón de que la nueva ciudad no se llamase simplemente Veracruz, fue porque ya existía desde el siglo anterior otra ciudad con ese nombre y que bien avanzado el siglo XVII se redujo a ser un pueblo de pescadores y negros libres, llamado La Antigua, a una legua de la desembocadura del río del mismo nombre. Para 1804, es comprensible que estos hechos se hubiesen comenzado ya a deformar por la oficialización de los usos y costumbres que también afectaban la toponimía de los pueblos y su memoria histórica:

Después Humboldt menciona que:

“El abate Clavigero ha probado la falsedad de esta opinión. La ciudad llamada Villarica, ó la villa Rica de Veracruz, que se empezó en el año 1519, estaba situada á tres leguas de Cempoalla, lugar principal de los Totonacos cerca del puertecillo de Chiahuitzla, que con dificultad se conoce en la obra de Robertson ser el que llama Quiabislan. Tres años después quedó la Villarica inhabitada, y los españoles fundaron al sur otra villa, que ha conservado el nombre de la Antigua”

Se refiere a que, en el mes de mayo de 1519, Hernán Cortés y sus capitanes promovieron la fundación de un cabildo para desligarlo de la autoridad del gobernador Diego de Velázquez y subordinarlo directamente al rey, Así nació la Villa Rica de la Vera Cruz, que junio de 1519 fue edificada materialmente en la rada frente al pueblo totonaco de Quiahuiztlan y que el 4 de julio de 1523 recibió Título de Ciudad. En diciembre de 1525, sus últimos 100 vecinos la abandonaron para fundar nuevamente la ciudad, ahora sólo con el nombre de Veracruz, pues ostentaba ya Título de Ciudad y había dejado en 1523 de tener rango de villa. En 1527 les fue ratificado el Título de Ciudad y en 1547 fueron emitidas las ordenanzas del Cabildo, Justicia y Regimiento de la ciudad de Veracruz y confirmadas en 1549 por el virrey Antonio de Mendoza y Pacheco. Para la época de Humboldt, la ciudad de Veracruz era conocida como pueblo de La Antigua aunque nunca fue desposeída de su Título de Ciudad y había sido sede de los poderes de la alcaldía mayor de Veracruz La Vieja, reintegrada a partir de 1786 como parte de la Intendencia de Veracruz.

Humboldt menciona a dos autores: el sacerdote jesuita Francisco Xavier Clavigero o Clavijero (1731-1787), autor de “Historia antigua de México”, quien en 1780 había determinado y dado a conocer en su Tomo III, que el 21 de abril de 1519 -según el calendario juliano que se usó hasta 1582, había sido la fecha de llegada de los españoles de Cortés a la costa veracruzana y el 22 el desembarco, no la fundación del cabildo de la Villa Rica de la Vera Cruz, como muy erróneamente pretenden el municipio de Veracruz y asociaciones de ciudadanos celebrar en 2019. También menciona al historiador escocés William Robertson (1721-1793), autor de “Historia de la América” publicada en 1796 por su hijo, tras su muerte. Robertson trató también la historia de la fundación de la Villa Rica de la Vera Cruz y su obra, junto con la de Clavijero, eran las más recientes y fueron usadas como referencias por Humboldt para procesar la gran cantidad de datos obtenidos en su gran periplo americano.

Como puede notarse, y a semejanza de hoy en día, ya desde la época de Humboldt circulaban incluso en los círculos ilustrados de la Nueva España, versiones erróneas de la fundación de la Villa Rica de la Vera Cruz, que hoy aún sobreviven en las informaciones mal fundamentadas y hasta fantásticas, que reciben los turistas al visitar el pueblo de La Antigua, al cuál los informadores turísticos y niños, dicen que va a cumplir 500 años de fundación refiriéndose al lugar, cuando la realidad es que es el cabildo de la Villa Rica, antecesor del actual cabildo del municipio de La Antigua, él que cumplirá tal antigüedad. El pueblo de La Antigua fue fundado en 1525 y con el nombre de ciudad de Veracruz.

Humboldt continúa:

“En el país se cree, que esta segunda colonia se abandonó de nuevo á causa de la enfermedad del vómito, que ya en aquella época arrebataba mas de dos tercios de los españoles que desembarcaban en la estación de los grandes calores”

La realidad que reflejan los documentos históricos del Archivo General de la Nación y que el municipio porteño ha insistido en ignorar, es que la ciudad de Veracruz o pueblo de La Antigua, nunca fue abandonada y aun permanece habitada. La intención del rey Felipe II era cambiar completamente la Veracruz de ubicación, emigrando su población y cabildo municipal, pero tal eventualidad se dio de una forma no convencional como sucedió con otras ciudades como Santo Domingo o Panamá La Vieja, que sí abandonaron -incluso a la fuerza o quemando las casas- sus asentamientos primigenios para establecerse en otros lugares más propicios. Para 1600, la ciudad de Veracruz ya había echado raíces firmes y buena parte de los pobladores se rehusaron a moverse a un nuevo paraje tan inseguro y desfavorable como lo era el pueblo de Buitrón o Ventas de Buitrón, sitio de descarga de la flota de la Carrera de Indias.

Si bien la orden del rey era firme, para finales del siglo XVI no tenía ya el mismo poder que en la época de Cortés en una población de importancia estratégica y comercial como la Veracruz. En este periodo, los pueblos y ciudades podían negociar y ante la ausencia de un ejército profesional español en ultramar, el riesgo de rebeliones y ver cortado el suministro de riquezas y mercancías era grande y latente. Incluso los pueblos de indios podían negociar los tributos con los reyes, argumentando los servicios prestados en otras áreas fundamentales. Así, en 1597 se trasladaron los oficiales y la caja de la Real Hacienda -principal preocupación del rey- y en 1599, tras recibir el nuevo rey Felipe III las cartas del contador real Antonio Cotrina informándole de las desventajas de Buitrón, se decidió optar por una política de cambio voluntario: aproximadamente 200 vecinos españoles de la Veracruz emigraron con los años a Buitrón, pero aun así se quedaron otros con el cabildo y el alcalde mayor. Los regidores no se trasladaron por fuerza, se les ofreció seguir ejerciendo el mismo cargo en las dos ciudades, pero esto no se hizo enseguida y habrían de pasar más de 7 años. Es decir, al no moverse el cabildo, no se movía realmente la ciudad, pues esta existe solo mientras sobreviva su cabildo representando a sus vecinos.

La solución que aplicó el virrrey conde de Monterrey fue fundar una nueva ciudad sin historia previa como villa, se rebautizó al pueblo de Buitrón como Nueva Veracruz y el 28 de marzo de 1600 se le emitió su Título de Ciudad, condicionado a que fuera ratificado por el rey en los años siguientes. En otras palabras, el virrey fundó una ciudad gemela o con idénticos derechos y privilegios que la ciudad de Veracruz, a fin de cumplir la orden dada por Felipe II. No hubo mudanza de una ciudad sino la existencia de dos al mismo tiempo, Veracruz y Nueva Veracruz. Numerosos documentos detallan constantemente a la “ciudad nueva”, a “la nueva ciudad”, pues la Nueva Veracruz fue en realidad un pueblo costero elevado repentinamente al rango de ciudad, no una ciudad con décadas de vida urbana cambiando de ubicación. El Título de Ciudad confirma esto y ordena fundar el cabildo de la Nueva Veracruz, que tomó su primer acuerdo el 7 de marzo de 1601, con ello la ciudad y su cabildo nacieron al mismo tiempo y en 2019, su antigüedad será de 419 años, no de 500.

Refuerza aun más esta situación, los pleitos que ambos cabildos sostuvieron por las tierras, ya que la Nueva Veracruz nació sin una jurisdicción territorial definida y que finalizaron cuando el virrey ordenó delimitar y dividir el territorio de la Veracruz en diciembre de 1608, con lo que ambas ciudades quedaron separadas por el río Grande. De esta forma, siendo imprescindible ante las leyes que una ciudad tenga bien definido su territorio para poder ser considerada municipio, es que la actual ciudad de Veracruz nunca ha sido el primer municipio de América como erróneamente han promovido sus alcaldes, pues fundada en 1600 y definidos sus limites en 1608, atrás de ella hay al menos y en opinión de diversos autores, alrededor de 700 villas y ciudades en el continente, fundados antes de finalizar el siglo XVI. De igual forma, La Antigua tampoco ha sido primer municipio de América, pues cuando se fundó su cabildo en 1519, ya existían 16 ciudades y decenas de villas españolas en las islas y el istmo de Panamá, dotadas con jurisdicción municipal. La Antigua solo ha sido heredera de la primera ciudad de la Nueva España e incluso San Juan de Ulúa, tampoco es el primer puerto de América como actualmente se le cuenta a los ciudadanos dándole importancia continental a la que solo es nacional, para glorificar a sus lugares de origen, que sí tienen gloria propia pero no por estas razones.

Posteriormente a 1608, por falta de personas que compraran el puesto de regidores en la Veracruz, su cabildo dejó de reunirse aunque conservando el derecho a hacerlo cuando la población española residual tras la emigración de 1600 aumentase, cosa que nunca sucedió. Pero este hecho, fue aprovechado jurídicamente por el cabildo de la Nueva Veracruz para escribir al rey y decir que la ciudad de Veracruz se había mudado y que el cabildo de aquella se había extinguido. ¿La razón? La aplicación de los privilegios y derechos -muchos de ellos comerciales, territoriales y cobro de impuestos- que el virrey conde de Monterrey otorgaba en el Título de Ciudad de 1600.

“El virey conde de Monterey, que gobernó el reino de Méjico á últimos del siglo xvi, hizo echar los cimientos de la Nueva Veracruz ó de la ciudad actual, frente del islote de San Juan de Ulua, en la playa de Chalchiuhcuecan, en el mismo parage donde desembarcó Cortés el día 21 de abril de 1519”

El conde de Monterrey gobernó el virreinato de la Nueva España entre el 5 de noviembre de 1595 y 26 de octubre de 1603 y fue quien ordenó fundar y construir la Nueva Veracruz, además de darle provisionalmente su Título de Ciudad en 1600. Para fines del siglo XVI, dada la enormidad de los territorios agregados a la corona española y las enormes distancias a cubrir, la autoridad de los trámites de fundación de la época de Colón, Pedro Arias de Dávila y Hernán Cortés, a semejanza de las ciudades de la Península Ibérica bajo el régimen del municipio libre de Castilla, había sido delegada a los virreyes y gobernadores, más que a los propios conquistadores y colonos. Así, el funcionario podía ordenar a distancia sin estar presente, la creación de las instituciones que ordenaran la vida civil en las lejanas provincias. Por esta razón, Hernán Cortés no es el fundador de la Nueva Veracruz, pues murió en 1547 y a él, como capitán general, solo se le deben la fundación de la Villa Rica de la Vera Cruz en 1519 (en persona) y la Veracruz en 1525 (por orden antes de partir a su expedición en Las Hibueras).

La actual ciudad de Veracruz, es ya una ciudad del siglo XVII e incluso su trazo urbano fue hecho según las ordenanzas del rey Felipe II en 1573 y no las de 1526 que su antecesor Carlos I emitió a Hernán Cortés. Empeñada en atribuirse 500 años de antigüedad, nunca ha rendido homenaje a la memoria de su verdadero fundador, el conde de Monterrey, personaje cuyas virtudes de honradez como virrey y buen gobierno con los naturales en los virreinatos de Nueva España y Perú, honrarían ampliamente a cualquier ciudad del mundo.

El sitio del desembarco de Cortés en 1519 y la ubicación de su campamento que en el mes de mayo fue convertido provisionalmente en villa sin edificios permanentes, son todavía desconocidos. A lo largo de los siglos se les ha ubicado tentativamente en algún punto del Centro Histórico o de la franja costera hasta Mocambo, por lo que decir o asegurar que en un lugar fue exactamente, es válido solamente como símbolo pero no para creerse como una realidad documentada.

“Esta tercera villa no ha obtenido los privilegios de ciudad hasta el reinado de Felipe III en 1615”

Los privilegios se refieren al contenido del Título de Ciudad, la Nueva Veracruz lo recibió en 1600 y fue ratificado en 1615 y 1640, para efecto de diversos trámites. Ese primer Título de Ciudad fue encontrado en 1939 por el historiador Manuel B. Trens en el Archivo General de la Nación y pese a que lo hizo público en su obra “Historia de Veracruz y de su Ayuntamiento” publicada en 1955, el actual municipio de Veracruz lo sigue ignorando, cuando en otras ciudades de origen español, se festeja con orgullo la fecha de emisión de sus títulos de ciudad; pues estos documentos elevaban a sus poblaciones del rango de villa al de ciudad con todas las ventajas económicas, sociales y militares que ello conllevaba. Se trata también de un documento que el cabildo de la Nueva Veracruz -igual que ahora- no se interesó en dar a conocer ampliamente.

Numerosos viajeros que visitaron la Nueva Veracruz a partir de 1600, dejaron testimonios de que fue fundada en 1600 y no en 1519, ya fuera que sus fuentes hayan sido de las autoridades -como fue el caso de Humboldt- o de la tradición popular. Será hasta 1969, cuando el municipio veracruzano decida cambiar la fecha de celebración de fundación de la ciudad que se venía considerando -7 de marzo de 1601- para aumentarle, de golpe político y cuadrando la historia conocida, los 81 años que faltarían entre 1519 y 1600. Y tal error, es el que se quiere perpetuar con el lustre de grandes festejos, en 2019.

Es preciso destacar, que es absolutamente falso que alguien diga que no hay documentos históricos que contradigan que la fundación de la actual ciudad de Veracruz fue en 1519, porque sí los hay y en abundancia. La obra de Alexander von Humboldt es solo uno de las muchas que se han conservado y se pueden consultar hasta nuestros días, por quien tenga la voluntad de leerlas, aprender y cambiar su percepción del pasado, abandonando la simple mitología por una compleja pero muy humana historia documentada, cuya interpretación y aplicación afecten nuestro presente en forma veraz.

 

  • El autor es originario de la ciudad de Veracruz, licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Veracruzana, diplomado en Historia del Arte prehispánico, colonial y mexicano por el Instituto Veracruzano de la Cultura. Ha sido galardonado 2 veces con la medalla “Veracruz al Mérito” por la Institución de la Superación Ciudadana en 2014 y 2016, entre otros muchos reconocimientos por su labor de investigación y difusión histórica. Estudió también la carrera de Artes Plásticas en la Escuela Municipal de Bellas Artes. Ha sido profesor de Historia Universal y de México. Actualmente es investigador independiente en historia, conferencista estatal, fotógrafo, diseñador, explorador de campo y fundador-director del equipo de Exploración y Estudio del Camino Real Veracruz-México (EXESCR).

BIBLIOGRAFÍA:

Humboldt de, Alexander. ENSAYO POLÍTICO SOBRE LA NUEVA ESPAÑA. Tomo II 2a. Edición traducida al castellano por don Vicente González Arnao, Casa de Jules Rounard, París, 1827.

Ruíz Gordillo, Javier Omar. LA ANTIGUA VERACRUZ. 1a. Edición, Gobierno del Estado de Veracruz de Ignacio de La Llave y Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Veracruz, 2014.

Trens Marentes, Manuel. Bartolomé, HISTORIA DE VERACRUZ, TOMO II, LA DOMINACIÓN ESPAÑOLA 1519-1808. Reeditada. Secretaría de Educación y Cultura, Gobierno del Estado de Veracruz, Xalapa-Enríquez, Ver. México, 1992.

 

FUENTES ELECTRÓNICAS:

ALEXANDER VON HUMBOLDT Y EL RELATO DE SU VIAJE AMERICANO REDACTADO EN FILADELFIA, Miguel Ángel Puig-Samper y Sandra Rebok,
Instituto de Historia, CSIC, Revista de Indias, 2002, vol. LXII, núm. 224
Págs. 69-84, ISSN: 0034-8341:
http://revistadeindias.revistas.csic.es/…/527&a=bi&pagenumb…

HUMBOLDT EN LA NUEVA ESPAÑA, Chapter 4, Jaime Labastida, Culture and Society in the New World:
https://www.gc.cuny.edu/…/Bildn…/Publications/labastida4.pdf

NUEVA ESPAÑA, ENSAYO POLÍTICO SOBRE EL REINO DE LA, Enciclopediagro.org:
http://www.enciclopediagro.org/…/1094-nueva-espana-ensayo-p…

LA FUNDACIÓN DE LA ANTIGUA EN 1525, Mario Jesús Gaspar Cobarruvias, septiembre 13 de 2017:
https://efacico.wordpress.com/…/fundacion-de-la-antigua-en…/

RESEÑA HISTÓRICA DE VERACRUZ LA ANTIGUA ENTRE 1519 Y 1786, E-Facico, Mario Jesús Gaspar Cobarruvias, Wenceslao García Hernández, julio 3 de 2017:
https://efacico.wordpress.com/…/resena-historica-de-veracr…/

ALGUNOS MITOS DE LA FUNDACIÓN DE LA ACTUAL CIUDAD DE VERACRUZ, E-Facico, Mario Jesús Gaspar Cobarruvias, mayo 17 de 2017:
https://efacico.wordpress.com/…/algunos-mitos-de-la-fundac…/

LA COLONIZACIÓN ESPAÑOLA DE LA AMÉRICA CONTINENTAL NO INICIÓ EN MÉXICO SINO EN VENEZUELA Y EL ISTMO DE PANAMÁ, E-Facico, Lic, Mario Jesús Gaspar Cobarruvias, junio 14 de 2017:
https://efacico.wordpress.com/…/la-colonizacion-espanola-d…/

NUEVA VERACRUZ: CREACIÓN DE SU NUEVO CABILDO Y REGIDORES EN 1600. Uluapa Sr., 25 abril 2017:
https://aguapasada.wordpress.com/…/nueva-veracruz-creacion…/

VERACRUZ – NUEVA VERACRUZ: DOS CIUDADES Y UN NUEVO CABILDO, Uluapa Sr., 25 abril 2014:
https://aguapasada.wordpress.com/…/veracruz-nueva-veracruz…/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s